ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Spin doctors: los medios y la adulteración de los hechos
por Marcelo Wio
3 de Febrero de 2017

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
En política, “spin” (girar, centrifugar) es el arte de manipular la verdad para transmitir un mensaje sesgado. Es decir, tomar un hecho y crear, a su alrededor, un significado completamente distinto.

A ello, precisamente, se abocaron no pocos medios el 3 de febrero de 2017. Medios que se horrorizan con aires moralizantes ante la “posverdad” – término por demás ridículo (¿Qué hay a continuación de la verdad? ¿Otra verdad? ¿Nada?).

El hecho que tomaron para modelar a la opinión pública fue un comunicado del Secretario de Prensa del presidente de Estados Unidos el día 2 de febrero de 2017:

“El deseo americano para la paz entre israelíes y palestino ha permanecido inalterado durante 50 años. En tanto que no creemos que la existencia de asentamientos sea un impedimento para la paz, la construcción de nuevos asentamientos o la expansión de los existentes asentamientos más allá de sus límites actuales podrían no ayudar para alcanzar dicho objetivo”.

Esta era la parte central del mismo. La parte relevante.
 

 
 
¿Qué dice dicha porción del comunicado?
  1. El gobierno de Estados Unidos no considera a los “asentamientos” un obstáculo para la paz. Mucho menos, evidentemente, los considera “ilegales”.
  2. El gobierno de Estados Unidos cree que construir nuevos asentamientos podría no contribuir a la paz. No se han construido nuevos asentamientos.
  3. El gobierno de Estados Unidos cree que expandir los asentamientos existentes más allá de sus límites actuales podría no contribuir a la paz.

El comunicado sólo advierte que construir nuevos asentamientos, o desbordar los límites de los existentes – es decir, aumentar su superficie -, podría (condicional) no ser bueno para la paz.

Es decir, que construir dentro de los límites de los “asentamientos” existentes –  lo que ha venido haciendo Israel – no constituye obstáculo alguno. Lo cual, por lo demás, supone un revocamiento de la postura de la administración de Barak Obama, que consideraba a los “asentamientos” como “ilegítimos” (no “ilegales”), y el regreso a la postura de las administraciones estadounidenses anteriores – incluso, la administración Trump, según este comunicado, habría suavizado su postura sobre el tema respecto de las anteriores administraciones: no se refiere a los grandes bloques de “asentamientos”, sino a todos los “asentamientos” existentes.

Esta es la realidad.

Pero no es el tiempo de realidad que a los medios les gusta presentarle a sus lectores: va en contra de su postura.

Así pues, había que “girar” el hecho, marearlo, hasta que, como en un centrifugado, perdiera sus colores.

Veamos, entonces, cómo, a modo de ejemplo, dos medios en español dieron cuenta del hecho. O, mejor dicho, cómo lo acomodaron a su “narrativa” de enmarcamiento de Israel.

El Mundo:

Titular: “La Casa Blanca dice que los nuevos asentamientos israelíes ‘no ayudan' a lograr la paz con los palestinos”
 
Primer párrafo: “La Casa Blanca aseguró el jueves que la construcción de nuevos asentamientos israelíes en territorios ocupados o la expansión de los ya existentes ‘podrían no ser de ayuda' para lograr la paz entre Israel y Palestina, después de que el gobierno israelí aprobara la construcción de más de 5.000 viviendas en Cisjordania”.
 
El comunicado no sólo no menciona ningunos “territorios ocupados”, sino que no menciona ni “Palestina” ni “Estado Palestino”.
 
De tal manera, el medio elegía intentar “rescatar” la exigua posibilidad de extraer algo negative (contra Israel) del comunicado, que informar del verdadero significado del mismo. A tal punto, que llegaba a afirmar que:
 
“Se trata del primer pronunciamiento crítico hacia Israel del nuevo gobierno estadounidense”.
 
Lo propio hacía la CNNespañol:
 
Titular: “Casa Blanca: nuevos asentamientos israelíes podrían obstaculizar la paz”
 
Primer párrafo: “El gobierno del presidente Donald Trump advirtió el jueves que la nueva actividad de asentamientos israelíes podría obstaculizar el proceso de paz, una nueva postura de la Casa Blanca, que se mantuvo firme en su apoyo al primer ministro Benjamin Netanyahu”. No fue eso lo que hizo el gobierno Trump.
 
Los medios juegan con los hechos a un juego que pretenden hacer pasar como información, pero que es una interpretación conveniente de los mismos con el fin de incidir sobre la opinión del lector.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009