ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
La ONU y la discriminación institucionalizada contra Israel
por Marcelo Wio
21 de Abril de 2016

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
 
Discriminación (Diccionario RAE):

1. tr. Seleccionar excluyendo.

2. tr. Dar trato desigual a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, de sexo, etc.
 
 
 
 

Las Naciones Unidas han devenido en una trinchera desde la que , precisamente, se discrimina al Estado Judío.

Recientemente, la UNESCO, burlándose de los hechos históricos, de las evidencias arqueológicas, comprobados una y otra vez, perpetró una resolución en el que negaba la vinculación del judaísmo con su lugar más sagrado: el Monte del Templo. En su lugar, se lo otorgaba al islam...

Otro de los cuerpos de la ONU, cínicamente llamado Consejo de Derechos Humanos, cuenta, en su agenda, con un punto especial dedicado únicamente al Estado judío. Es el único país que recibe ese tratamiento de señalamiento, de culpabilización, de su demonización; de su, en definitiva, dramática y evidente discriminación. Es decir, la discriminación llevada a cabo por norma, de manera institucionalizada...

La discriminación de este organismo internacional ha afectado, y afecta, a los refugiados alrededor del mundo pues, mientras todos ellos tienen una agencia para su auxilio – ACNUR –, los palestinos cuentan con una agencia exclusivaUNRWA - para sus “refugiados”. Además, esta agencia aplica una definición de refugiado ad hoc, con el fin de aumentar y perpetuar su número: de cerca de 800.000 en 1949, a entre 5 y 6 millones en la actualidad. El conflicto árabe-israelí produjo un número similar de refugiados judíos; pero para éstos, no hubo agencia especial. En 1947, la partición de la India tuvo como consecuencia cerca de 14 millones (¡!) de refugiados; pero tampoco hubo agencia especial.
 
 
 
El conflicto en Siria ha producido cerca de 4,5 millones de refugiados (además de unos 6,5 millones de desplazados internos)... Es decir, la UNRWA ha fabricado en cerca de 65 años, lo que el conflicto armado en Siria en 5 años.
 
 
 
En su portal multimedia, la ONU informaba:

“La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) [no palestinos] organizará este miércoles en Ginebra una conferencia de alto nivel para evaluar e impulsar las oportunidades de reasentamiento de los refugiados sirios que se encuentran en los países limítrofes con Siria".

Un proceder – el reasentamiento – que ha sido la norma en todos los casos, menos en uno, claro. La gran excepeción...

En el caso palestino, por el contrario, y como ya se indicara, se descarta el reasentamiento con el objetivo de mantener la condición de “refugiados” y multiplicar su número, perpetuando, así, el conflicto.

Lo que por otra parte permite, claro está, sobredimensionar el conflicto.

Simon Deng, activista sudanés por los derechos humanos, decía en 2012:

Exagerando el sufrimiento de los palestinos, y maldiciendo a Israel por eso, la ONU se ha vuelto sorda al llanto de aquellos que sufren en una intensidad mayor.

A lo largo de 50 años, la población negra nativa de Sudan -cristianos y musulmanes- han sido víctimas de la brutalidad racista de los gobiernos árabes musulmanes de Khartoum. En Sudán del Sur, mi hogar, cerca de 4 millones de personas inocentes, mujeres y niños, fueron esclavizados entre 1955 y 2005. Siete millones fueron víctimas de la limpieza étnica y se convirtieron en el grupo más grande de refugiados desde la II Guerra Mundial.

[…]

¿Ustedes han escuchado a la ONU condenar el racismo árabe contra los negros? Lo único que ustedes pueden encontrar en el New York Times o en los expedientes de la ONU son condenas contra Israel por el sufrimiento palestino. Mi pueblo ha sido eliminado de las primeras planas por la exageración del sufrimiento de los palestinos.

Mi pueblo ha sido eliminado de las primeras planas por la exageración del sufrimiento de los palestinos.”

 
 
 
Los refugiados del mundo son, para la ONU, de segunda categoría... O de cuarta...
 
 
 
La ONU se fundó, sin duda, sobre ideas promisorias y laudables. Mas, con el tiempo, ha ido convirtiéndose en una coartada y una herramienta para atacar, con pretensiones de “legalidad”, a Israel; demonizando y deslegitimando al Estado judío como a un paria, como al mal mayor.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009