ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Grupo Vocento, ABC y la libre circulación de falsedades
por Masha Gabriel
15 de Febrero de 2019

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

En tiempos de Fake News (las mentiras de toda la vida, pero vestidas con el marketing moderno), los medios del grupo Vocento nos ofrecían un gran ejemplo de cómo manipular y transmitir una información falsa.

Estados Unidos e Israel llaman a sus aliados a la guerra contra Irán

Este era el atronador titular de una noticia que afirmaba que el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, había planteado “abiertamente la guerra contra Irán”.

No obstante, como única explicación de dicho mensaje belicoso, tan sólo encontraba en todo el artículo que:

“Netanyahu y el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, compartieron un mensaje común y concluyeron que «es imposible lograr la paz y la estabilidad en Oriente Medio sin enfrentarse con Irán».”

“Enfrentarse con Irán”, ese era el “llamamiento a la guerra” que se había realizado en la cumbre de Varsovia, y que el periodista catalogaba como “euforia prebélica”.

Cierto que un enfrentamiento puede manifestarse de muchísimas maneras, y entre ellas la “guerra” es una. Pero esa una interpretación personal del periodista, que no puede ser camuflada bajo el disfraz de la información. Y mucho menos como para titular la noticia, que, como indicaba José Francisco Sánchez, profesor de Redacción Periodística en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Navarra, advierte de antemano qué es lo que se a encontrar en el texto y, como consecuencia, cómo debe ser leído. Algo así como la clave para un código.

Por cierto, que para alertar acerca de la peligrosidad y la devastación que una guerra en la región podría desencadenar, el periodista recurría no a algún experto o analista, sino a hacerse eco de un video que, según afirmaba el periodista, se hizo viral en las redes (¡!). Así, la pronta difusión de un material devendría en un elemento de verificación. El mundo al revés.

Y si el titular era llamativo por lo falso, el subtítulo no lo era menos, al poner en evidencia un problema más profundo y anclado en serios prejuicios:

“Las declaraciones de los enviados de Washington parecían sacadas de la libreta de notas de Benyamin Netanyahu”

Es decir, que en lugar de plantear que dos países aliados, democráticos y que comparten valores e intereses similares, resultaba más adecuado deslizar la idea que Netanyahu es ese poderoso titiritero que manipula los hilos del gobierno de los Estados Unidos. Antiquísima imagen que reproduce el viejo estereotipo antisemita del judío poderoso tan claramente expresado en los Protocolos de los Sabios de Sion.

A un titular mentiroso, una información tramposa y un subtítulo prejuicioso, había sumar además un primer párrafo digno de una pieza de impúdica propaganda para presentar a Irán como una mera víctima:

“La conferencia sobre «estabilidad y paz» de Oriente Medio convocada por Estados Unidos en Polonia terminó como una oda a la guerra contra Irán. Mientras la república islámica enterraba a los 37 muertos en el atentado suicida del miércoles contra un autobús de la Guardia Revolucionaria….”

Básicamente, el periodista del grupo Vocento nos explica que Israel y Estados Unidos son dos países dedicados a promover la guerra. Pero no de cualquier manera, sino haciendo apología de esta. Casi regodeándose, en ese lugar común que es la “oda a la guerra” mientras las iraníes mueren en atentados terroristas.

Llamativa resultaba la omisión, por parte de quien se dedica a informar sobre Medio Oriente, del carácter expansionista de Irán, de su "revolución islámica" y de la amenaza que esta supone para sus vecinos - amén de los reiterados mensajes sobre la eliminación de Israel. Tal y como otro artículo publicado por el propio diario ABC, y al que el artículo que aquí se analiza vinculaba con un link, afirmaba:

“De hecho, pocos días después de que triunfara la Revolución y se hiciera con el poder del país, el ayatolá Jomeini declaraba públicamente que el «régimen corrompido de Israel debe ser aniquilado». De la misma forma que Ahmadineyad, nada más llegar a la presidencia en 2005, aseguró que «Israel debe ser borrado del mapa. Todo el que reconozca al régimen sionista arderá en el fuego de la furia de la nación islámica».”

¿Quién realiza “odas a la guerra”? Es más, ¿quién realiza “odas al exterminio, al genocidio”?

Pero sigamos con las omisiones, que son muy ilustrativas. ¿Quién es esa “Guardia Revolucionaria” que fue víctima de un atentado? Vayamos al propio ABC. Así lo explicaba su corresponsal en Beirut:

“Con el paso de los años, esta fuerza de élite se ha consolidado como el brazo militar ideológico y mejor preparado del régimen. Se le atribuye un papel fundamental en la política exterior de la nación iraní. Fue el líder supremo, Ali Jamenei, quien amplió su capacidad operativa al crear la fuerza Al Quds, una unidad que se ocupa fundamentalmente de las operaciones internacionales y a la que hemos visto activa en los últimos años en Siria, Líbano o Bahréin.”

“En los últimos años, las agencias de inteligencia occidentales han advertido de la expansión de las actividades de los Pasdaran en África y América Latina, en concreto en Bolivia y Venezuela, cuyos gobiernos se declaran aliados del régimen de los ayatolás. Estados Unidos, por su parte, ha acusado, a la Guardia Revolucionaria de terrorismo.”

Es decir, que esa Guardia Revolucionara mencionada tan sólo como una víctima resulta ser clave en el mantenimiento de un régimen dictatorial, que oprime a su pueblo y amenaza con armarse nuclearmente y eliminar a otros países. Es esencial también para entender el papel “imperial” del régimen iraní.

Ali Younesi, asesor de Rohani – y ministro de Inteligencia entre los años 2000 y 2005 – explicó en marzo 2015 en un discurso que fue publicado por la agencia de noticias iraní, en el marco de la conferencia “Irán, Nacionalismo, Historia y Cultura” que Irán es nuevamente un Imperio, como lo fue en el pasado, y que su capital, Iraq, es “el centro del patrimonio, cultura e identidad iraníes” delineando así, según el Middle East Media Research Institute (MEMRI), las fronteras del Imperio Persa o, en palabras de Younesi, del “gran Irán”, en el que incluyó regiones de China, el subcontinente Indio, norte y sur del Cáucaso y el Golfo Pérsico.

Ese mismo mes, el General de División Mohammad Ali Jafari, comandante del Cuerpo de Guardias Revolucionarios, dijo, según el diario inglés Daily Mail: “La revolución islámica avanza a buen ritmo, y su ejemplo es la exportación cada vez mayor de la revolución”.

No obstante, el corresponsal del grupo Vocento prefiere blanquear el régimen de Irán, de modo a demonizar a Israel y Estados Unidos, haciendo pasar una opinión como si se tratara de información. Pero resulta que la información es falsa, tendenciosa y prejuiciosa.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009