ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
La invención de Dinatale
por Marcelo Wio
26 de Febrero de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
El periodista del diario argentino La Nación, Martín Dinatale continúa informando sobre una realidad paralela; siguiendo, tal vez, de manera un tanto sui generis, lainterpretación de los universos múltiplesointerpretación de los mundos múltiplesdeHugh Everett.

La interpretación de los mundos múltiples implica que todas las historias alternativas y futuros posibles son reales, cada una representando, de hecho, un “mundo” (o “universo”). La hipótesis afirma que existe un gran número— tal vez infinito —de universos, y todo lo que posiblemente podría haber sucedido en nuestro pasado, pero no acaeció, se ha producido en el pasado de algún otro universo o universos

En uno de esos universos, sobre el que informa Dinatale, la capital de Israel se ubica en Tel Aviv. Ese es el único cambio que ofrece el mundo alternativo del periodista. El resto, aparentemente, sigue el patrón y el orden de la realidad en la que todos habitamos. Pero esto no podría ser así. Si efectivamente el pasado hubiese llevado a que Tel Aviv fuese hoy la capital de Israel, en uno de los múltiples universos, ello significaría que Jordania estaría en posesión de Jerusalén y, muy probablemente de Cisjordania (podríamos inferir que, en ese mundo, nunca hubo guerra de los Seis Días y que Israel nunca logró el control de la parte occidental de la ciudad durante la guerra defensiva de 1948-49). Así, no habría conversaciones de paz con los palestinos, que implicaran la formación de un nuevo estado palestino, puesto que los palestinos no tendrían territorio alguno que reclamar, como no sea a Jordania y Egipto (Gaza).

Al parecer, cambiarle la capital a Israel, es decir, jugar a la ucronía o a los mundos múltiples, tiene sus consecuencias.

El periodista, en el primer párrafo de su crónica del 25 de febrero de 2014 decía:

“En línea con la nueva predisposición del gobierno argentino de reencauzar las relaciones diplomáticas con Tel Aviv, Israel envió el viernes pasado una invitación formal al canciller Héctor Timermanpara realizar una visita oficial con fecha abierta y por definir”.

¿O será la Cancillería la que no sabe a ciencia cierta con quién mantener relaciones: si con el gobierno de Israel, o con la Municipalidad de Tel Aviv?

A fin de cuentas, el periodista afirmaba que:

“Según confirmaron a LA NACION fuentes calificadas del Palacio San Martín y de la diplomacia israelí, la invitación oficial para que Timerman visite Tel Aviv se enmarca en lanueva etapa de las relaciones diplomáticas entre ambos países”.

Con lo que, podría tratarse de una invitación de la municipalidad de la ciudad costera israelí, y no de la diplomacia de ese país. Pero el problema, es que habla de diplomacia israelí...

Pero, más adelante señalaba que:

“El mismo viernes en que se confirmó que Zuain y posiblemente Timerman recibirán al vicecanciller israelí en Buenos Aires, la diplomacia de Tel Aviv envió una carta formal al Palacio San Martín para informar sobre una invitación al canciller argentino a Israel”.

Además, el titular rezaba:

Israel invitó a Timerman para una visita oficial

Así, parece ser que es el periodista el que pretende emborronar la situación inventándole una capital alternativa a Israel.

Aclaraciones, pues, para Dinatale:

1. RAE: capital.

(Dellat.capitālis).

1.adj.Perteneciente o relativo a la cabeza.

3.adj.Dicho de una población: Principal y cabeza de un Estado, provincia o distrito. U. m. c. s. f.

2. El parlamento israelí (Knesset), cabeza del estado judío, se encuentra en Jerusalén (Kiryat Ben Gurion, Jerusalén 91950), haciendo de ésta, en consecuencia, la capital. El Ministerio de Exteriores, que es el que seguramente realizó la invitación, está ubicado en 9 Yitzhak Rabin Blvd., Kiryat Ben Gurion, Jerusalén 910300.

Aunque a Dinatele no le guste, habitamos en una realidad en la cual la capital de Israel se encuentra en Jerusalén y, por ende, es de esa realidad de la que debe dar cuenta.
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009