ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
La Vanguardia digital corrige una información incorrecta, pero mantiene la confusión entre información y opinión
por Masha Gabriel
15 de Agosto de 2011

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

Bajo el titular Israel torpedea la paz y construirá 227 viviendas en territorio palestino ocupado (15-agosto-2011), la edición digital del diario La Vanguardia aseguraba equivocadamente que:

El ministro de Defensa, Ehud Barak, aprobó las nuevas viviendas en Ariel y en la comunidad de Netzarim en la franja de Gaza

ReVista de Medio Oriente contactó a La Vanguardia digital para informarles de algunos errores en esta información:

1- Ehud Barak no aprobó ninguna vivienda en Netzarim. Netzarim ya no existe. Fue una colonia completamente evacuada durante la Desconexión de Gaza. El resultado de esa evacuación ha sido que los habitantes de la antigua Netzarim quedaran sin vivienda hasta hoy en día.

Tal y como la misma edición digital de la Vanguardia informaba un poco más adelante:

El ministro de Defensa, Ehud Barak, aprobó la pasada semana la comercialización de 227 unidades de vivienda en Ariel, de las que cien estarán destinadas a la comunidad evacuada de Netzarim, asentamiento en la franja de Gaza evacuado en 2005, informó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

A raíz de la conversación con ReVista de Medio Oriente, la edición digital de La Vanguardia corrigió velozmente este error y cambió el subtítulo por:

El Gobierno ha aprobado nuevas viviendas en Ariel de las que un centenar serán para evacuados de la Franja de Gaza

Sin embargo, La Vanguardia online ignoró la segunda recomendación de ReVista:

2- El titular del artículo, que asegura que con esta decisión “Israel torpedea la paz”, promulga una opinión personal del periódico y no una información objetiva. El redactor del titular debería escribir en la sección destinada a opinión, pero no puede transmitir su punto de vista como si fuera un hecho.

Sin duda la política israelí despierta opositores, pero eso no es óbice para convertir opinión en información, ya que eso descontextualiza y confunde a los lectores.

Por otra parte, a lo largo de la nota, que es en realidad originaria de la Agencia EFE, se hacen múltiples referencias a las organizaciones que protestan por dicha decisión del gobierno israelí. Sin embargo se omite una información más completa y contextualizada. Según todos los borradores de los acuerdos formulados hasta el momento entre palestinos e israelíes, Ariel es uno de los tres grandes asentamientos que ambas partes han acordado que pasarán a formar parte de Israel tras el intercambio de territorios. A cambio de Ariel, Maale Adumin y Gush Etzion, varios diferentes primer ministros israelíes han ofrecido al futuro Estado palestino un porcentaje igual de territorio. Esto está contemplado desde los parámetros de Clinton, aceptados por ambas partes. Este contexto histórico y político hace que la construcción de viviendas en Ariel no signifique que “Israel torpedee la paz” sino que Israel está solucionando un problema interno de falta de vivienda en territorio que está prácticamente anexado de común acuerdo con la parte palestina.

El diario La Vanguardia se ha caracterizado por una correctísima información respecto a lo que sucede en Oriente Medio, por ello informaciones como esta deben ser especialmente vigiladas, ya que hacen un flaco servicio a los lectores y al propio medio, tirando por la borda una más que digna reputación.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009