ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Patrón truncado?
por Marcelo Wio
19 de Noviembre de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

Haciendo un breve repaso por la cobertura que realiza la agencia de noticias Europa Press del conflicto palestino-israelí, parece surgir un patrón muy llamativo. Antes de indicar de qué pauta se trata, a continuación se presentan algunos casos (crónicas) o variables utilizadas para evaluar la existencia o no de una regularidad discernible.

El 26 de de junio de 2013 Europa Press publicaba:

“El movimiento islamista Hamás ha criticado este jueves que la dimisión presentada por el primer ministro palestino, Rami Hamdalá, demuestra que las medidas unilaterales presentadas por la Autoridad Palestina para resolver la tensión entre Hamás y su partido base, Al Fatá, son completamente equivocadas”.

Unos días antes, el 18 de ese mes, indicaba que:

“El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha expresado este lunes su deseo de mantener unas relaciones ‘más estables' con el Gobierno de Irán tras la victoria de Hasan Rohani en las elecciones presidenciales celebradas el viernes en el país persa”.

El día anterior señalaba que:

“El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha pedido este lunes al partido-milicia chií libanés Hezbolá que retire a sus fuerzas de Siria, donde combaten junto a las tropas del presidente, Bashar al Assad, y utilice sus armas contra Israel”.

En tanto, el 28 de mayo del mismo año, apuntaba que:

“El primer ministro del Gobierno del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, ha expresado su desconfianza del acercamiento entre los presidentes de la Autoridad Palestina (AP) y de Israel, Mahmoud Abbas y Simon Peres, respectivamente, para resucitar las negociaciones”.

Trece días antes la agencia daba a conocer que:

“Hamás y Al Fata han acordado este martes en El Cairo formar un gobierno de unidad en los próximos tres meses, según ha informado el miembro de Hamás Moussa Abu Marzouq a la agencia de noticias palestina Maan”.

Y un mes antes, el 13 de abril, revelaba que:

El movimiento islamista Hamás ha aplaudido la dimisión este sábado, del primer ministro palestino, Salam Fayyad, al que consideró un ‘protector' de Israel, mientras el partido Al Fatá, núcleo del Gobierno de la Autoridad Palestina, sospecha que detrás de su dimisión se esconde un ‘artificio' para mantener el estatus quo a la espera del nombramiento de un sucesor.”

El mismo mes, el día 5, Europa Press publicaba:

El movimiento islamista Hamás ha pedido este viernes a la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA) que reanude sus operaciones en la Franja de Gaza. La UNRWA decidió cerrar este jueves todas sus oficinas en la zona después de que un grupo de manifestantes asaltase su sede principal para protestar por el recorte de las ayudas económicas a las familias más pobres de la región, un programa que se ha reducido por falta de fondos.

La decisión de la UNRWA, que ha sido calificada por Hamás de exagerada y desproporcionada, se produce en un momento de especial tensión entre palestinos e israelíes”.

La agencia omitía mencionar los motivos de esa "tensión": el 2 de abril por la mañana tres misiles habían sido lanzados hacia Israel desde la franja.
 
Casi un mes antes, el 12 de marzo, la agencia aseguraba que:

“El Ministerio del Interior del Gobierno de la Franja de Gaza ha ofrecido este martes una amnistía a los sospechosos de colaborar con Israel que se entreguen antes del 11 de abril, en un gesto que el partido-milicia Hamás ha descrito como una campaña ‘social' y no sólo de seguridad”.

El patrón parece claro: Europa Press oficia más como un portavoz o encargado de relaciones públicas de Hamas que como una agencia de noticias.

Así, la imagen de Hamas que se desprende de los artículos, siempre resulta positiva.

Ello se logra omitiendo información y contextualización; como, por ejemplo, que Hamas está considerada como organización terrorista, entre otros, por la Unión Europea y el Departamento de Estado de Estados Unidos; ni que en su carta fundacional promete que:

Israel existirá y seguirá existiendo hasta que el islam lo aniquile, como antes aniquiló a otros.”

Artículo 13. Las iniciativas, y las llamadas soluciones pacíficas y conferencias internacionales, están en contradicción con los principios del Movimiento de Resistencia Islámica.

[…]

No hay solución para la cuestión palestina si no es a través de la Yihad…”

En su lugar, Europa Press elige silenciar estos hechos y utilizar la denominación de “Movimiento de Resistencia Islámica” o “Gobierno de la Franja de Gaza” como si se tratase del gobierno de Noruega o Canadá, y no de un gobierno en manos de una organización terrorista. De esta manera, equipara moralmente a un grupo terrorista con un gobierno democrático.

Hasta aquí, bien podría argüirse que, si bien hay sesgo y falta de profesionalidad, es apresurado, cuanto menos, hablar de alta voces de de Hamas.

Pero entonces se pueden introducir dos ejemplos rotundos:

1. El 14 de mayo de 2013 la agencia publicaba la siguiente información:

Dos milicianos palestinos han resultado heridos este lunes a causa de una explosión registrada en un campamento de entrenamiento ubicado en el norte de la Franja de Gaza”.

Así, como si nada, como si se tratara de obreros heridos al caer de un andamio o de un conocido deportista lesionado que queda fuera de la lista de convocados para el próximo partido… ¿Cuánto tiempo estarán los terroristas fuera del “campo de juego”?

¿Informa la agencia, acaso, de los terroristas heridos en los campos de entrenamiento de Al Qaeda? ¿Y de los de ETA?

¿O se trata de un servicio social para los familiares de los terroristas de Hamas?

2. Seis meses después (18 de noviembre), el “campamento de entrenamiento” para “milicianos palestinos”, pasaba a convertirse directamente en un “campamento militar” y, consecuentemente, los “milicianos” eran suplantados por “personas”, sin más. Al parecer, la agencia necesita algún tiempo más para pasar a denominar a los terroristas como “soldados” o “militares”:

Al menos cinco personas han resultado heridas este domingo a consecuencia de una explosión en un campamento militar situado en el sur de Ciudad de Gaza, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan. […] Los heridos han sido trasladados al hospital Shuhada al Aqsa, según la agencia. Por el momento se desconoce la causa de la explosión”.

Mas, cuando uno cree que ha encontrado un patrón, un solo hecho o dato de la realidad desbarata la norma que se creía entrever.

La cadena de crónicas efectivamente parecía conducir a la conclusión de que la agencia de noticias estaba oficiando de portavoz o de relaciones públicas de la organización terrorista Hamas, pero una información vino a dar por tierra con la pauta que parecía surgir de manera innegable.

El mismo día que Europa Press daba a conocer que “cinco personas resultaron heridas… en un campamento militar… en el sur de la Ciudad de Gaza”, desatendía su labor representativa y no daba cuenta de que la nieta de Ismail Haniyeh, ni más ni menos que el líder de Hamas y jefe de la administración de Gaza, había sido transferida el domingo a un centro médico en Petah Tikva, Israel, para ser atendida, según informó el diario Jerusalem Post a partir de fuentes en la Franja de Gaza.

No obstante, puede postularse una explicación para la falta de cobertura de esta noticia por parte de Europa Press que dejaría intacto el patrón - es más, podría fortalecerlo: no se puede mostrar un Israel humano, menos aún con aquellos que ordenan atentar contra sus ciudadanos.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009