ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Enlaces Relevantes
Entrevistas e Investigación
Pallywood
MENA - Metulla News Agency
Mohammed Al-Dura: Anatomía de un Escándalo en los medios de difusión de Francia
por Ricki Hollander y Gilead Ini
13 de Octubre de 2005

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
Introducción

La imagen de Mohammed Al Dura, un niño palestino de 12 años, agazapado con terror detrás de su padre mientras se convierte en la supuesta víctima fatal de balas israelíes, se ha convertido en un ícono del “martirio” palestino, en especial en el mundo árabe. Esta imagen se ha transmitido repetidamente por la televisión, ha aparecido en carteles palestinos, anuncios publicitarios y en sellos postales de países árabes, incitando el odio y la violencia contra Israel.

El video clip de un aparente fuego cruzado entre israelíes y palestinos se originó en la estación de televisión pública francesa France 2, fue filmada por el camarógrafo palestino de la red televisiva con la sobregrabación efectuada por su jefe de la agencia en Jerusalén, quien atribuyó los disparos mortales a Israel. Sin embargo, en el transcurso de cuatro y medio años desde que ocurrió el incidente se han formulado preguntas sobre la fiabilidad de la atribución e incluso sobre la autenticidad de la escena. Los que acusan a la estación de televisión y a los periodistas de manipular los hechos se han encontrado con encubrimientos, confusión y amenazas de demanda judicial. Conforme el escándalo se cocina a fuego lento en los medios de comunicación franceses, CAMERA clasifica las demandas y contrademandas.

El evento que precipitó la situación tuvo lugar el 30 de septiembre de 2000:

Pistoleros palestinos y soldados israelíes se enfrentan en la intersección de Netzarim en la Franja de Gaza. Se encuentran presentes una gran cantidad de reporteros extranjeros, fotógrafos y personal de televisión, que incluyen a Talal Abu Rahma, el camarógrafo de France 2. Los diversos equipos de personal de televisión (aproximadamente 20) filman gran parte de los eventos del día, pero sólo Abu Rahma filma lo que declara que es la muerte de Mohammed Al Dura ocasionada por balas israelíes. (Un clip de Reuters aparentemente captura a Jamal y Mohammed Al Dura filmados desde un ángulo diferente). Abu Rahma filma este día 27 minutos de película. Aunque de jefe de la Agencia del Oriente Medio de France 2, Charles Enderlin, no está en la escena en este momento, ve el clip de Abu Rahma posteriormente y acepta el informe de los eventos que suministra el camarógrafo.

Enderlin edita la película y proporciona el comentario de la sobregrabación para las noticias de la tarde. Sólo una pequeña porción (55 segundos) de la película de Abu Rahma se transmite en las noticias de la tarde. La película muestra a Jamal Al Dura y su hijo Mohammed acurrucados detrás de un grueso tonel de concreto; se perciben disparos que chocan contra la pared que está detrás de ellos. La película no muestra al niño muriendo.

Los comentarios del corresponsal Charles Enderlin sobre la película para France 2 son:

3 p.m… todo ha dado un vuelco cerca del asentamiento de Netzarim en la Franja de Gaza… aquí Jamal y su hijo Mohammed son los blancos de disparos que vienen de la posición israelí… Una nueva ráfaga de disparos, Mohammed está muerto y su padre seriamente herido.

France 2 distribuye la película, gratuitamente, a los medios de comunicación mundiales, y ésta se transmite por todo el mundo.

En el segundo día, 1º de octubre de 2000,

Gillian Findlay de ABC también dice que el niño murió “bajo fuego israelí”. Ella repite esta locución pocos días después. Otros medios de comunicación dejan en claro que padre e hijo quedaron en medio de la balacera entre israelíes y palestinos.

 
FRANCE 2

France 2 —una de las tres estaciones que comprenden la televisión pública francesa.

Talal Abu Rahma —camarógrafo palestino que trabaja para CNN y para France 2. Abu Rahma filmó el notorio clip de la muerte por bala de Al Dura y originó la declaración de que el niño fue abaleado por soldados israelíes.

Charles Enderlin —jefe de la agencia de France 2 en el Medio Oriente con sede en Jerusalén desde 1990 que transmitió como un hecho comprobado la declaración de que Al Dura fue abaleado por soldados israelíes.

Olivier Mazerolle —director de noticias de France 2 en la época de la teledifusión de Al Dura. Fue encontrado culpable por violación de la ética periodística por el Conseil supérieur de l'audiovisuel (CSA), una autoridad administrativa de los medios de comunicación audiovisuales cuyos concejales son designados por el gobierno francés, y renunció a su puesto el 11 de febrero de 2004 al aprobar un reportaje noticioso falso que indicaba que Alain Juppe abandonaba la política después de su condena por corrupción. (De hecho, en una estación rival, el Sr. Juppe acababa de anunciar que se quedaría y apelaría su condena).

Arlette Chabot —asumió el puesto de directora de noticias de France 2 después de la renuncia de Mazerolle. Bajo presión proyectó la película original en bruto a los periodistas independientes Luc Rosenzweig, Denis Jeambar y Daniel Leconte. Aunque reconoce que es imposible atribuirle a los soldados israelíes la muerte de Al Dura basándose en las grabaciones filmadas de France 2, niega vehementemente que la escena sea una escenificación y que se necesite una investigación adicional. Chabot defiende a la red televisiva y a sus periodistas y ha amenazado con plantear demandas judiciales a quienes impugnen la integridad profesional de la red.

Christine Delavennat —directora de comunicaciones de France 2, que insiste que a Abu Rahma se le atribuyó falsamente una declaración ante el Centro de Derechos Humanos Palestino en la cual afirma que soldados israelíes apuntaron deliberadamente a Al Dura.

MENA

Agencia de noticias Metula (MENA por sus siglas en inglés) —agencia de noticias israelí en idioma francés, cuya misión estipulada incluye revelar y proporcionar un contrapeso a la información omitida y distorsionada que otras organizaciones de noticias puedan diseminar. MENA ha encabezado las acusaciones contra France 2, Charles Enderlin y Talal Abu Rahma por mentir y manipular la escena.

Stephane Juffa —jefe de redacción de MENA, cuya investigación de los eventos reportados concluyó que la transmisión de France 2 fue falsificada para desprestigiar a las Fuerzas de Defensa de Israel.

Gerard Huber —psicoanalista y corresponsal de MENA en París que colaboró con Juffa en la investigación del asunto. Escribió un libro titulado “Contre-expertise d'une mise en scene” (Reevaluación de un evento escenificado), publicado en 2003 por Ediciones Raphael, que describe la investigación y la conclusión a la que llegó: que Al Dura no fue abaleado por israelíes y que toda la escena fue una escenificación.

Otros escépticos con respecto a las declaraciones de France 2:

Nahum Shahaf —físico israelí y reservista de la unidad de inteligencia de la IDF (Fuerza de Defensa Israelí por sus siglas en inglés) que investigó originalmente las declaraciones de que Al Dura fue matado por los soldados de la IDF. Shahaf llegó a la conclusión de que la evidencia física indica que las balas fatales que mataron a Al Dura no podrían haber provenido de la posición israelí. Asimismo, Shahaf plantea finalmente que el disparo a Al Dura fue un evento escenificado.

Esther Shapira —cineasta alemana que produjo un documental investigativo sugiriendo que Mohammed Al Dura tenía más probabilidades de haber sido abaleado por palestinos que por soldados israelíes. El documental se difundió en la red de televisión alemana ARD en marzo de 2002.

James Fallows —corresponsal de la revista estadounidense Atlantic Monthly, quien escribió un artículo investigativo para la revista en junio de 2003 y resumió la evidencia que indica que los soldados israelíes no pudieron haber matado a Al Dura.

Richard Landes —profesor de historia de la Universidad de Boston y director cofundador del Centro de Estudios Milenarios, quien se involucró en 2003 cuando conoció a Gerard Huber de MENA. Posteriormente, Landes se reunió con Shahaf y vio la película en bruto del evento presentado por Charles Enderlin. Con la convicción de que toda la escena fue una escenificación, Landes produjo un documental sobre el evento titulado Pallywood.

Luc Rosenzweig —un ex periodista del diario francés Le Monde, colaborador independiente de MENA, quien vio la película en bruto del incidente en las oficinas de France 2.

Denis Jeambar —editor de la revista de noticias francesa L'Expresse, quien vio la película en bruto en las oficinas de France 2.

Daniel Leconte —cineasta independiente, productor y director, además de ex periodista de France 2, quien vio la película en bruto del incidente en las oficinas de France 2.

Phillipe Karsenty —jefe del organismo de control de medios de comunicación francesa llamado Índice de Audiencia de Medios de Comunicación, quien examinó la película en bruto del clip difundido por France 2 y declara que este es un engaño.

(Para más información, ver http://www.m-r.fr/dossier.php?id=21)

Ronald Blum —miembro del Parlamento francés que representa a Bouches-du-Rhône, quien instó al ministro de comunicaciones francés a investigar la evidencia que tenía France 2 para declarar que soldados israelíes abalearon y mataron a Mohammed Al Dura.

Serge Farnel —ciudadano francés y espectador de France 2, quien interpuso demandas con mediadores: la CSA (Consejo superior de audiovisuales) y el consejo estatal, la corte más alta del país, para que exhortaran a France 2 a reconocer públicamente que no existe ninguna prueba de que los disparos provinieran de los soldados israelíes.

Nidra Poller —escritora y autora que vive en París. Su artículo más reciente sobre Al Dura "Mito, hechos y el asunto al-Dura” aparece en la edición de septiembre de 2005 de Commentary.
 
 
Argumentos y Contra-argumentos 
 

Abu Rahma afirmó originalmente que los soldados israelíes le dispararon deliberadamente a Mohammed y Jamal Al Dura por 45 minutos, de los cuales él filmó 27 minutos.

“Pasé aproximadamente 27 minutos fotografiando el incidente que sucedió por 45 minutos… Puedo confirmar que el niño fue baleado a muerte intencionalmente y a sangre fría y su padre fue herido por el ejército israelí”. [3 de octubre de 2000, en una declaración jurada proporcionada voluntariamente al Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR por sus siglas en inglés). Para un testimonio completo ir a sitio web de PCHR.

Cuatro años después (22 de octubre de 2004), después de ver la película en bruto en las oficinas de France 2, los periodista independientes Luc Rosenzweig, Denis Jeambar y Daniel Leconte descubren que la declaración de Abu Rahma de haber filmado 27 minutos de película de soldados israelíes disparándole a Al Dura era falsa. En ese momento, el asesor de France 2, Didier Epelbaum les dijo que Abu Rahma se había retractado de su testimonio. Sin embargo, no ha habido una declaración pública ni una indicación oficial de que Abu Rahma efectivamente se haya retractado de su testimonio, y el sitio web de PCHR todavía mantiene el testimonio oficial. De hecho, la directora de comunicaciones de France 2, Christine Delavennat niega que Abu Rahma haya contradicho jamás su declaración. Delavennat sostiene que según Abu Rahma, la declaración se le atribuyó falsamente. Por otra parte, el abogado del Centro Palestino de Derechos Humanos, Raji Sunami, que estaba presente cuando Talal Abu Rahma testificó voluntariamente y firmó la declaración jurada disputa esto.

Charles Enderlin

La declaración original Enderlin fue que las balas de la posición israelí mataron a Mohammed Al Dura e hirieron seriamente a su padre.

"3 p.m… todo ha dado un vuelco cerca del asentamiento de Netzarim en la Franja de Gaza… aquí Jamal y su hijo Mohammed son los blancos de disparos que vienen de la posición israelí… Una nueva ráfaga de disparos, Mohammed está muerto y su padre seriamente herido”. [30 de septiembre de 2000, Noticiero de la tarde de France 2]

Luego insistió que suprimió las imágenes del sufrimiento del niño porque eran insoportables e innecesarias para el noticiero.

“Corté las imágenes del sufrimiento del niño (espasmos de agonía) ya que eran insoportables. La historia se contó, la noticia se envió. Esto no hubiera añadido nada más…” [Telerama, 25 de octubre de 2000]

“Nosotros no transformamos la realidad. Pero como algunas partes de la escena eran insoportables, France 2 cortó unos segundos de la escena, en concordancia con nuestros estatutos éticos”. [Septiembre de 2003, en una carta a Atlantic Monthly].

Cuando se formularon preguntas acerca de la autenticidad de la teledifusión, Enderlin mantuvo que era víctima de difamación por grupos de extrema derecha.

“Las acusaciones [contra Enderlin] son calumnias, diseminadas por organizaciones de extrema derecha que declaran que la película fue una escenificación”. [4 de junio de 2003, en una entrevista con la revista Vendredi, Samedi, Dimanche (Francia).

Enderlin defendió su declaración oficial de que las balas fatales provenían de la posición israelí, e insistió que esto representaba la realidad completa de la situación.

“¿Por qué [yo] dije… que las balas provenían de la posición israelí?...

...Talal [Abu Rahma], que filmó la escena, indicó que así fue… Talal ha trabajado para nosotros desde 1988 y goza de nuestra confianza absoluta…

...En los días siguientes, ingresó evidencia adicional, proveniente de periodistas y ciertas fuentes, que me confirmó estos hechos...

...Nunca, en ningún momento, el ejército [israelí]… propuso colaborar en una investigación adecuada…

…Además, para mí, la imagen no sólo corresponde a la realidad de la situación en Gaza sino también a la de Cisjordania. El ejército israelí respondió a la sublevación palestina con un tiroteo de balas cargadas”. [27 de enero de 2005, en carta al diario francés Le Figaro]
 
 
MENA (Stephane Juffa, Gerard Huber)

La Agencia de Noticias Metula (MENA) sostiene que Talal Abu Rahma y Charles Enderlin de France 2 mintieron y que todo el incidente de Al Dura fue una escenificación realizada con el propósito de demonizar al ejército israelí.

“Al confirmar las conclusiones de la investigación comisionada por el comandante del frente sureño del ejército israelí y liderada por el físico Nahum Shahaf, la Agencia de Noticias Metula ha afirmado constantemente que la declaración de Abu-Rahma era un falso testimonio y que los 27 minutos de la película del incidente no existieron…

…El reporte noticioso de Talal Abu-Rahma y Charles Enderlin es una escenificación grotesca, que pretende demonizar a Israel y al ejército israelí. Los soldados acusados por el comentario del corresponsal permanente de France 2 en Jerusalén no le dispararon al adulto Jamal Al-Dura ni al niño a su lado porque desconocían totalmente su presencia en la escena". [“El caso Al-Dura: una conclusión dramática” (info # 010311/4EV), Stéphane Juffa © Agencia de Noticias Metula, 3 de noviembre de 2004]

“Todo este asunto fue un engaño… Él [Nahum Shahaf] demostró que por el hecho de que los disparos debieron haber venido directamente de detrás del camarógrafo o a un costado de este, toda la escena del supuesto infanticidio debió haber sido una escenificación, y que el niño que se ve en la película no fue asesinado en absoluto. Al examinar detenidamente la película en cámara lenta, hasta pudo ver el dedo del camarógrafo haciendo una señal de “toma dos”, utilizada por los profesionales para indicar la repetición de una escena…

...Hace tres años entrevisté al Sr. Shahaf y después de ver toda la evidencia me di cuenta que esta podría ser una de las mayores manipulaciones de los medios de comunicación que el mundo ha visto jamás. Empezamos nuestras propias investigaciones y escribimos más de 150 artículos sobre el asunto, lo que nos ha llevado a concluir que el reportaje francés es pura ficción, más allá de cualquier duda razonable.

[Stephane Juffa, Wall Street Journal Europe, Nov. 29, 2004]

MENA plantea dudas acerca del presunto momento de la muerte de Al Dura. (James Fallows de Atlantic Monthly y el ex periodista de Le Monde Luc Rosenzweig plantean lo mismo).

“Tenemos los testimonios del Dr. Joumaa Saka y el Dr. Muhamad El-Tawil, dos doctores palestinos del hospital Shifa en Gaza, quienes dijeron que el cuerpo muerto de Mohammed fue traído antes de la 1 p.m. El problema es que Charles Enderlin, el corresponsal de France 2 en Jerusalén, declaró en el polémico reportaje que la balacera empezó a las 3 p.m. ¿Cómo se puede matar a alguien con balas que fueron disparadas después de que ya estaba muerto? Esta es sólo una de las muchas preguntas que el canal de televisión francesa debe contestar”. [Stephane Juffa, Wall Street Journal Europe, Nov. 29, 2004]

MENA pone en tela de juicio que Al Dura realmente esté muerto.

“Queda pendiente probar si Al Dura realmente fue asesinado. Los doctores del hospital Shifa en Gaza mostraron el cadáver de un niño severamente herido. El niño estaba muerto, pero este no es el niño que se ve en el famoso noticiario de televisión” [Gerard Huber, Contre-expertise d'une mise en scene, Ediciones Rafael, 2003]

“El niño que vemos durante la balacera no es el mismo niño que vemos en la morgue en otra película; el segundo tenía heridas de bala y el personal del hospital lo identifica como Mohammed al-Dura”. [Stéphane Juffa, en entrevista con Eva Cahen de CNS]

Stéphane Juffa critica a los periodistas que no apoyan la teoría de MENA de que el incidente Al Dura fue una escenificación.

MENA critica la “tercera forma” adoptada por Jeambar y Leconte como “una patraña intelectual que elige algunas de las conclusiones de nuestra investigación, de forma similar a un autoservicio, y pretende ofrecer un tipo de arreglo. Un arreglo que está en algún punto medio entre ‘una verdad muy lejana' para los franceses implicados en el montaje y la teoría del asesinato de Mohammed por el ejército israelí, la cual ha demostrado ser indefendible. A diferencia de los que persisten en su negación y los que dedican mucha energía a denigrar o insultar a nuestros periodistas, los partidarios de la tercera forma afirman actualmente que no pueden adoptar una posición firme con respecto al asunto de la escenificación, aunque aceptan la idea de que los autores del reportaje difundido por FR2 cometieron copiosos y serios errores profesionales.” ["Une vérité trop loin" Stéphane Juffa © Agencia de Noticias Metula, 21 de febrero de 2005]

Luc Rosenzweig

Luc Rosenzweig cree que Charles Enderlin y Talal Abu Rahma han mentido repetidamente para encubrir su mentira original.

“Charles Enderlin ha mentido acerca del caso Al Dura muchas veces. Mintió cuando declaró que cortó las imágenes del sufrimiento del niño porque eran insoportables. “Estas imágenes no existen, lo que puedo certificar después de haber visto la película en bruto que Enderlin proporcionó por órdenes de la red televisiva el 22 de octubre de 2004. ¿Podría ser que estas imágenes existan pero permanezcan escondidas? Esto es altamente improbable, porque si este fuera el caso, Charles Enderlin y France 2 no habrían omitido mostrarlas con objeto de acallar a las personas que... han señalado esta anomalía...

Talal Abu Rahma mintió muchas veces y le dijo a la cineasta alemana Esther Shapira que no había divulgado todos los secretos de asunto, insinuando que estaba guardando silencio acerca de otros elementos que prueban la culpabilidad del ejército israelí. ["Charles Enderlin, menteur en toutes les langues (info # 010302/5)" análisis, escrito por Luc Rosenzweig © Agencia de Noticias Metula, 3 de febrero de 2005]

Rosenzweig cree que Abu Rahma es un palestino nacionalista, que originó la declaración de que Mohammed Al Dura fue abaleado por israelíes para fomentar la intifada palestina y para virar la opinión mundial en contra de Israel.

“Talal Abu Rahma es uno de varias docenas de periodistas, fotógrafos y camarógrafos palestinos que trabajan en Gaza para los medios de comunicación internacionales. Durante los últimos 10 años ha sido un colaborador regular de CNN y France 2. Estos colaboradores palestinos controlan la información que surge de Gaza para los grandes medios de comunicación, porque sin ellos es imposible viajar a través del área. Su supervivencia física y financiera depende de su lealtad a la Autoridad Palestina, y varios de ellos, que incluyen a Talal Abu Rahma, se consideran además militantes de la causa palestina… Era necesario alimentar el enojo popular (al inicio de la intifada) con imágenes violentas que estimularan a los militantes y evidenciaran a Israel como un monstruo ante los ojos de todo el mundo. Talal Abu Rahma fue el más hábil y el más afortunado profesionalmente en su construcción de una de estas ‘mentiras patrióticas'…” ["Charles Enderlin, menteur en toutes les langues (info # 010302/5)" análisis, escrito por Luc Rosenzweig © Agencia de Noticias Metula, 3 de febrero de 2005]

Rosenzweig cree que los eventos que rodean el incidente de Al Dura fueron una escenificación.

“En el controversial caso de Netzarim, cuando se ve el ajetreo es evidente de que hay un esfuerzo concertado de los fotógrafos y camarógrafos presentes en la escena, todos ellos palestinos, para fabricar imágenes impactantes, falsificar heridas, falsificar transportes en ambulancia, un hecho que reconocen hasta los directores de France 2. En la intersección de Netzarim funcionaba un pequeño teatro callejero…” ["Charles Enderlin, menteur en toutes les langues (info # 010302/5)" análisis, escrito por Luc Rosenzweig © Agencia de Noticias Metula, 3 de febrero de 2005]

Rosenzweig opina que Enderlin es un periodista poco ético por haber promovido la declaración de que los israelíes abalearon a Al Dura sin tener ninguna evidencia.

“Charles Enderlin no estuvo en el lugar de los hechos y escribió éste [su comentario sobre la película de Al Dura] basado en la información de su camarógrafo, en quien dice confiar plenamente. Enderlin no obtiene la confirmación del lado israelí de este incidente. Yarden Vatikai, el vocero de IDF que estaba de servicio este día, le contesta que va a emprender una investigación y le informará los resultados... Actualmente, Enderlin declara en un artículo en el periódico Figaro del 27 de enero de 2005 que la 'imagen corresponde a la realidad de la situación, no sólo en Gaza sino también en Cisjordania'. Por lo tanto, a falta de testigos un hecho se podría considerar verdadero porque parece probable. La realidad de la situación era también que, a toda costa y por todos los medios, la posición palestina procuró darle a la represión israelí de los disturbios la peor imagen posible. Desde un punto de vista ético, la actitud de Enderlin está muy sujeta a debate, ¿es posible hacer este tipo de aseveración sobre la base de una sola fuente, cualquiera que sea ésta? En el momento que inculpa a la IDF, Enderlin no tiene evidencia que le permita hacer esto profesionalmente. ["Charles Enderlin, menteur en toutes les langues (info # 010302/5)" análisis, escrito por Luc Rosenzweig © Agencia de Noticias Metula, 3 de febrero de 2005]

Rosenzweig plantea preguntas acerca de la autenticidad del incidente de Al Dura en sí.

“…En su comentario, Charles Enderlin afirma sin pruebas que las balas vinieron del lado israelí y explica que los disparos ocurrieron a las 3 p.m., mientras que los doctores en el hospital de Gaza recuerdan que el cuerpo del niño llegó entre 11 a.m. y 1 p.m. Esto creó muchas mentiras". [citado en Le Monde, 19 de noviembre de 2004]
 
 
Denis Jeambar y Daniel Leconte

Denis Jeambar y Daniel Leconte están entre los pocos periodistas independientes que vieron la película en bruto de France 2, y expresan preocupación por lo que vieron.

“Estamos extremadamente molestos por lo que vimos allí en la proyección de los ajetreos [película en bruto en la oficina de Arlette Chabot…” [Denis Jeambar, en entrevista con radio RCJ, 1º de febrero de 2005].

Ellos están molestos porque Enderlin atribuyó la muerte de Al Dura a los israelíes, a pesar que la película en bruto de France 2 no demuestra este punto de vista, y citan evidencia que sugiere que Al Dura fue matado por palestinos.

“Sabemos los estragos causados por esta imagen [de Al Dura], el odio que promovió y desarrolló... se ha presentado a partir del comentario que proporcionó Charles Enderlin como ejemplo del barbarismo israelí. ...La película crucial demuestra que cuando Charles Enderlin declara muerto al pequeño e indica que lo mataron los israelíes, no tenía nada que lo facultara a afirmar que él [Al Dura] realmente estaba muerto y menos aún que fue matado por soldados israelíes. Por el contrario, todo, empezando con la ubicación de cada participante en el terreno, incriminaría más bien a una de las balas palestinas”. [25 de enero de 2005, en Le Figaro]

“Los únicos que podrían haberle disparado al niño fueron los palestinos, debido a la posición en que estaban. Si hubieran sido balas israelíes, serían balas muy extrañas porque deberían haberle dado la vuelta a la esquina". [Daniel Leconte, en entrevista con el Servicio de Noticias Cybercast, publicada el 15 de febrero de 2005]

Jeambar describe lesiones fingidas que componen la mayor parte de la película en crudo de France 2.

“…En los 24 minutos de filmación anteriores a la película de Al Dura, los palestinos jóvenes están actuando para las cámaras de televisión. Ellos “caen, y cuando piensan que no hay nadie está cerca, se levantan. ...era interesante darse cuenta que el narrador tuvo esta perspectiva. Esto sucede entre bastidores y nunca se mostró [en televisión]. Ellos fingieron sus heridas totalmente, las ideas y venidas de una ambulancia que evacua gente que realmente no tienen ninguna herida. Este también es un elemento de la filmación, que además establece la primera imagen. Esto fue sumamente molesto. El segundo elemento molesto fue la escena misma, es decir, debía verificarse, porque el padre llevaba puesta una camiseta sin ningún indicio de sangre y este fue uno de los elementos que también nos molestó”. [Denis Jeambar, en entrevista con radio RCJ, 1º de febrero de 2005]

Leconte sugiere que las ideas anti israelíes preconcebidas del público francés pueden haber influenciado el comentario distorsionador de Enderlin.

“[El reportaje de que Israel le disparó al niño] correspondió en forma general a lo que el público general francés quería escuchar en esta época, y me parece que esto es lo más alarmante de todo. Tengo la sensación que se tiene una versión prefigurada de lo que sucede en el Oriente Medio y que, en última instancia, los hechos se montan para mantener esta norma. Y creo que, si así lo prefieren, el papel del periodista no es hacer esto… Nadie está inmune al error… Pero lo mínimo que se debe hacer cuando se cometen este tipo de errores, que también tienen muchas consecuencias serias, es admitirlos”. [Denis Jeambar, en entrevista con radio RCJ radio, 1º de febrero de 2005].

Jeambar y Leconte no opinan que todo el asunto sea un engaño. Ellos creen la evidencia es insuficiente para derivar este tipo de conclusión. Creen que Charles Enderlin no debía haber declarado que el niño fue matado a tiros por soldados israelíes y que este error se debe subsanar.
 
 
 
La administración de France 2 (Arlette Chabot, Christine Delavennat)

Chabot amenaza con presentar una demanda contra los acusadores de la red televisiva.

“Por seis meses se han lanzado rumores que dicen que France 2 permitió que la manipularan, que el niño no estaba muerto, que su padre no estaba herido y que todo esto fue una ‘escenificación' que France 2 filmó gustosamente. La red televisiva no acepta la impugnación del profesionalismo y la imparcialidad de sus periodistas y está presentando una reclamación para acabar con esta campaña de difamación. [Arlette Chabot, citada en Le Monde, 19 de noviembre de 2004]

“Es una historia loca. Cada vez que consideramos una pregunta, entonces surge otra pregunta. Es muy difícil luchar contra un rumor. El asunto es que cuatro años después, nadie puede decir con certeza quién lo mató, los palestinos o los israelíes". [Arlette Chabot, citada en International Herald Tribune, 7 de febrero de 2005]

Ella sostiene que las fotografías del niño en la morgue y la película de Al Dura de France 2 muestran al mismo niño.

“De hecho es el mismo niño y estamos dispuestos a entregar sus fotografías para una evaluación oficial”. [Arlette Chabot, citada en Le Monde, 19 de noviembre de 2004]

Christine Delavennat sostiene la inocencia de France 2 e insiste que ninguna de las escenas de la película fue escenificada. Ella afirma que ya se han interpuesto juicios contra los acusadores de France 2.

En una entrevista, la directora de comunicaciones de France 2, Christine Delavennat, le dijo al Servicio de Noticias Cybercast que ninguna de las escenas en el casette fue escenificada y que el camarógrafo y la estación defendían esta declaración. Delavennat invitó a “los acusadores a traer la prueba”, tildó el debate de “indecente” y dejó entrever que la estación ya interpuso ocho juicios contra sus acusadores, la mayoría de ellos por difamación. [tal como se citó en “Televisión francesa fiel a la historia que incitó la intifada palestina", Eva Cahen, Servicio de Noticias Cybercast, 15 de febrero de 2005]

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009