ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
La Opinión de Los Angeles erra en la información sobre el número de civiles que pueden haber muerto
por Monica Cooper
7 de Enero de 2009

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

Bombardean escuela en Gaza y mueren 34, escribe hoy, 7 de Enero de 2008, La Opinión de Los Angeles. Sin embargo, las Naciones Unidas reportan que 30 han muerto en esta explosión. ¿Es que La Opinión posee otras fuentes que no da a conocer? Adicionalmente, es vital para los lectores de La Opinión estar informados del uso extenso que Hamas ha hecho de edificios civiles, como mezquitas y escuelas para almacenar y lanzar proyectiles, usando la seguridad de civiles para sus propias metas militares y políticas. Es más, el número de civiles que se reportan muertos en los dias que van desde la entrada del Ejército de Israel a la Franja es sujeto de mucha manipulación.

En cuanto a este incidente en particular, como bien escribe La Opinión :

El Ejército israelí dijo que había disparado contra la escuela porque combatientes del Hamás habían disparado desde allí, y acusó a Hamás de usar "cínicamente" a civiles como escudos humanos. Varios testigos confirmaron la versión israelí de que guerrilleros habían lanzado ataques desde la zona.

Siendo que existe evidencia de que la escuela funcionaba para el almacenamiento de explosivos, y dado que hay también evidencia de que se produjeron explosions secundarias, no se puede descartar que las muertes fueron ocasionados por ellas. El Ejército de Israel está investigando lo ocurrido, pero sabemos que desde una escuela en Gaza, militantes de Hamas lanzaron misiles hacia Israel en 2007, como se puede ver en el video aquí.

Está claro que Hamas ha usado edificios de civiles, tales como escuelas y mezquitas para almacenar proyectiles y como bases de lanzamiento. Que Hamas permita que civiles se refugien en edificios desde los cuales continúan los lanzamientos y los disparos, es inaudito: esto equivale a usar la población civil, mujeres, hombres y niños, como escudos, y también para aumentar los números de muertos civiles con metas propagandísticas.
 
En cuanto a “civiles”, escribe La Opinión:

La infantería israelí atenazaba a dos centros urbanos de Gaza y en total murieron el martes 70 palestinos — de los cuales sólo dos eran milicianos según fuentes médicas. Un funcionario de la ONU pidió que se investigue la muerte de civiles.

Cuántos civiles han muerto es imposible saber al momento. Un testigo citado por el The New York Times, reportó haber visto ocho militantes de Hamas muertos en la calle, vestidos de civil. El hecho es que Israel no ha permitido la entrada de periodistas internacionales a Gaza. Todas las noticias provienen de Hamas y de los funcionarios de la ONU estacionados allí. Según escribe Amy Isacharoff en el diario Ha'aretz de Israel,

el número oficial de muertos es determinado por el Ministerio de Salud en Gaza, que se haya controlado por Hamas. Segun el ministerio, 640 palestinos han muerto desde que el Ejército de Israel entrara en Gaza el 27 de diciembre. Pero el ministerio no provee estadísticas sobre cuántos de ellos son militantes de Hamas que murieron en combate con las fuerzas de Israel y cuántos no combatientes, y hasta ha llegado a decir que todos los palestinos muertos son civiles.

En cuanto a la situación de los civiles en la Franja, La Opinión debería subrayar un hecho fundamental: mientras que Israel ha invertido en proteger a su población mediante refugios y refuerzos de concreto a sus edificios públicos, minimizando asi las bajas que podrían haber ocurrido tras 6000 misiles que cayeron en su territorio, Hamas no ha proveído para la seguridad de sus civiles o para sus hospitales (Por ejemplo: más medicinas podrían haber pasado por los túneles que fueron usados para pasar armas). Mientras tanto, Hamas se ha dedicado durante ocho años a practicar una política de ataques constantes a Israel que obviamente llevó a Israel finalmente a la guerra. Hamas, violando su obligación fundamental de proteger a su población civil, la ha posicionado en el centro del conflicto armado, al introducir armas y militantes en los barrios a la vez que en las instituciones públicas.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009