ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
WRadio de Colombia ofrece un espacio para la propaganda anti-israelí
por Masha Gabriel y Marcelo Wio
23 de Abril de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
La emisora WRadio, de Colombia emitía el 21 de abril de 2015 un repaso al documental Nacido en Gaza, de Hernán Zin, centrado en el testimonio de niños gazatíes durante el conflicto de verano de 2014. El programa contó con la presencia del autor en plena promoción de su obra.

El programa no sólo careció de toda seriedad en el análisis del conflicto sino que fue una sucesión de lugares comunes y eslóganes manipulativos, apelando a la emotividad del oyente.

Parte del discurso se justificó minimizando la amenaza a la que se ven sometidos los habitantes del Estado judío, e incluso el entrevistado se permitió ironizar respecto al sufrimiento de los niños israelíes.

Como colofón a la absoluta falta de rigor, el programa hacía suya una lamentable comparación entre los judíos y los nazis – banalizando, así, el Holocausto y el nazismo -, al comparar a Gaza con el ghetto de Varsovia y decir que “muchos de los hijos y nietos de víctimas se han convertido en victimarios”.

Analizamos a continuación algunos de los aspectos más destacables del programa que contribuyen a la desinformación respecto a la región.
 

1. Gaza no está ocupada

Por mucho que Zin centre la base del conflicto en los “60 años de ocupación”, hay que recordar que Gaza no está ocupada. En el año 2005 Israel restiró todo su ejército de la región.

Un aspecto esencial que WRadio pasa por alto y que sin embargo altera profundamente la realidad de la región.
 

2. Hamas, ese gran ausente

A lo largo de todo el programa, no se menciona una sola vez la palabra “Hamas” que, sin embargo, es el grupo terrorista que controla Gaza, y que se responsabiliza del lanzamiento de los miles de cohetes y misiles contra Israel, y que en 2011 se vanagloriaba de ser responsables del asesinato de 1365 israelíes en 1117 atentados en Israel.

¿Cómo es posible hablar de la situación de los habitantes de una región y no mencionar ni una sola vez a sus gobernantes?
 

3. Falta de contexto

Lo que WRadio presenta como un simple “ataque de Israel”, fue una respuesta ante el indiscriminado y masivo lanzamiento desde Gaza de 250 cohetes en apenas tres semanas (por no hablar de los 450 desde principios de año y de los más de 11.000 desde 2005). Esto es esencial para entender las responsabilidades de cada uno de los actores de la región, y no limitar la información a un aspecto emocional desligado de la realidad.
 

4 Los cohetes y misiles contra Israel no son “ridículos”

Hernan Zin minimiza la amenaza a la que está sometida la población israelí al su alcance y su letalidad al asegurar que “los misiles que se lanzan de Gaza son ridículos” que “no llegan”, que tan sólo afectan a Sderot y Ashkelon, y que el 90% restante de Israel se encuentra libre de la amenaza. La realidad es bien distinta. Los misiles han llegado a Tel Aviv, a Jerusalén, incluso a Haifa, poniendo al 80% del país al alcance de Hamas. Y, recordemos, Hamas tiene como objetivo la aniquilación de Israel y de los judíos en general, tal y como lo especifica en su carta fundacional.

Por otra parte, el hecho de que Israel haya diseñado un sistema de defensa contra misiles – refugios y la Cúpula de Hierro -, no implica que éstos últimos sean “ridículos”. De hecho, además del cohete Qassam de fabricación propia, Hamas cuenta con una variedad de misiles suministrados por Irán como “cohetes ligeros de 107mm, cohetes tipo “Grad” de 122mm. y cohetes de largo alcance M302” (Guerras Posmodernas).
 

5. Los niños israelíes también son víctimas

Según Zin, no hay traumas que mostrar entre los niños israelíes, ya que durante el conflicto se encontraban “en un parque de agua” o “haciendo surf”.

No se enteró Zin de que esos niños además corrían a los refugios cada dos por tres, alertados por las sirenas ante el constante lanzamiento de cohetes y misiles por parte de Hamas y que también tienen traumas psicológicos. De hecho, incluso las guarderías en Israel se construyen como refugios de misiles.
 

6. Justificación del terrorismo

El terrorismo no es tal para el locutor del programa, puesto que, según asegura, el documental explica “por qué un niño como el que van a escuchar, a veces, cuando la esperanza se ha perdido, lo único que le queda es irse a la resistencia y morir por los suyos”.

WRadio adopta así las “justificaciones”, eufemismos y mistificación de la retórica de Hamas y la Yihad Islámica (y sus métodos de utilización de la población civil gazatí y de ataque a la población civil israelí) y de los grupos terroristas en general.
 

7. El bloqueo y los verdaderos datos

El entrevistado lamenta el bloqueo al que está sometida la Franja de Gaza, pero omite explicar el motivo de dicho bloqueo y de las “recurrentes operaciones militares”. De hecho, se omite el hecho de que el bloqueo es totalmente legal según la ley internacional y así lo reflejó la ONU en su informe al respecto.

Por otra parte, Zin tergiversa la realidad al asegurar que está “cerrado a cal y canto” y que “las mercancías que entran son cada vez menos”. Lo cierto es que las mercancías que entran son cada vez más, ya que incluso se permite la entrada de cemento.

“Algo muy importe - avisaba Zin en el transcurso de la entrevista-…, no entraron más que 6000 toneladas para reconstruir, no permiten la entrada de materiales”.

Pero según la Coordinadora Gubernamental israelí de Actividades en los Territorios (COGAT), sólo en enero de 2015 ingresaron a la Franja de Gaza, desde Israel, 15.205 toneladas de material de construcción (50.000 toneladas en lo que va de año – 4 meses). Sumado a esto, en diciembre de 2014 el diario Algemeiner daba cuenta de que un periodista palestino había publicado un su cuenta de Twitter una imagen de cemento importado a Gaza bajo los auspicios de la ONU, siendo vendido en el mercado negro. Además, según explicaba el Middle East Media Research Institute (MEMRI), Hamas también se está rearmando. MEMRI decía que los altos cargos de Hamas incluso se “jactan de que sus fábricas [de cohetes] están produciendo sin descanso”. A su vez, Hamas también está reconstruyendo los túneles.

Es más, Hamas tiene la llave de dicho bloqueo. Para ponerle fin sólo se le exige que cumpla las tres exigencias del Cuarteto para Oriente Medio compuesto por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y la ONU. Es decir reconocer a Israel, renunciar a la violencia y aceptar los acuerdos palestino-israelíes previos. Hamás se niega.

En resumen, el programa de WRadio resultó un ejercicio de empatía emocional con la infancia gazatí, víctima indudable de la guerra. Pero falló en el análisis al apelar a los lugares comunes. Y esa falta de rigor informativo termina condenando a la víctima al exculpar al verdadero culpable.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009