ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Tarde y a los tumbos
por Marcelo Wio
12 de Marzo de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
Que un medio se tome su tiempo para informar sobre un hecho (en este caso – el disparo indiscriminado y masivo de cohetes y morteros desde Gaza contra territorio israelí-, casi la totalidad de los medios en español) haría esperar que la cuando lo haga, la crónica estará bien documentada.

El diario venezolano El Universal traiciona esa esperanza y titula:

Más de 50 cohetes cae[n] en el sur de Israel desde Gaza

¿Los cohetes estaban apoyados en una pared, el soporte que los mantenía en posición cedió y los proyectiles cayeron hacia Israel (¿por gravedad?)?

Eso sí, en el destacado, justo debajo del título, el medio cita:

“‘Las Brigadas Al-Quds respondieron a la agresión con una salva de cohetes', afirmó en un comunicado el brazo armado de Yihad Islámica, las Brigadas Al Quds, tres de cuyos miembros murieron el martes en un ataque aéreo israelí en el sur de la Franja de Gaza”.

Que quede claro quién es el malo de la historia, y quién se ve forzado por las circunstancias a "responder".

Israel es causa, justificación y victimario. Para ello, El Universal omite en un principio decir que los tres terroristas palestinos murieron durante una operación defensiva luego del lanzamiento de un cohete desde Gaza. Es algo que se reserva para el final de la crónica, donde casi pasa desapercibido.

El 11 de marzo de 2014, el blog de las Fuerzas de Defensa de Israel comunicaban que:

“Hace instantes, terroristas afilados a la Yihad Islámica Palestina en el sur de la Franja de Gaza dispararon un mortero a fuerzas de las FDI. Inmediatamente un avión de la Fuerza Aérea respondió, con el objetivo de prevenir futuros ataques a la población civil israelí, alcanzando al escuadrón terrorista”.

De esto, a los lectores, ni una palabra.

Ninguna, tampoco, de lo que el 7 de febrero de 2014 publicaba el Washington Post, indicando que según informó el Ministerio de Exteriores israelí, desde el alto el fuego - noviembre de 2012 -, 52 cohetes lanzados desde Gaza han impactado en Israel.

O de la información suministrada por Arutz Sheva el 3 de marzo de 2014, que apuntaba que desde el 3 de febrero de 2014, al menos siete cohetes han sido lanzados contra la región de Eshkol y comunidades del Néguev.

A pesar de contar con tiempo, a los periodistas no se les ocurrió documentarse aunque sólo fuese levemente, sin necesidad de extenuarse.

El diario venezolano comenzaba indicando que:

Militantes lanzaron desde Gaza 50 cohetes hacia el sur de Israel y siguen lanzando más, indicó una fuente de seguridad israelí”.

¿“Militantes”? ¿Qué clase de “militantes”? ¿Los que pertenecen a una milicia, o los que figuran en un partido o colectividad? ¿Yihad Islámica es una “milicia”? ¿Según qué criterios que no sean partidistas?

El Parlamento australiano indica los fundamentos para considerar a la Yihad Islámica Palestina como organización terrorista:

La división 102 del Código Penal provee que para que una organización sea catalogada como una organización terrorista, el Fiscal General debe estar seguro, fundándose en motivos razonables, de que la organización:

(a) se dedica directa o indirectamente, a la preparación, planificación, asistencia o fomento de la perpetración un acto terrorista (se haya producido o no el acto terrorista); o

(b) aboga por la perpetración de un acto terrorista (se haya producido o no).
E indica que el grupo terrorista “promueve la destrucción militar de Israel como el único medio viable para lograr su objetivo” (el establecimiento de un estado islámico). Además, el texto del Parlamento australiano señala que la Yihad Islámica Palestina ha reivindicado la autoría de más de 30 atentados suicidas entre 1987 y 2006; y que desde entonces, la mayoría de sus ataques han consistido en el disparo indiscriminado de cohetes y fuego de morteros hacia el sur de Israel desde Gaza. Sus ataques son generalmente “de naturaleza indiscriminada, buscando maximizar las bajas”.
 
¿"Militantes"?

Mas, nada de esto importaba y, enseguida, El Universal aseguraba:

La salva de disparos del movimiento radical palestino YihadIslámica es la más importante desde hace dos años, en represalia por la muerte el martes de tres de sus combatientes en un ataque israelí”.

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, salva es “saludo, bienvenida; saludo hecho con armas de fuego; serie de cañonazos consecutivos y sin bala disparados en señal de honores o saludos; disparo simultáneo de varias piezas idénticas de artillería".

Está claro que los misiles y morteros no fueron disparados todos a la vez (en una única tanda – “la salva de disparos” decía el diario), en una coreografía coordinada. Entonces, ¿querrá el diario venezolano dar la idea de que sólo se trababa de un sonoro saludo; de un estridente “cómo están”?

Evidentemente, el periódico no se había tomado su tiempo para brindarles una información más completa a sus lectores.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009