ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Quién dice lo que dice?
por Marcelo Wio
28 de Mayo de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

La agencia de noticias Europa Press publicó un artículo el 28 de mayo de 2013 donde daba cuenta de la campaña lanzada por el ex arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y Premio Nobel de la Paz (1984), Desmond Tutu, para que la UEFA no celebre el Europeo sub-21 en Israel en junio de este año.

Europa Press olvida informarle al lector sobre la, como mínimo, conflictiva relación de Tutu con los judíos y con el Estado de Israel.

El profesor de Derecho de la Universidad de Harvard, Alan Dershowitz, señalaba en un artículo de diciembre de 2010 que Desmond Tutu ha minimizado el sufrimiento de las víctimas del Holocausto al decir que “las cámaras de gas” producían “una muerte más limpia”.

Dershowitz lo interpretaba de la siguiente manera:

“En otras palabras, los palestinos, que según su [Tutu] visión son las víctimas del ‘Apartheid israelí', han sufrido más que las víctimas del Holocausto Nazi”.

A su vez, Tutu también se ha quejado del “monopolio judío del Holocausto” y ha exigido que las víctimas deben “perdonar a los Nazis por el Holocausto”, mientras que se niega a perdonar al “pueblo judío” por “perseguir a otros”.

El jurista también mencionaba que Tutu:

“… ha afirmado que el Sionismo tiene ‘muchos paralelismos con el racismo', haciéndose así eco de la famosa y desacreditada resolución ‘El Sionismo es racismo' aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas y subsecuentemente rescindida. Ha acusado a los judíos de Israel de hacer ‘cosas que ni siquiera la Sudáfrica del Apartheid ha hecho'. También ha dicho que ‘los judíos pensaban que tenían el monopolio de Dios…'. Dijo, también, que los judíos han ‘estado peleando contra' y ‘opuestos a' su Dios”.

Desmond Tutu ha acusado a los judíos – no a los israelíes – de exhibir “arrogancia – la arrogancia del poder porque los judíos son un lobby poderoso en esta tierra y toda clase de gente pretende su apoyo”.

Finalmente, Dershowitz apuntaba que, cuando se lo ha enfrentado con su doble rasero contra los judíos, Tutu se ha justificado mediante motivos teológicos falsos:

“Les guste o no a los judíos, son un pueblo peculiar. No pueden aspirar a ser juzgados por los mismos estándares que se aplican a otra gente”.

A esto, Dershowitz concluía diciendo que:

Existe un nombre aquellos no-judíos que tienen un doble estándar para los judíos: se llama antisemitismo”.

Casi un año antes, el Dr. Robert Rozett, director de las Bibliotecas de Yad Vashem, le escribía una carta abierta a Desmond Tutu en el diario Ha'aretz:

“Habiendo tenido la singular experiencia de guiarlo y sus compañeros 'Elders' la semana pasada en Yad Vashem, debo expresar mi desilusión al leer sus recientes declaraciones diciendo que los palestinos y los árabes están pagando 'una penitencia por el Holocausto,' tal como informó en una entrevista con Ha'aretz”.
 
 
 
 
 
Rozett escribía que:

“Ciertamente fueron los judíos los que pagaron por el Holocausto con las sangre de unos seis millones de víctimas inocentes – no los perpetradores, no los espectadores y no los árabes en Palestina ni en ninguna otra parte.

Decir que los palestinos están pagando por el Holocausto presupone falsamente que el lazo judío con la Tierra de Israel sólo llegó a ser significativo a raíz del intento Nazi de exterminar a los judíos.

[…]

Arzobispo Tutu, en tanto que los eslóganes fáciles pueden ser parte integrante del discurso político superficial, no deberían tener ningún papel en los esfuerzos sinceros para promocionar la paz en una región altamente compleja como el Medio Oriente”.

Si la postura de Desmond Tutu ante el Estado de Israel no es algo nuevo, ¿por qué no se refleja en una noticia que contiene a los dos sujetos?

¿O mencionar estos hechos le quita credibilidad a la campaña iniciada por Tutu? Pero, ¿por qué habría de importarle esto a una agencia de noticias cuyo fin es informar?

El novelista y periodista inglés Jake Wallis Simons también desnudaba el doble rasero de Tutu el 30 de agosto de 2012, en The Telegraph:

“Tutu está mostrando una hipocresía de proporciones fariseas. Desde marzo, Tutu se ha visto felizmente asociado con miembros de Hamas, que desde hace tiempo es considerada como una organización terrorista por Gran Bretaña y Estados Unidos. El Arzobispo está en la Junta Asesora de un grupo controversial llamado Marcha Global a Jerusalén (GM2J por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo organizar marchas civiles en la capital de Israel. Los asesores del grupo incluyen a dos miembros de Hamas, Zaher Birawi y Ahmad Abo Halabiya.

Vamos a poner esto en relieve. En un sermón en una mezquita, y transmitido en vivo por la televisión palestina, Ahmad Abo Halabiya según se afirma dijo: ‘No tengan piedad con los judíos, sin importar dónde estén, en cualquier país. Luchen contra ellos allí donde os encontréis. Allí donde los encontréis, matadlos… y a esos americanos que son como ellos, y a aquellos que los apoyan”.

Tutu, en cambio, no tenía nada que decir del genocido en Ruanda. Doble rasero e hipocresía.
 
Pero nada de esto importa. Al menos así lo refleja Europa Press al ignorarlo por completo.

¿Qué será lo que le impide a los periodistas ejercer de periodistas?

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009