ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Trato diferencial y uso parcial de las fuentes
por Grupo ReVista
12 de Octubre de 2012

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

La reciente respuesta turca al ataque desde Siria fue recogida por los medios en español de manera muy distinta a las respuestas israelíes a los constantes ataques terroristas desde la Franja de Gaza.

La noticia sobre el ataque turco a Siria, en respuesta al asesinato de cinco civiles turcos a raíz del lanzamiento de morteros desde el país gobernado por Bashar Al Assad, fue cubierto por la prensa internacional de manera masiva.

A continuación, dos de los titulares que dieron cuenta del suceso:

· En el diario El País: “Turquía ataca objetivos en Siria tras la muerte de cinco civiles en su frontera”

· En El Universal: “Turquía ataca objetivos en Siria tras ataque”

Entre los medios que reportaron la información se encontraba la agencia EFE, que reportó lo sucedido y citó, sobre todo, a fuentes de información turcas. Entre ellas:

· Fuentes oficiales ( “Gobierno de Ankara”, un comunicado de la Oficina del primer ministro turco, al viceprimer ministro Bulent Arinc, al ministro de Asuntos Exteriores, Ahmed Davotoglu)

· Medios de información turcos (Hurryiet y CNNturk)

· Fuentes internacionales (Naciones Unidas)

EFE, a través de un comunicado de la oficina del primer ministro, describe el hecho de la siguiente manera:

“‘Nuestras Fuerzas Armadas, siguiendo las reglas internacionales de entrada en combate, han bombardeado objetivos en Siria en respuesta al abyecto ataque y tras determinar mediante el radar desde donde fueron disparados' los obuses que cayeron, afirma un comunicado de la oficina del primer ministro, citado por CNNTürk”.

“‘Cuando nuestros ciudadanos pierden la vida y nuestro territorio es atacado, desde luego protegeremos nuestros derechos", prometió el viceprimer ministro [de Turquía]”.

Así, la nota de Efe destaca las fuentes de información de Turquía, el país agredido, y señala, al menos, tres puntos de vista oficiales, además del de los principales medios de comunicación turcos.

En este sentido, cabe destacar que varias de las declaraciones de los líderes turcos hacen referencia a la carta de la OTAN como justificación del ataque a Siria, en particular del artículo 5 del mandato de esa organización internacional lo que indica legitimidad en la acción.

Sin embargo, llama la atención que no se informe sobre quiénes son los autores de la provocación contra Turquía. ¿Opositores o seguidores del régimen de Assad? La respuesta a esta pregunta pasa a un segundo término. El punto de vista de Turquía, el país agredido, privilegiado, centra la nota.

Otros titulares relacionados con este episodio de violencia entre Turquía y Siria fueron:

· “Turquía amenaza al régimen sirio con una respuesta militar ‘más potente'”, del diario El Mundo

· “Advierte OTAN a Siria que está lista para defender a Turquía”, del Excelsior

De esta manera, los titulares inciden en retratar el apoyo internacional a Turquía, país agredido por el lanzamiento de morteros desde Siria. Las fuentes citadas son predominantemente turcas y la información sobre la autoría de la provocación pierde importancia.

Israel y Gaza

Durante octubre de 2012, de forma prácticamente paralela a los ataques de Siria a Turquía, con la correspondiente respuesta turca, Hamás y otras organizaciones terroristas palestinas lanzaban decenas de cohetes contra territorio israelí. Los medios de referencia titulaban:

· “Israel lanza ataque aéreo contra Gaza”, en Últimas Noticias

· “Israel y las facciones armadas de la franja de Gaza se atacan mutuamente”, en el diario El Mundo

· “Lanzan cohetes desde Gaza a Israel sin dejar víctimas”, en Crónica.mx

· “Israel se enfrenta contra rebeldes de Gaza”, en Los Tiempos

Algunos de estos titulares reflejan un ataque, cuyo protagonista es Israel. Sin embargo, el acento no se pone en el apoyo al país agredido, como en el caso de turco, sino que, por el contrario, los agresores obtienen credibilidad y protagonismo. (En incluso, son denominados “rebeldes”. Es preciso recalcar que Israel se retiró unilateral y totalmente de Gaza en 2005 – momento en el que comenzó la escalada de ataques con cohetes y morteros - y que el propio grupo terrorista Hamas no considera a la Franja territorio ocupado).

En el caso del diario venezolano Últimas Noticias, se retrata a Israel como el agresor principal, a pesar de que su respuesta, al igual que la de Turquía frente a Siria, obedece a una reacción ante un ataque armado contra su territorio.

En este caso, en donde Últimas Noticias cita como autores de la nota a su propia redacción y a la Agencia Efe, las fuentes consultadas son: las “milicias palestinas” y portavoces de Hamás, así como de la Yihad Islámica (véase el artículo de análisis Los terroristas como fuente de información válida, de ReVista).

Posteriormente, se cita al “Ejército israelí” para matizar una afirmación de las fuentes palestinas con relación al número de cohetes que cayeron sobre Israel. Y, tras ello, de nuevo se cita a una fuente palestina: el Ministerio de Sanidad en Gaza.

Así, de las cinco fuentes consultadas por los periodistas, cuatro resultan ser palestinas, y sólo una de ellas israelí. Al contrario del tratamiento de la información sobre Turquía y Siria, en donde la mayoría de fuentes se centraban en retratar la perspectiva del país agredido.

Sobre este mismo acontecimiento, el diario digital Los Tiempos.com ilustra la nota con la fotografía de un hombre y un niño palestinos cubiertos con sangre en un hospital. Las fuentes citadas por este medio, que reporta desde Gaza son: un funcionario palestino de salud, líderes de Hamás, el Ministerio del Interior de Gaza y una “vocera (portavoz) del ejército israelí”.

De esta forma, se detecta un uso parcial de fuentes en donde por cada tres fuentes palestinas se consulta a una israelí.

En ambos casos, la única fuente israelí citada es una persona vinculada al Ejército, no al gobierno, ni a los ministerios.

En este sentido, destaca que son las fuerzas armadas quienes hablan por Israel, mientras que, en el caso de Palestina son médicos, políticos y “milicianos”.

En ocasiones recientes, en donde Israel ha respondido a ataques armados por parte de terroristas palestinos contra su territorio, el tratamiento también ha resultado parcial.

Un titular del diario mexicano El Universal (“Israel bombardea Gaza en respuesta a ataques”) resulta descriptivo de lo expuesto: el término bombardea da la impresión de algo generalizado, ya sea contra toda la ciudad de Gaza, o bien contra toda la Franja. Ya en el artículo, elaborado por la Agencia Efe, y que el diario cita, comienza con un párrafo que señala a los palestinos como víctimas:

“Al menos seis palestinos murieron entre ellos un comandante de un grupo armado y un niño, en los ataques aéreos que la Fuerza Aérea israelí lanzó hoy como respuesta a los atentados en el sur del país”.

En esta nota, las fuentes utilizadas por la agencia de noticias española aparecen en el siguiente orden:

1. Fuentes de los servicios de emergencia en Gaza: “aviones israelíes atacaron la vivienda de un miliciano”.

a. Posteriormente, Efe no cita a ninguna fuente y se centra en describir el contexto de lo ocurrido. Menciona que los ataques se producen después de que varios israelíes resultaran heridos en una “cadena de atentados”.

b. Sin embargo, la responsabilidad de esos atentados se le atribuye a “supuestos terroristas”.

2. Por último, en el párrafo final de la nota, Efe cita una conferencia de prensa convocada por el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, aunque no cita las palabras del ministro, ni su punto de vista, sino que se limita a decir que, durante la conferencia de prensa, se informó de que continuaban las hostilidades.

Otros medios, en relación a similares situaciones de ataques terroristas desde Gaza y la posterior respuesta israelí, publicaron:

· “Hamás y la Jihad Islámica responden con cohetes un ataque aéreo israelí contra la Franja de Gaza”, RTVE

En esta nota, firmada por RTVE y “agencias”, las “fuentes militares israelíes” son citadas en el último párrafo. El titular sugiere que Israel es el agresor, a pesar de tratarse de una respuesta al lanzamiento de más de 60 cohetes contra territorio israelí por parte de Hamás y la Jihad Islámica

· “Israel sigue bombardeando Gaza”, tituló el diario Público.

El diario de izquierda español, Público, centra su atención en Israel desde el titular. Las fuentes de la nota son la propia redacción del diario y “agencias”.

En esta ocasión, el contraataque israelí se producía en respuesta al lanzamiento de cohetes desde Gaza en marzo de 2012. Sin embargo, ya en el primer párrafo, el diario Público enfatiza en el retrato de los palestinos como víctimas y de los israelíes como agresores:

“Las bombas de Israel siguen cayendo en Gaza”, publicó el medio.
Dando una imagen de una Gaza asediada constantemente por el fuego israelí y predisponiendo al lector a interpretar de una determinada manera la información.
 
Conclusiones

1. Destaca una tendencia por retratar a Israel como agresor en el titular de las informaciones o bien, en los primeros párrafos (que por lo demás son los más importantes en un texto, por una mera cuestión de priorización de la información).

2. Las fuentes palestinas predominan sobre las israelíes.

3. Las fuentes palestinas son más variadas que las israelíes y se vinculan con el “gobierno de Gaza” (hay que tener en cuenta que dicho gobierno está en manos del grupo terrorista Hamas) o con fuentes médicas.

4. Las fuentes israelíes, cuando son incluidas y citadas, suelen serlo en los últimos párrafos y suelen vincularse al “Ejército” y las fuerzas armadas. Dando una sensación de estado militarizado.

5. En el reciente conflicto entre Turquía y Siria, el énfasis de fuentes se centra en el país agredido (Turquía). Sin embargo, en el caso de Israel y Palestina, las fuentes predominantes son palestinas, a pesar de ser esas organizaciones las que inician los actos de violencia.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009