ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Las observaciones del Papa Francisco sobre Abbas encienden una tormenta y la incertidumbre
por Masha Gabriel y Dexter Van Zile
19 de Mayo de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
Un reciente encuentro entre el Papa Francisco y Mahmoud Abbas ha llevado a la gente a preguntarse lo siguiente: ¿El Papa realmente llamó a Mahmoud Abbas, actual presidente de la Autoridad Palestina, “ángel de la paz” o, más bien, lo exhortó a ser “un ángel de la paz”?

Esa pregunta ha estado presente en el frenesí de la cobertura informativa de los medios de alto perfil sobre dicho encuentro. Varios medios de comunicación, incluyendo al New York Times y la agencia Associated Press, afirmaron que el Sumo Pontífice llamó a Abbas “ángel de la paz”, en tanto que otras fuentes, tales como el Vatican Insider discuten esta explicación, sosteniendo que el Papa instó a Abbas a ser un ángel de la paz.

El contexto para la sorpresa pública surgida de la presentación de Abbas como angelical y pacífico requiere inclusión en la cobertura. La caracterización papal del líder palestino contradice lo que mucha gente piensa sobre el hombre que recientemente describió a los judíos que visitan el Monte del Templo como una “manada de ganado”, que ha elogiado al Gran Muftí de Jerusalén, Haj Amin al Husseini (quien cooperó con los nazis durante el Holocausto), y que ha elogiado a Dalal Mughrabi, miembro de Fatah que participó en la Masacre de la Carretera Costera en 1978, que resultó en la muerte de 38 israelíes, incluyendo 13 niños. También ha sido descrito de manera creíble como un negacionista del Holocausto.

Si por el contrario, el Papa Francisco se limitó a exhortar a Abbas a ser un hombre de paz, sigue siendo noticia, aunque no tan noticiable como si lo hubiese denominado directamente hombre de paz. El requerimiento podría ser, entonces, interpretado como un llamamiento del Papa a Abbas para que abandone su hostilidad previa y para que promueva la paz entre los palestinos y el Estado judío.

Parece, sin embargo, que el Pontífice hizo ambas cosas. El principio de la reunión, animó o exhortó a Abas a ser un ángel de la paz; hacia el final de su conversación con Abbas – mientras le entregó un presente -, lo llamó “ángel de la paz”.

De hecho, el leguaje del Papa no es muy diferente de otros enunciados similares que utilizó anteriormente. El Papa Francisco ha descrito a Abbas, ya sea como un “hombre de paz”, o ha dicho en una carta a Abbas, “usted es conocido como un hombre de paz”.

En tanto existe una diferencia significativa entre “un hombre” y un “ángel” de paz, es evidente que el Papa Francisco ha intentado retratar a Abbas, en términos retóricos, como un promotor de la paz.

A la luz de la evidencia actualmente disponible, no es posible afirmar que el Papa Francisco no llamó a Abbas hombre de paz de manera directa, o que la cobertura mediática que describe que el Pontífice describió a Abbas como un hombre de paz es inexacta. Medios de comunicación relacionados con el Vaticano, como Radio Vaticano o L'Osserbatore Romano han cubierto la reunión del Papa con Abbas pero no dicen nada sobre cómo definió al presidente de la Autoridad Palestina.

 
La reunión

La reunión entre el Papa Francisco y Abbas tuvo lugar el sábado 16 de mayo de 2015. Abbas estaba en el Vaticano para asistir a la ceremonia de canonización de dos monjas que sirvieron en la Galilea y en Jerusalén durante el siglo XIX.

En el encuentro, el Papa Francisco le entregó a Abbas un medallón y una copia de un exhorto apostólico que el Pontífice escribió en 2013. El exhorto, titulado “Evangelii Gaudium” (La alegría del Evangelio) contiene declaraciones positivas sobre la relación de la Iglesia con el Pueblo Judío, y llama a líderes de países de mayoría musulmana a “garantizarles a los cristianos la libertad de culto y la libertad para practicar su fe, a la luz de la libertad de la que gozan los seguidores del islam en los países Occidentales” (Dado el antisemitismo en la sociedad palestina y el hecho de la Sharía - ley islámica - está consagrada en la Constitución palestina, este documento es significativo).

Según el New York Times, Associated Press y otros medios, el Papa Francisco describió a Abbas como “un ángel de la paz”. Esta historia provocó una significativa controversia por comentarios previos de Abbas cobre los judíos en el Monte del Templo y su pasado apoyo al terrorismo.

En respuesta a la cobertura del New York Times y de Associated Press, varios blogueros y medios de comunicación afirmaron que el Pontífice fue citado erróneamente y que, en lugar de llamar a Abbas, de manera abierta, ángel de la paz, simplemente lo exhortó a ser un ángel de la paz.

Para argumentar su posición contra el New York Times y la AP, se basaron en fuentes informativas italianas que dieron cuenta de que el Papa Francisco exhortó a Abbas a ser un ángel de la paz.

Hubo una sustancial e innegable ambigüedad sobre lo que el Papa realmente dijo. Esta ambigüedad fue alimentada por la respuesta del portavoz Papal, el Padre Federico Lombardi, quien le dijo al diario Times of Israel que él “no escuchó las palabras exactas dichas”.

Una mirada más cercana de la cobertura de la reunión entre el Sumo Pontífice y Abbas indica que es probable que el Papa hizo ambas: exhortó a Abbas a ser un ángel de la paz y se refirió directamente al presidente palestino como “un ángel de la paz”.

Por ejemplo, el segundo diario más leído en Italia, La Repubblica, publicó un artículo con el siguiente título: “Papa Francesco, venti minuti con Abu Mazen: ‘Lei sia un angelo della pace'”, que se traduce al español como: “Papa Francisco, veinte minutos con Abu Mazen: ‘sea usted un ángel de la paz'”.

Sin embargo, el propio texto del artículo añade algunos detalles más:

“Il Papa ha invece donato al presidente palestinese una copia della Evangelii Gaudium e un medaglione con la figura dell'Angelo della Pace che ‘distrugge lo spirito cattivo della guerra - ha detto il pontefice, secondo quanto riferito dai presenti -. Ho pensato a te, che sei un angelo di pace'”.

Que en español se lee de la siguiente manera:

“Por su parte, el Papa le ha donado al presidente palestino una copia de Evagelii Gaudium y un medallón con la figura del Ángel de la Paz que “destruye el espíritu maligno de la guerra – dijo el Pontífice, de acuerdo a informes de los presentes. He pensado en un usted, que es un ángel de la paz'”.

Ansa, la agencia de noticias líder en Italia, proveía la misma cita que La Repubblica incluía en su artículo (“Ho pensato a te, che sei un angelo di pace”).

Otro diario, el Corriere della Sera, no utiliza esta cita, sino otra en su cobertura de la reunión: “‘Lei sia un angelo della pace'” ha detto il pontefice nel salutare il presidente palestinese”; que se traduce como “‘Sea usted un ángel de la paz', dijo el Papa al saludar al presidente palestino”.

En resumen, mucha de la crítica dirigida contra la cobertura de las observaciones del Pontífice se basa en la suposición de que dijo una cosa o la otra. A la luz de lo que puede deducirse de diversos reportes y de las anteriores observaciones del Pontífice sobre Abbas, es razonable concluir que dijo ambas y que los medios de comunicación recogieron la interpretación más provocativa.
 
 
 
Traducción: Grupo ReVista
 
Original en inglés: CAMERA(Pope Francis Remarks to Abbas Spark Firestorm and Uncertainty); publicado el 18/05/2015
 
 
 
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009