ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Problemas de traducción, economía de espacio o posicionamiento ideológico?
por Marcelo Wio
19 de Julio de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

Por algún motivo esquivo, Europa Press tiende a presentar las noticias sobre el conflicto palestino-israelí de una manera benévola para con los primeros, y de una manera acusatoria para con los segundos.

El 19 de julio de 2013 la agencia de noticias reproducía un artículo de la agencia Reuters donde se indicaba que:

“El Gobierno israelí ha admitido este viernes que ha detenido por cargos relacionados con terrorismo a un Wael Abu Rida, un ex policía de la Franja de Gaza cuya desaparición había denunciado su familia hace varias semanas.

[…]

Tras su detención, un tribunal de la localidad de Beersheba, en el sur de Israel, procesó a Abu Rida decenas de delitos, incluidos intento de asesinato, pertenencia a organización terrorista y vinculación con agentes extranjeros hostiles, cargos relacionados con los ataques lanzados desde Gaza contra ciudadanos israelíes.

El acta de acusación, a la que ha tenido acceso Reuters, señala que Abu Rida, de 35 años de edad, ha sido miembro activo de la Yihad Islámica durante una década. El abogado de Abu Rida, Mohamed Jabarin, ha explicado que su cliente recurrirá los cargos. El letrado ha hecho hincapié en que la confesión de su cliente a los agentes israelíes, que ha servido de base para la imputación, es ‘una versión falsa de los hechos'”.

Pero el cable de la agencia Reuters en el que se basaban, informaba que:

“La acusación, vista por Reuters, decía que Abu Rida de 35 años ha sido activo durante una década en la Yihad Islámica, una poderosa facción palestina apoyada por Irán, que en ocasiones ha desafiado la autoridad de los islamistas de Hamas que gobiernan Gaza.

Ambos movimientos predican la destrucción del Estado Judío”.

Vaya, a Europa Press se le pasaron por alto las frases “una poderosa facción palestina apoyada por Irán” y “ambos movimientos predican la destrucción del Estado Judío”.

Algo lógico, por otra parte, si lo que se pretende es presentar a Abu Rida como una “víctima” del “omnipotente” Israel.

Obvio, también, si se pretende minimizar cada una de las acciones de agresión por parte de los palestinos.

Pero, ¿es esa la función de una agencia de noticias española?

El artículo de Reuters seguía aún explicando brevemente la situación de caos en la península del Sinaí, el contrabando de armas hacia los grupos terroristas en Gaza y el problema que estos grupos suponen para Israel. Pero Europa Press, no se percató que la crónica continuaba.

Reuters también explicaba que un diplomático extranjero, que ha trabajado tanto con Israel como con Egipto se mostró escéptico sobre la posibilidad de que los israelíes hubieran enviado operativos a la jurisdicción egipcia para atrapar a Abu Rida:

“‘Los riesgos para ambos países serían demasiado altos si una operación de ese tipo saliese mal o se hiciese pública', le contó el diplomático a Reuters a condición de mantener su anonimato…”.

¿Por qué el resumen de la crónica excluyó aquellos elementos inconvenientes para una narrativa indulgente con las acciones palestinas?

¿Qué habrá sido? ¿Problemas de traducción, economía de espacio, corte de la corriente eléctrica o posicionamiento ideológico?

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009