ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Lavando la imagen de Hamas
por Marcelo Wio
13 de Marzo de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

El 13 de marzo de 2013, la agencia de noticias Europa Press publicó un artículo donde describía la “bondad” del grupo terrorista Hamas para con los sospechosos de colaborar con Israel.

La crónica comenzaba informando que:

“El Ministerio del Interior del Gobierno de la Franja de Gaza ha ofrecido este martes una amnistía a los sospechosos de colaborar con Israel que se entreguen antes del 11 de abril, en un gesto que el partido-milicia Hamás ha descrito como una campaña "social" y no sólo de seguridad.

Un portavoz del Servicio de Seguridad Interior de la Franja, Muhamad Lafi, ha instado a los ‘colaboracionistas' registrados como tal por las autoridades gazacíes a entregarse a los autoridades.”

Algo no cuadra, pero la agencia de noticias no se molesta en aclararlo.

Primero: trata las declaraciones de una organización terrorista (sin aclarar que es así considerada por, entre otros, Estados Unidos y la Unión Europea) como si se tratara de un gobierno democrático en pleno ejercicio de la legalidad.

Segundo: el artículo habla de amnistía a sospechosos. ¿La amnistía no es, acaso, la extinción legal de la responsabilidad de los autores de un delito? ¿Sospechoso y culpable, son sinónimos para la agencia?

Europa Press continuaba diciendo que:

“El portavoz del Ministerio del Interior, Islam Shahwan, ha asegurado que las autoridades de la Franja aspiran a ‘reforzar la sociedad' frente a la amenaza de Israel. El colaboracionismo es uno de los delitos más perseguidos en la Franja de Gaza, hasta el punto de que la mayoría de la treintena de penas de muerte dictadas desde 2007 corresponden a estos casos.”

Llamativo que la agencia entrecomille el hecho de que las “autoridades gazíes aspiran a ‘reforzar la sociedad'”, pero no entrecomille la acusación “amenaza de Israel”. ¿Cuál es es esa “amenaza” que propone la agencia? ¿Está, acaso, justificando la violencia y el terrorismo de Hamas?

Entonces, la agencia señalaba que:

“En noviembre, coincidiendo con el asalto lanzado por Israel sobre el territorio costero, un grupo de hombres armados disparó contra seis supuestos colaboracionistas y encadenó el cuerpo de uno de ellos a una moto para pasearlo por las principales calles de la ciudad de Gaza.”

¿Asalto?

El blog del Ejército de Defensa de Israel informa:

“El 14 de noviembre, en repuesta a a los incesantes ataques con cohetes desde la Franja de Gaza, el Ejército de Defensa de Israel inició una amplia campaña contra objetivos terroristas en Gaza. La operación, Pilar de Defensa [véase cobertura especial de ReVista], tenía dos objetivos principales: paralizar a las organizaciones terroristas que operan desde la Franja de Gaza y defender a los israelíes que viven bajo fuego.”

Por su parte, Lior Haiat, portavoz de la Embajada de Israel en Madrid, señalaba en el blog de dicha sede diplomática que:

“Los días anteriores al inicio de Pilar de Defensa, los terroristas han lanzado más de 120 cohetes a la población israelí. Estos cohetes se suman a los 800 lanzados desde enero de 2012 (un promedio de 2 cada día), la misma intensidadque se alcanzó antes de la Operación Plomo Fundido de 2008.

[...]

Durante meses Israel se ha mantenido en la contención frente al constante ataque a sus ciudadanos.Ningún otro país en el mundo hubiera aceptado este tipo de ataque durante tanto tiempo. Cada estado tiene el derecho e incluso la obligación de defenderse y de defender a sus ciudadanos de ataques terroristas”.

Fue, además, la primera vez que Hamas y otros grupos terroristas lanzaron misiles de largo alcance contra las ciudades de Jerusalén y Tel Aviv, poniendo a 3.5 millones de personas bajo fuego.

Europa Press, olvida estos hechos, y mutatis mutandis, transforma a Israel en el agresor. Una vez más, ¿justifica la agencia, de esta manera, el terrorismo palestino?

Por otro lado, Europa Press, menciona la ejecución extra judicial de “supuestos colaboracionistas”, pero no ahonda en un tema directamente relacionado con la noticia que presenta.

La agencia de noticias AFP decía el 13 de marzo de 2013 que:

“... siete personas fueron asesinados luego de ser acusados de ser colaboradores.

Los cuerpos de seis de ellos fueron arrastrados detrás de vehículos a través de las calles de la ciudad de Gaza.”

Europa Press, sólo vio uno.

AFP también apuntaba que:

“Los asesinatos fueron reivindicados por militantes de Hamas de las brigadas de Ezzedine al-Qassam...

Mahmud Zahar, un alto dirigente de Hamas en Gaza avaló los asesinatos.

[...]
 
El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU condenó las ‘ejecuciones sumarias' y dijo que las víctimas habían estado antes bajo custodia gubernamental.”

El mismo día, la agencia de noticias palestina Ma'an indicaba que según registros de acceso público y las entrevistas con expertos en Gaza:

“... todos los hombres habían estado bajo custodia del gobierno de Hamas durante meses y, en uno de los casos, durante años, antes de que Israel lanzara la operación Pilar Defensivo, y no fueron atrapados in fraganti, como dijeron en su momento los funcionarios.”

Ahora, ¿esta información no es relevante en el contexto de esta noticia? Para Europa Press, no.

El artículo finalizaba asegurantdo que:

“Para alertar de la extensión del colaboracionismo, Shahwan ha puesto como ejemplo de las intromisiones el reclutamiento de dos palestinos por parte de los servicios de Inteligencia de Israel.

[...]

Los servicios de seguridad de Gaza "me trataron bien y mantuvieron en secreto mi historia. Ahora soy libre y el delito cometido contra mi pueblo es historia", ha dicho este joven, en declaraciones difundidas por el Ministerio del Interior.”

Europa Press, más que una agencia de noticias, parece, con este artículo, una consultora mediática oficiando de portavoz para el grupo terrorista Hamas.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009