ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Lo que los medios no cuentan: Los acusadores y jueces contra Israel en el CDH de la ONU
por Marcelo Wio
24 de Julio de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
Los medios de comunicación en español (por ejemplo, aquí, aquí, aquí y aquí) informaban que la ONU - el Consejo de Derechos Humanos de dicho organismo internacional, para ser más preciso - creará una comisión para investigar las “violaciones” o “posibles” violaciones a los derechos humanos por parte de Israel en el transcurso de la operación defensiva contra el Hamas y otros grupos terroristas de la Franja de Gaza.

Estrictamente hablando, la ONU no creará una comisión para “investigar”.

La página web oficial del Consejo de Derecho Humanos de la ONU publicó el borrador de la resolución el 23 de julio de 2014. El mismo decía que el Consejo:

“... condena en los términos más enérgicos las generalizadas, graves y sistemáticas violaciones de derechos humanos y las libertades fundamentales derivadas de las operaciones militares israelíes llevadas a cabo en el territorio palestino ocupado desde el 13 de junio de 2014 que puede equivaler a crímenes internacionales, resultando directamente en la matanza de más de 650 palestinos, la mayoría de ellos civiles y más de 170 de los cuales son niños... y decide enviar urgentemente una Comisión Internacional de investigación independiente para investigar todas las violaciones del derecho internacional humanitario y derecho internacional de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental, particularmente en la ocupada franja de Gaza, en el contexto de las operaciones militares realizadas desde el 13 de junio de 2014 y que informe al Consejo en su vigésimo octavo período de sesiones”.

Téngase en cuenta que el borrador de resolución no habla de “posibles o supuestas violaciones”; con lo que, el dictamen ya está hecho. Sólo resta “confirmarlo”. Así, la comisión no es “investigadora”, sino “verificadora” de un veredicto apriorístico.

¿A ningún medio se le ocurrió leer el borrador de la resolución? ¿O es que sencillamente trabajan con la versión “edulcorada”, aquella que maquilla ya no el sesgo, sino el circo en que se ha transformado el Consejo de Derechos Humanos?

El circo que el 14 de marzo de 2012 ofreció uno de sus números más audaces: adoptando de forma unánime un informe de la ONU. ¿El contenido? Un elogio en toda regla al historial de derechos humanos del régimen de Gaddafi.
 
 
La prensa… Y, la prensa… Zzzzzzz
 
 
 
 
De esta manera, el Consejo de Derechos Humanos, condena primero y luego decide “investigar” lo que afirma que ha sucedido.

Si A, A

A

Entonces el informe dirá A.

Una repetición de la “comisión investigadora” (que también partía de un veredicto previo) que dio como resultado el infame Informe Goldstone; y que se parece en su formulación a tantas otras: investigar lo ya juzgado.

El 5 de abril de 2011, del diario La Nación, de Argentina, publicaba un artículo de Emilio Cárdenas; donde el ex embajador argentino ante las Naciones Unidas manifestaba:

“El gravísimo contenido del ‘Informe Goldstone' fue particularmente duro para las Fuerzas Armadas de Israel, a las que se acusó puntualmente de haber cometido crímenes de guerra [...] en el transcurso del conflicto armado investigado… Inesperadamente, el viernes pasado, Richard Goldstone publicó una clara retractación del contenido y conclusiones de su Informe, esta vez desde las páginas del Washington Post. Allí admitió inequívocamente que, con la información de que hoy dispone, está ahora seguro que el daño producido a civiles inocentes palestinos por las acciones militares israelíes no fue intencional. Ya no menciona siquiera lo que antes calificó de ‘uso desproporcionado' de la fuerza. Y aprovecha para confirmar algo para muchos obvio: esto es que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, cuyo encargo en su momento aceptara, tiene prejuicios claros contra Israel”.

 
 
Un Consejo torcido
 
 
En 2011, la entonces Secretaria de Estados de Estados Unidos, Hillary Clinton, comentó, según recogía el Jerusalem Post el 28 de febrero de 2011, acerca del Consejo del Derechos Humanos de la ONU que:

“El sesgo estructural contra Israel – incluyendo un orden del día permanente para Israel, en tanto que el resto de los países son tratados bajo un mismo punto – está mal. Y socava el importante trabajo que están tratando de hacer.”

El Consejo ha convertido, efectivamente, a Israel en un ítem permanente de su agenda. ¿Qué significa esto? Pues que en cada sesión, el séptimo punto de la agenda se dedica siempre a las “violaciones” de los derechos humanos en los “territorios palestinos” por parte de Israel. Un doble rasero más que evidente.

En marzo de 2012, la Embajadora de Estados Unidos ante el Consejo de Derechos Humanos, Eileen Chamberlain Donahoe, dijo:

“La hipocresía de este ítem se amplifica aún más por las resoluciones sometidas bajo este punto, incluyendo una resolución sobre los ‘derechos humanos en el Golán sirio ocupado', propuesta por el régimen sirio, en el [preciso] momento en que está asesinando a sus propios ciudadanos”.

Ya en 2008, la agencia Reuters informaba que:

“Organismos de derechos humanos independientes indicaron que el Consejo ha caído bajo el control de un bloque de estados islámicos y africanos, a menudo apoyado por China, Cuba y Rusia; y se protegen unos a otros de la crítica”.

En tanto que Dan Calic explicaba el 24 de diciembre de 2012 en Ynet:

“[El Consejo] Está compuesto por 47 estados miembros elegidos por la Asamblea General. Cada miembro del Consejo tiene un mandato de tres años. El consejo está dividido en cinco regiones. La distribución de escaños de cada región es: África 13, Asia 13, América Latina / Caribe 8, Europa Occidental/otros estados 7 (incluye a EE.UU.), Europa 6.

Dado que África y Asia tienen cada uno 13 escaños, la suma de ambos (26) proporciona una mayoría de votos. Esto se vuelve muy importante puesto que, virtualmente, todas las naciones que son, al menos, 60% musulmanas, están en estas dos regiones. Estas dos regiones fácilmente podrían ser caracterizadas como un bloque de votación.”

 
Y, a todo esto, ¿Quiénes dieron el “sí” a esta nueva resolución que extiende su acusación contra Israel?

Argelia, Argentina, Brasil, Chile, China, Congo, Costa Rica, Costa de Marfil, Cuba, Etiopia, India, Indonesia, Kazajistán, Kenia, Kuwait, Maldivas, México, Marruecos, Namibia, Pakistán, Perú, Filipinas, Federación Rusa, Arabia Saudí, Sierra Leona, Sur África, Emiratos Árabes Unidos, Venezuela, Vietnam.

Salta a la vista que la mayoría de esos países son árabes y/o musulmanes; sumando a que la mayoría no son países democráticos. Además, de los países del bloque de los No-Alineados. Algo que la mayor parte de los medios no se molestaron en señalar.

¿Quiénes votaron a favor de una “investigación” sobre posibles “violaciones a los derechos humanos?

Algunos de ellos:

Rusia. Que recientemente invadió Ucrania y se anexionó la península de Crimea.

Pakistán, que, como señalaba Sarit Catz, analista de CAMERA, según el gobierno británico tiene "una tasa particularmente alta de violencia contra la mujer, y la discriminación consagrada en la ley"; un país donde "millones de niños trabajan como servidumbre", donde las minorías religiosas y étnicas "han sido el blanco de muchos ataques violentos", y donde muchas personas "no tienen acceso adecuado a la justicia o a un trato legal justo." Las homosexualidad penada con hasta cadena perpetua.

El historial de derechos humanos de Kazajistán – un país que dista mucho de ser democrático -, según Human Rights Watch, “se deterioró seriamente en 2012, tras violentos enfrentamientos en diciembre de 2011 entre policía y manifestantes, entre ellos trabajadores petroleros en huelga... La libertad de reunión está restringida y decenas fueron multados o sentenciados a arresto administrativo a principios de 2012 por participar en protestas pacíficas. Una ley restrictiva sobre la libertad religiosa sigue en vigor. Los medios de comunicación permanecen bajo estricto control y hubo ataques contra los periodistas independientes. La legislación que regula los derechos de los trabajadores es vaga y oneroso, y la prohibición de huelgas en ciertos sectores de la economía restringe indebidamente los derechos de los trabajadores”.

Etiopía. Según La Información, Survival International ha revelado "nuevas y espeluznantes pruebas" de violaciones de los derechos humanos de los pueblos indígenas del valle del Omo (Etiopía), mientras "se intensifican los esfuerzos del Gobierno por desarrollar las lucrativas plantaciones de caña de azúcar en la región". “En este sentido, según la ONG, las excavadoras están despejando terrenos cerca de un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y están destruyendo comunidades y obligando a las poblaciones locales a abandonar su modo de vida pastoralista”.

China. Comenzando por la ocupación del Tíbet, y continuando por – según publicó InfoBae el 23/7/2014 – “la persecución a activistas políticos, intelectuales opositores, ciberactivistas y personas que practican su religión fuera de los cauces oficialmente autorizados” algo que “es una realidad cotidiana en China, lo que constituye un escenario de gravísimas violaciones a los derechos humanos”. Admás, China practica la “discriminación contra las mujeres, minorías y personas con discapacidades; tiene una coercitiva política de limitación de natalidad, que algunos casos resulta en abortos forzados y en esterilización forzada.

Arabia Saudí, donde las violaciones de las leyes de los derechos humanos están consagradas en el código legal del Reino, incluyendo la discriminación sistemática contra las mujeres y las minorías, donde los ciudadanos están sujetos a arrestos arbitrarios y detenciones; donde se niega el derecho a un juicio justo y público, donde hay torturas, abusos y restricciones a las libertades de expresión, asamblea, asociación, movimiento, y severas restricciones sobre la libertad religiosa

Kuwait. La Vanguardia indicaba en 2013 que: “Los grupos defensores de Derechos Humanos recuerdan que al menos 25 personas han sido imputadas por supuestas ofensas al emir, sobre todo en Internet”; y explicaba que “Un tribunal kuwaití ha condenado este lunes a cinco años de cárcel a un hombre por insultar al profeta Mahoma a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, según ha informado el diario The Kuwait Times”. Por su parte, MEMRI apuntaba en noviembre de 2013 que: “La homosexualidad está prohibida en el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), – Arabia Saudita, Kuwait, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Omán. En algunos de estos países, es ilegal y se castiga con azotes y hasta el encarcelamiento. [1] Las autoridades de estos países están combatiéndolo, y algunos países afirman que fue traído por los trabajadores extranjeros, que constituyen una parte sustancial de las poblaciones de esos países”. “El 6 de octubre del 2013, un funcionario del Ministerio de Salud de Kuwait anunció que durante la reunión del comité central del CCG en noviembre 2013 en Omán, de que su país propondrá una ley que exija que el examen médico de rutina requerido para los trabajadores extranjeros que deseen entrar en los países del CCG también incluya un examen de orientación sexual. Los trabajadores que se sepa sean homosexuales se les negará la entrada a Kuwait y a cualquier otro estado del Golfo”.

 
Estos son algunos de los acusadores y los jueces que señalan a Israel. Y los medios… Bueno, los medios… Zzzzzzz
 
 
 
 
¿Mejor estar dormido que tener que dar cuenta de una realidad que no perjudica a Israel?
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009