ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Télam: Israel es igual que la Siria de Assad o que Boko Haram
por Marcelo Wio
9 de Junio de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
La agencia de noticias argentina Télam parece dispuesta a trocar información por posicionamiento ideológico cuando Israel es el sujeto de una noticia.

Así, ante la información de que las Naciones Unidas excluyeron al Estado judío de la lista de países y organizaciones que agreden a niños, la agencia elegía calificar esta medida de “polémica” (“Polémico: la ONU excluye a Israel de lista de agresores de niños en guerras”).

Y es que, para la agencia “la decisión de Ban Ki-moon se dio pese a que en la guerra de Gaza del año pasado murieron cientos de niños palestinos”.

Lo que, claro está, puesta a señalar a Israel como culpable, la agencia obviaba, era el contexto en que se llevó a cabo esa operación israelí: luego de un ataque masivo, continuado e indiscriminado por parte de grupos terroristas palestinos contra la población israelí (250 cohetes en las tres semanas previas a la operación Margen Protector - 450 desde principios de año); y, posteriormente, con estos mismos grupos operando desde áreas civiles.
 

Contexto: ejemplos que muestran cómo (y desde dónde) operaban los grupos terroristas palestinos durante la guerra

El diario estadounidense Washington Post publicaba un artículo el 29 de enero de 2015 en el que indicaba que “más de 17.000 adolescentes y jóvenes, de entre 15 y 21 años se congregaron la semana pasada en una docena de campos en la Franja de Gaza para escalar cuerdas…, y disparar rifles Kalashnikov; prometiendo defender el enclave costero y estar dispuestos a luchar en la próxima guerra contra sus enemigos sionistas”.

Vale la pena recordar que, según la definición de UNICEF, “se entiende por niño todo ser humano desde su nacimiento hasta los 18 años de edad, salvo que haya alcanzado antes la mayoría de edad”.

¿Participaron menores en las operaciones terroristas de Hamas y Yihad Islámica?

El centro Meir Amit, en un informe de septiembre de 2014 apuntaba que un examen de cerca de un tercio de los nombres de palestinos muertos en operación Margen Protector “reveló varios casos de niños y adolescentes sirviendo como operativos en las organizaciones terroristas. El examen también reveló casos en que las edades de las bajas palestinas fueron falsificadas por Ministerio de Salud de Gaza, controlado por Hamas”.

Pero Télam, les negaba esta relevante y esclarecedora información a sus lectores.

Por otra parte, el periodista italiano Gabriele Barbati publicaba, el 29 de julio, en su cuenta de Twitter lo siguiente:

“Fuera de #Gaza [y] lejos de la represalia #Hamas: cohete disparado erróneamente [por Hamas] mató a los niños ayer en Shati. Testigo: militantes se apresuraron y despejaron los escombros”.
 
 

 
 
Por otra parte, el Ejército israelí informaba el 24 de julio que Hamas estuvo lanzando cohetes de la zona de Beit Hanun, donde está localizado un refugio de la UNRWA. Y explicaba que:

“La pasada noche las FDI le dijeron a la Cruz Roja que evacuara a los civiles del refugio de la UNRWA en Beit Hanun entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde de hoy [24/7]. UNRWA y Cruz Roja recibieron el mensaje.

Hamas impidió la evacuación de los civiles del área durante la ventana de tiempo que las FDI les dieron.

Hoy, 24 de julio, Hamas continuó disparando desde Beit Hanun. Las FDI respondieron atacando la fuente de los disparos. También hoy varios de los cohetes que fueron lanzados desde Gaza hacia Israel, no alcanzaron su objetivo y cayeron en el propio Beit Hanoun”.

Y el 30 de julio de 2014, el diario Times of Israel señalaba que:

“Una agencia de ayuda de ONU para los refugiados palestinos, dijo el martes que un arsenal de cohetes de Hamas fue encontrado en una de las escuelas en Gaza de la UNRWApor tercera vez desde el inicio de la operación Margen Protector.

[…]


En su comunicado de prensa, el portavoz de la UNRWA dijo que el descubrimiento fue hecho durante una inspección de rutina de la escuela, ‘que estaba cerrado durante el verano y no era utilizada como un refugio'”.

En tanto que el 20 de julio de 2014, el diario Yediot Achronot daba cuenta de lo siguiente:

… [el barrio de] Shejaiyya es, en efecto, un complejo militar preparado para la lucha, que se ha colocado en el corazón de la población civil. Todos los activos que son importantes para las organizaciones terroristas están allí: talleres de soldadura para la fabricación de cohetes, laboratorios de explosivos, depósitos de cohetes, lanzaderas de cohetes ocultas, los centros de mando y un sistema de túneles que permite a los terroristas moverse rápidamente entre las instalaciones sin tener que preocuparse por ser alcanzados desde el aire. También hay entradas a los túneles que llevan a Israel.

La ubicación del Shejaiyya lo hace preferible por una cuestión de distancia y como punto de observación - para disparar hacia el entorno local, así como hacia la zona de Tel Aviv y hacia el norte”.

 
Bajas

La organización MEMRI daba a conocer el 17 de julio, el Ministerio de Interior de Gaza (de Hamas, más precisamente), desde su página oficial de Facebook, llamaba a los activistas en las redes sociales a que “Siempre llamen a la muertos 'civiles inocentes'” y a que “no publiquen fotos de cohetes siendo disparados desde centros de población civil".

Mientras que la página de Facebook del portavoz del Ministerio del Interior de Hamas, Iyad Al-Buzum, 12 de julio de 2014:

El Ministerio del Interior y Seguridad Nacional [de Hamas] hace un llamamiento a nuestro honorable pueblo en todas partes de la Franja a que ignoren las advertencias [para desalojar las áreas cercanas a los sitios de lanzamiento antes de que Israel los bombardee] que están siendo diseminadas por la ocupación israelí a través de panfletos y mensajes de teléfono, ya que son parte de la guerra psicológica que pretende crear confusión en el frente doméstico [palestino], a la luz del fallo en la seguridad del enemigo [Israel] y su confusión y desconcierto”.

Por su parte, un representante de las Fuerzas Nacional Palestina e Islámica, decía en el canal  Al-Aqsa TV,  el 14 de julio de 2014:

“Llamamos a nuestro pueblo palestino, en particular a los residentes del noroeste de Gaza, a que no obedezcan lo que está escrito en los panfletos distribuidos por el ejército israelí de ocupación. Los llamamos para que permanezcan en sus casas y que hagan caso omiso de las demandas de abandonar [las casas], por más seria que la amenaza pueda ser”.

Vale la pena mencionar que, según explicaba el Dr. Barry A. Feinstein en un ensayo (Legal Implications of Operation Cast Lead, Part 2) publicado por The Internet Journal of Rutgers School of Law, la obligación de prevenir bajas colaterales civiles bajo el derecho internacional consuetudinario recae principalmente en el lado del defensor (o atacado), ya que los civiles comúnmente están bajo el control de dicha parte – es decir, que el atacante no puede controlar sus movimientos o localización y usualmente desconoce su localización exacta.

Por otra parte, el Centro Meir Amit, que ha ido publicando en los últimos meses un examen de los nombres de palestinos fallecidos en Gaza en el transcurso de la operación Margen Protector que echa por tierra la tesis de una acción israelí “indiscriminada”, indicaba en la 10º parte de su examen de nombres, que:

“Las conclusiones de la investigación hasta la fecha (sobre la base de un examen de aproximadamente el 61% de los nombres de los muertos) sugieren que el número de víctimas mortales relacionados con organizaciones terroristas constituyen aproximadamente un 48,7 % de los nombres que han sido identificados, y los civiles no involucrados constituyen aproximadamente el 51.3 %. Esta proporción puede variar en el futuro”.

Asimismo, durante la operación Margen Protector, la BBC (7 de agosto de 2015) – corporación mediática inglesa de la que no puede sospecharse un posicionamiento pro-israelí – informaba sobre el desproporcionado número de hombres jóvenes – en los grupos de edades más frecuentes de combatientes -, entre las llamadas bajas civiles en Gaza.

 

Según publicó MEMRI, el 9 de julio de 2014 la televisión de la Autoridad Palestina emitió una entrevista con el representante palestino frente al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Ibrahim Khreisheh. Durante el transcurso de la misma, Khreisheh le dijo a la presentadora:

“Por favor, tenga en cuenta que mucha de nuestra gente en Gaza apareció en la televisión y dijo que el ejército israelí advirtió que evacuen sus hogares antes del bombardeo. En tal caso, si alguien es asesinado, la ley lo considera un error en lugar de una matanza intencional, ya que [los israelíes] siguieron los procedimientos legales. En cuanto a los misiles que lanzaron desde nuestro lado... Nunca advertimos sobre dónde estos misiles están a punto de caer, o sobre las operaciones que llevamos a cabo”.

Por su parte, el diario argentino La Nación informaba el 16 de julio de 2014, que:

Israel urgió hoy a 100.000 habitantes de la Franja de Gaza a abandonar sus casas ‘por su propia seguridad', después de intensificar sus bombardeos tras el rechazo del movimiento islamista Hamas a un alto el fuego propuesto por Egipto.

Las zonas en las que se han distribuido estos mensajes, tanto por mensajes de texto, llamadas telefónicas y en las últimas horas panfletos, han sido Beit Lahia, en el norte del territorio palestino, y en los barrios de Shayaía y Zeitún, en Gaza capital”.

The Tower indicaba el 9 de julio que Salah Kaware, un residente de Jan Yunis, contó su historia, que fue recogida por el New York Times (Israel advierte Objetivos de Gaza por teléfono y panfletos):

“Otra advertencia llegó cuando salían, dijo en una entrevista telefónica, cuando un avión israelí no tripulado disparó aparentemente una bengala al techo de la casa de tres pisos. ‘Nuestros vecinos vinieron a formar un escudo humano', dijo, con algunos incluso dirigiéndose a la azotea para tratar de evitar un bombardeo. Otros estaban en la escalera cuando la casa fue bombardeada no mucho tiempo después”.

 
 
Cada uno de estos puntos, o hechos - que Télam omitía -, demuestran la voluntad de Israel de salvaguardar a la población civil gazatí, así como el modus operandi de los grupos terroristas palestinos desde áreas civiles; evidenciando, por consiguiente, lo peregrino ubicar el proceder del Estado judío al nivel del accionar de las tropas de Assad o de los terroristas de Hamas y Yihad Islámica.

En este sentido, los ataques  masivos e indiscriminados de, por ejemplo, las fuerzas leales a Al Assad, en Siria, con barriles bomba, o armamento químico, sí son un ataque deliberado contra la población civil, contra los niños (más de 3500 niños muertos en 2014).

Pero Télam no estaba por la labor de la información. El mensaje para el lector, sin necesidad de explicitarlo, llegaba alto y claro: para la agencia, Israel es, "moralmente", lo mismo que Estado Islámico,  Boko Haram, o regímenes brutales y otras organizaciones terroristas.

 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009