ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Ejercicio: unir los puntos/hechos de la realidad del conflicto palestino-israelí
por Marcelo Wio
16 de Febrero de 2016

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
¿Recuerdan cuando de pequeños nos daban esos cuadernos de dibujo en los que unos numerous guiaban el trazado de una figura?
 

 
Los hechos actuales, a veces, también brindan la posibilidad de seguir un trazado para arribar, si no a una figura, al menos a una idea de los hilos que unen a unos hechos con otros (o a la ausencia de nexos, de conexiones; descartando falsas relaciones causales).

Veamos, por ejemplo, a qué idea – o bosquejo de idea – nos llevan los siguientes puntos.

Pero antes que nada, un breve recordatorio:

Resolución 242 del Consejo de Segurirdad de la ONU (1967), piedra basal de cualquier acuerdo de paz: “... promover un acuerdo y de ayudar en los esfuerzos para lograr una solución pacífica y aceptada...” Es decir, evidentemente, una solución negociada entre las partes.

Los Acuerdos de Oslo, firmados entre la OLP en representación de los palestinos e Israel en 1995, estipulaban ya en su preábmulo que reafirmaban “su entendimiento de que el gobierno autónomo provisional que figura en el presente Acuerdo es parte integrante de todo el proceso de paz y que las negociaciones sobre el estatuto permanente… darán lugar a la aplicación de la Resolución 242 del Consejo de Seguridad y 338…”.

El Cuarteto de Medio Oriente, por otra parte (Naciones Unidas, Unión Europea, Rusia y Estados Unidos), en unadeclaración emitida el 26 de junio de 2009, afirma que:

“...acciones unilaterales adoptadas por cualquiera de las partes no pueden [determinar de antemano] el resultado de las negociaciones y no serán reconocidas por la comunidad internacional”.

Así, tanto las Naciones Unidas, la Unión Europea y Rusia "consideran" que la "soberanía territorial" debe llegar producto de negociaciones.

Y, finalmente, Jeffrey S. Helmreich, teórico del derecho, explicaba en un artículo de 2003 (Diplomatic and Legal Aspects of the Settlement Issue) que:

“…el acuerdo de paz alcanzado por Israel y los palestinos en Oslo, junto con el Acuerdo Provisional de 1995, permiten el crecimiento de los asentamientos así como el crecimiento - y la creación - de comunidades palestinas en los territorios disputados. Los palestinos adquirieron los derechos para la planificación y la división por zonas en el área A; en tanto que Israel retuvo los mismos derechos en área C, donde los asentamientos estaban localizados. El estatuto jurídico se debía alcanzar y decidir sólo en las negociaciones de estatus finales que, lamentablemente, nunca ocurrieron. Hasta que este punto sea alcanzado, el crecimiento de asentamientos [en el área C] permanece dentro del alcance legal de los Acuerdos de Oslo”.

 
Ahora, sí, a dibujar...
 
 
Punto 1

29 de enero de 2016 (Associated Press)

“Francia reconocerá un Estado palestino si los esfuerzos para reanudar las pláticas de paz entre Israel y los palestinos fracasan...”

 
Punto 2

15 de febrero de 2016 (Arutz Sheva)

“Durante una visita a Japón, [ayer] lunes, [el Ministro de Exteriores de la Autoridad Palestina, Riyad] al-Malki prometió no participar nunca más en negociaciones directas con Israel hacia una solución definitiva. ‘Nunca volvermos a sentarnos en negociaciones directas con Israel'”.

¿Para qué hacerlo?

Negociar implicar recibir, renunciar, aceptar, ofrecer, conceder para obtener...
 
 
Punto 3

9 de febrero de 2016 (CAMERA)

“Refiriéndose a los ataques terroristas palestinos contra israelíes, Fayez Abu Aita, un portavoz del movimiento Fatah, que controla la Autoridad Palestina, llamó a ‘intensificar y desarrollas el levantamiento popular'”.

Además, reconoció que tanto el liderazgo palestino comode Fatah brindan “apoyo moral y material” al “levantamiento popular”, “de manera que pueda continuar”.

 
Punto 4

La ONU, ese organismo que siempre parece estar bien predispuesto a transformarse en un foro internacional para la demonización y deslegitimación de Israel, a la vez que sirve para eximir y limpiar la imagen de los líderes palestinos y de sus organizaciones. El caso más reciente: la nota de opinión en el New York Times de su Secretario General, Ban Ki Moon. 

 
Un par de puntos adicionales para quien quiera seguir trazando razones:

MahmoudAbbas, presidente de la Autoridad Palestina y líder de Fatah, decía, el 28 de octubre de 2015 ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que:

“...esta prolongada ocupación israelí de nuestra tierra. Luego de 67 años [es decir, desde la creación del Estado de Israel]...”.

Este, de lejanía cronológica, aunque no ideológica: El 15 de septiembre de 2011, en una entrevista en el diario libanés Daily Star, Abdullah Abdullah, embajador palestino en el Líbano, aseguró:

Cuando tengamos un estado aceptado como miembro de las Naciones Unidas, no será el fin del conflico. Esto no es una solución al conflicto. Esto es sólo un nuevo marco que cambiará las reglas del juego”.

¿Qué dibujo va apareciendo sobre el papel?

Tenga en cuenta que los puntos abundan; basta con visitar nuestra web - http://www.revistamo.org/, http://www.camera.org/, http://bbcwatch.org/ - para hacerse una idea de su cantidad. Tal cantidad, que al final terminan por descubrir el dibujo sin mediación de lápiz que los una.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009