ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Richard Goldstone
El informe Goldstone: Un estudio en duplicidad
por Analistas de CAMERA
2 de Octubre de 2009

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

 

Contenidos

1. Lista de falsedades de Gaza

2. Lista de doble estándar

3. Detalles de las falsedades de Gaza

4. Detalle de los dobles estándares de Gaza

5. Otros errores y pormenores

6. Vínculos

Se ha escrito mucho sobre la diatriba contra Israel de 575 páginas conocida como el Informe Goldstone (formalmente conocido como el informe de la Comisión Investigadora de las Naciones Unidas sobre el Conflicto de Gaza), que acusa a Israel de elegir deliberadamente como blanco a civiles palestinos y de la posibilidad de que haya cometido “crímenes contra la humanidad”.

Se le ha reprochado a la investigación de la ONU su falta de objetividad, metodología engañosa y el mandato parcializado que predetermina sus conclusiones. (Después de este artículo hay vínculos que conducen a una gran cantidad de material sobre este tema).

Seguidamente resumimos brevemente, en forma de lista, algunos de los numerosos ejemplos de los errores fácticos y los dobles estándares que presenta el informe. Tras el resumen hay un comentario más detallado de cada punto, al que se accede al hacer clic en el elemento de la lista correspondiente o al desplazarse hacia abajo.

Nota: Esta es una versión inicial del artículo. La página se actualizará con información sobre los errores adicionales, las distorsiones y los problemas que presenta el Informe de Goldstone. Consulte las actualizaciones pronto.

Lista de falsedades

El Informe exonera con frecuencia a los grupos terroristas palestinos al declarar que “La Comisión no encontró evidencia” que apoye alegaciones concretas sobre su comportamiento reprochable. En muchos casos, aunque efectivamente exista evidencia clara que apoya las alegaciones, las declaraciones presentadas por la Comisión de Goldstone simplemente no son creíbles.

Las declaraciones falsas en el testimonio palestino ante los miembros de la comisión también son altamente significativas, debido a que las conclusiones del Informe de Goldstone sobre supuestos crímenes israelíes se basan casi exclusivamente en evidencia anecdótica ofrecida por residentes de la Franja de Gaza. Resulta evidente que en muchos casos la decisión que tomó la Comisión de que dicha evidencia era “creíble y confiable” no está justificada.

El Informe también reconoció que “los entrevistados en Gaza parecían renuentes a hablar sobre la presencia o el manejo de las hostilidades por grupos armados palestinos”, posiblemente debido al “temor a represalias”. (Quizás la Comisión debió preguntar a los testigos explícitamente si temían que Hamas pudiera utilizar su testimonio en su contra). Un palestino le dijo a Der Spiegel durante una conversación sobre la guerra, “quien se enfrente [a Hamas] es asesinado". Sin embargo, la aceptación de que el testimonio palestino podría estar influenciado por el miedo no impidió que el Informe de Goldstone aceptara la mayor parte del testimonio como verdadero.
 
Nota: Los temas subrayados se desarrollan en la próxima sección

INFORME:

No hay evidencia de que los combatientes palestinos usaran ropa de civil.

HECHO:

Periodistas y testigos presenciales señalaron reiteradamente que los combatientes de Hamas se vistieron de civil.

INFORME:

No hay evidencia de que grupos armados dirigieran a los civiles hacia las áreas donde se producían los ataques o que los obligaran a permanecer cerca de los ataques.

HECHO:

Testigos palestinos y evidencia de vídeo revelan que los combatientes efectivamente dirigieron a los civiles hacia las áreas donde se producían los ataques.

INFORME:

No hay evidencia de la utilización de hospitales o ambulancias para actividades militares.

HECHO:

Testigos presenciales describen a palestinos que disparan desde hospitales y que utilizan ambulancias.

INFORME:

La Comisión no pudo determinar si las mezquitas se utilizaron para propósitos militares.

HECHO:

Hay vídeos que evidencian armamento almacenado en una mezquita, así como explosiones secundarias de mezquitas que son consecuentes con el almacenamiento de explosivos.

INFORME:

La cantidad de ayuda hacia Gaza permitida por Israel disminuyó después del final del enfrentamiento.

HECHO:

Si no es falsa, la afirmación al menos es insincera. El promedio semanal de envíos humanitarios se incrementó en los meses después de que finalizó la guerra.

TESTIMONIO:

El área de Zeitoun es pacifista y no tenía grupos militantes o disparos de misiles.

INFORME:

Este testigo es creíble y confiable, y no hay razón para dudar de su testimonio.

HECHO:

Hay muchos casos documentados de militantes palestinos que murieron en enfrentamientos armados en el vecindario.

TESTIMONIO:

El área al Fajoura no se utilizó para disparar sobre Israel y en el incidente de Fajoura no murieron combatientes.

INFORME:

El Informe se basó en parte en tres entrevistas con el oficial de Hamas que hizo la declaración anterior y cuyo testimonio no se puso en entredicho.

HECHO:

Tanto los testigos presenciales palestinos como Israel indican que el área se utilizó para disparar contra Israel y que en el ataque israelí murieron combatientes.

Lista de dobles estándares

Más que sus problemas de hecho, lo que ha contribuido a una visión distorsionada y unilateral del documento son los dobles estándares del Informe.

Aceptación de la evidencia: El Informe tiende a basar suaceptación de la evidencia menos en la fuente de esta evidencia y más en su objetivo. Es decir, la evidencia que incrimina a Israel normalmente se considera creíble, mientras que la evidencia que exonera a Israel o que incrimina a los palestinos se rechaza explicita o discretamente.

• Cuando una ONG aseveró que un luchador palestino negó la utilización de escudos humanos y otros la admitieron, el Informe efectivamente desechó la admisión y aceptó la negación.

• En forma similar, se le otorga credibilidad a la información de otras ONG cuando sugiere la culpabilidad israelí, pero se ignora o minimiza cuando sugiere la culpabilidad palestina.

• Las supuestas contradicciones y falsedades por parte de Israel se tomaron como un duro golpe a la credibilidad israelí, mientras que si procedían de fuentes palestinas y pro-palestinas se desecharon o ignoraron.

• Las afirmaciones de los líderes políticos palestinos no se consideran como una evidencia, mientras que las afirmaciones de los líderes israelíes se usan como evidencia.

Evidencia fotográfica: El doble estándar del Informe es patente específicamente con respecto a la consideración de la evidencia fotográfica y está estrechamente relacionado con lo anterior. Aunque la Comisión de Goldstone pretende haber examinado 1.200 fotografías, la conclusión de que “no es posible determinar razonablemente si estas fotografías demuestran lo que aducen" sólo se emite con respecto a las fotografías israelíes. No obstante, esta comisión no expresa duda alguna sobre las fotografías proporcionadas por los palestinos.

Motivación: El Informe atribuye liberalmente intenciones infames a las acciones israelíes, para justificar acusar a Israel de crímenes de guerra. Por otra parte, este informe tiende a evitar la atribución de una intención negativa a las fechorías palestinas, y por lo tanto evita acusar a Hamas y a otros grupos palestinos de violar la ley internacional.

Discriminación contra las mujeres: El Informe emite la muy dudosa acusación de que Israel violó la Convención de la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra las Mujeres al atacar elementos de la infraestructura de los alimentos y el agua en Gaza. Con este mismo criterio laxo, el Informe debería haber acusado también a los palestinos de violar la convención. Y no lo hizo.


Detalles de las falsedades

Falsedad: No se usó ropa de civil

INFORME: Los párrafos 493 y 1750 afirman:

La Comisión… no encontró evidencia de que miembros de los grupos armados palestinos entablaron combate en ropa de civil.

HECHO: Muchos periodistas en Gaza y testigos presenciales palestinos relataron que habían visto a combatientes palestinos vestidos de civil. Esta información fue transmitida por algunos de los medios de comunicación más grandes del mundo (énfasis añadido desde principio hasta el fin):

New York Times, “Las advertencias no son suficientes para las familias de Gaza”, 6/1/09:

Hamada Al-Samouni, de 28 años, quien estaba ligeramente herido por el misil israelí y todavía se encontraba claramente conmocionado, dijo que todo esto estaba sucediendo “por los misiles" que disparó Hamas.

Dijo haber visto los cuerpos de ocho combatientes de Hamas vestidos en ropa de civil que yacían en la calle alrededor de Zeitoun.

New York Times, “Una guerra en Gaza llena de trampas y triquiñuelas”, 11/1/09:

Reacios a picar la carnada de Israel y a ponerse al descubierto, los militantes de Hamas luchan en ropa de civil; incluso los policías han recibido órdenes de quitarse sus uniformes.

Times (Londres), “Los túneles de Gaza, trampas y mártires: la estrategia de Hamas para vencer a Israel, 12/1/09:

[Muhammed, el combatiente de Hamas] dijo que los combatientes cambiaban constantemente sus ubicaciones y tácticas. Nunca atacaban desde el mismo lugar dos veces. Tenían medios de comunicación secretos y difundían desinformación para confundir a los israelíes cuando hablaban por sus radios. Se vestían con ropa de civil, ocultaban sus armas y ya no transitaban en grupos.

Los Angeles Times, “Maltratado por Israel, Hamas enfrenta alternativas duras”, 12/1/09:

Conforme la incursión israelí retumbaba en el 17avo día, los testigos en Gaza y los analistas describen al grupo militante islámico como maltrecho pero desafiante. Sus redes de walkie-talkie emiten un pitido y rasguñan a través de callejones, y sus combatientes, muchos de ellos en ropa de civil, se mueven con el sigilo de las guerrillas urbanas, a través de vecindarios entrampados con explosivos, comunicándose por correos electrónicos, mensajes de texto y susurros en los mercados.

Prensa Asociada, “ Los combatientes de Hamas buscan restaurar el orden en la Franja de Gaza”, 20/1/09:

La alta visibilidad de la policía uniformada de Hamas [después de la guerra] contrastaba con los movimientos furtivos de los combatientes de Hamas en ropa de civil que afrontaban o trataban de evadir la embestida israelí que empezó el 27 de diciembre.

^ Regresar a la lista

Falsedad: No se mantuvieron civiles en las proximidades de los ataques

INFORME: Los párrafos 35, 492 y 1750 afirman (con un lenguaje ligeramente diferente):

La Comisión no encontró evidencia que sugiera que grupos armados palestinos dirigieron a civiles hacia áreas donde se emprendían ataques, o que obligaran a civiles a permanecer dentro de las inmediaciones de los ataques.

HECHO: Un testigo que citó el New York Times y los vídeos grabados por Israel revelan que de hecho militantes palestinos condujeron a civiles hacia las áreas desde donde se lanzaban los ataques. Un reportaje publicado en el New York Times indicó que

Un testigo joven de Jabaliya, Ibrahim Amen de 16 años, dijo que un hombre llegó a la mezquita el martes y pidió voluntarios para amontonar tierra alrededor del campo [cerca de la escuela Fajura] “para permitir que los combatientes se protejan”. Ibrahim fue a ayudar con su hermano Iyad, de 20 años, quien fue herido por el fuego del mortero israelí.

Ibrahim dijo que un comandante del ala militar de Hamas, Abu Khaled Abu Asker, estaba en el área en aquel entonces y que murió en el acto. (“morteros israelíes matan a 40 refugiados palestinos”, 6/1/09)

Testigos citados por el New York Times, la Prensa Asociada y el Canal 4 de la televisión británica indicaron que los palestinos disparaban en aquel entonces desde el área hacia la que fueron llamados los hermanos Amen. El Times indicó:

Testigos que incluyen a Hanan Abu Khajib, de 39 años, dijeron que Hamas disparó justamente fuera del complejo de la escuela, probablemente desde el patio enclaustrado de una casa al otro lado de la calle, a 25 metros de la escuela. Unos minutos después, la respuesta israelí al fuego cayó también fuera de la escuela, a lo largo de la pared suroeste, y mató a dos combatientes de Hamas. (“Sopesando los delitos y la ética en la bruma de la guerrilla urbana", 17/1/09)

AP reportó:

Una declaración militar israelí dijo que recibió información de inteligencia de que los muertos en la escuela de niñas incluían a operarios de Hamas, entre ellos los miembros de un escuadrón de lanzamiento de misiles. Esta declaración identificó a dos de ellos como Imad Abu Askar y Hassan Abu Askar. Dos residentes que hablaron por teléfono con un reportero de AP dijeron que los dos hermanos eran conocidos como militantes de bajo nivel de Hamas. Estos residentes dijeron que un grupo de militantes (uno de ellos dijo que eran cuatro) estaban disparando proyectiles de mortero desde cerca de la escuela. (AP, “Se propuso una tregua en Gaza después de que un proyectil israelí mató a 30 personas”, 7/1/09)

Y el reportero del Canal 4, Jonathan Miller, dijo el 5 de febrero, “Residentes locales me dijeron en la calle que los militantes habían estado disparando misiles, tal como lo afirmó el IDF (Fuerzas de Defensa Israelí, por sus siglas en inglés), y que ante el fuego producido por la represalia del IDF, corrieron calle abajo más allá de la escuela”.

De hecho, el Informe Goldstone mismo acepta con vacilación la posibilidad de que “podían haberse producido algunos disparos que dieron origen a la respuesta de las fuerzas armadas israelíes”.

Adicionalmente, evidencia de vídeo demuestra que se atrajeron niños para proteger a un palestino que acababa de disparar un misil sobre Israel, y a un luchador que entraba a una casa llena de civiles tras plantar un dispositivo explosivo improvisado.

Después de disparar un misil desde el techo de una casa civil, se traen niños hacia la casa para que sirvan como escudos humanos para el atacante.

Un luchador planta un IED (dispositivo explosivo improvisado, por sus siglas en inglés) antes de entrar en la casa y esconderse entre los habitantes.

^ Regresar a la lista

Falsedad: Los combatientes no utilizaron hospitales

INFORME: El párrafo 485 afirma:

Con base en las investigaciones que ha dirigido, la Comisión no encontró evidencia alguna que apoye las alegaciones de que las autoridades de Gaza o los grupos armados palestinos utilizaran instalaciones hospitalarias para proteger actividades militares, ni tampoco del uso de ambulancias para transportar combatientes o para otros propósitos militares.

HECHO: Aunque el Informe reconoce que Talal Safadi, un palestino que vive cerca del hospital, le dijo a Newsweek que “los combatientes de la resistencia estaban disparando desde posiciones ubicadas en todo el hospital [al Quds]” la comisión desechó este testimonio diciendo que esto no necesariamente demuestra que los combatientes estaban dentro del hospital. Lo que el reporte no menciona, y pareciera ocultar activamente, es que otro reportaje noticioso indica efectivamente que los combatientes de Hamas le dieron un uso indebido al hospital y las ambulancias. El testigo palestino Magah al Rachmah afirmó que

Los hombre de Hamas se refugiaron principalmente en el edificio que alberga las oficinas administrativas de al Quds. Utilizaron las ambulancias y forzaron a los conductores de las ambulancias y a las enfermeras a quitarse sus uniformes con los símbolos paramédicos, para poder integrarse con la población civil y eludir a los francotiradores israelíes. (Corriere della Sera, "Così i ragazzini di Hamas ci hanno utilizzato come bersagli," 21/1/09, actualización de datos trimestrales, en La operación en Gaza: Aspectos fácticos y legales)

Notablemente, la Comisión admite también que ni siquiera se tomó la molestia de examinar si los líderes y combatientes de Hamas utilizaron como base el hospital al Shifa de Gaza, a pesar de que la inteligencia israelí determinó que esto ocurrió. La misión tampoco extrajo ninguna conclusión relevante del testimonio que recibió acerca de “ejecuciones aparentemente extrajudiciales o sumarias” de prisioneros políticos palestinos que se fugaron “para buscar asistencia médica en hospitales”, o el testimonio de más de un palestino con respecto a que “miembros de los servicios de seguridad” en el Hospital Shifa impidieron que varios pacientes obtuvieran tratamiento.

^ Regresar a la lista

Falsedad: Es dudoso si se utilizaron mezquitas para propósitos militares

INFORME: El párrafo 484 afirma que “La Comisión no está en condiciones de tomar una decisión sobre la alegación general de que grupos armados palestinos utilizaron mezquitas para propósitos militares”.

HECHO: Evidencia de vídeo y testimonios apuntan hacia la utilización de mezquitas para propósitos militares. Aunque el Informe reconoce la existencia de un vídeo que muestra a tropas israelíes cuando encontraban armamento en una mezquita (ver abajo, izquierda), aparentemente no lo consideró relevante para sus conclusiones. El informe también reconoce, e igualmente pareciera ignorar su importancia, las declaraciones de graduados israelíes de la Academia Pre-Militar Rabin que lucharon en Gaza y que estuvieron “bajo el fuego proveniente de combatientes palestinos posicionados en una mezquita”. (En cambio, cuando este mismo grupo de soldados hizo declaraciones que reflejaban una imagen pobre de Israel, el Informe no dudó en extraer conclusiones firmes a partir de estas, citándolas en sus conclusiones como una “confirmación fuerte” del mal comportamiento de Israel.

El reporte no menciona los vídeos disponibles libremente que muestran explosiones secundarias provenientes de mezquitas impactadas por aviones israelíes, y ninguno de los miembros de la comisión les preguntó a los expertos militares que testificaron sobre el significado de estas explosiones secundarias. (Las explosiones secundarias se consideran un indicador de que el ataque inicial activó los explosivos presentes en el lugar).

Las tropas israelíes encuentran armamento en el sótano de una mezquita el 13 de enero de 2009.

Un ataque a una mezquita en Gaza el 1 de enero de 2009 causa una explosión secundaria, que sugiere que la mezquita se utilizaba para almacenar explosivos.

^ Regresar a la lista

Falsedad: La ayuda a Gaza disminuyó

INFORME: El párrafo 72 afirma:

La Comisión reconoce que el suministro de artículos humanitarios, particularmente de alimentos, que Israel permite ingresar a Gaza se incrementó temporalmente durante las operaciones militares. El nivel de los artículos que se permitieron ingresar en Gaza… ha disminuido después de que terminaron las operaciones militares.

HECHO: Si no falsa, la afirmación al menos es insincera. Un documento que publicó recientemente el Ministerio de Relaciones Exteriores Israelí, Apoyo al desarrollo del potencial palestino: Los esfuerzos de Israel para apoyar la economía, los asuntos civiles y las reformas de seguridad de los palestinos, tabula el volumen de los suministros que Israel proporcionó el año pasado. El documento indica que el número semanal de envíos de ayuda humanitaria se ha incrementado de 104, durante el pico de los disparos de misiles de Hamas en noviembre y diciembre de 2008, a 511 durante la Operación Plomo Fundido y a 638 en las 25 semanas que siguieron después del 18 de enero de 2009, fecha en que terminó la lucha.

La organización palestina PalTrade revela datos similares. Su informe del 7 de julio de 2009 titulado " La Franja de Gaza – Dos años después del asedio” incluye el siguiente resumen:

El período de guerra, que empezó el 27 de diciembre de 2008 y siguió hasta el 18 de enero de 2009. Las restricciones sobre las actividades comerciales no cambiaron durante la guerra de 23 días en Gaza. Se importaron un promedio de 90 camiones diarios, aproximadamente el 70% de las importaciones eran artículos humanitarios y 30% eran cargamentos comerciales esenciales para evitar una crisis humanitaria. El cruce de Rafah también se utilizó durante la guerra para importar suministros humanitarios.

El período de postguerra, desde el 19 de enero hasta junio de 2009. No se presenciaron mejoras en el desempeño de los cruces, donde las estadísticas ilustran que un promedio diario de 19 camiones llenos de artículos comerciales (principalmente alimentos) y ayuda humanitaria entran en Gaza, las exportaciones todavía estaban prohibidas con la excepción de la exportación mínima de 14 camiones llenos de claveles.

Los datos subsiguientes en los informes de julio y agosto de PalTrade sugieren efectivamente que en estos meses ingresaron en Gaza un poco menos de los 90 camiones en promedio que se declararon en tiempo de guerra. Sin embargo, las cifras de agosto de PalTrade son superiores al promedio de los 501 envíos que Israel declaró haber realizado en tiempo de guerra.

En resumidas cuentas, difícilmente queda claro que el nivel de los artículos disminuyó durante el período global de postguerra, y se ha determinado que en los más de cuatro meses posteriores a la guerra de hecho este nivel aumentó.

^ Regresar a la lista

Falsedades testimoniales: No hay militantes en Zeitoun

TESTIMONIO: El 28 de junio, en las audiencias públicas de la Comisión, Wa'el el-Samouni testifica que

El área de Al-Zaytoun es pacifista. Es un área de tierras de cultivo. No hemos tenido ningún Jihad Islámico o Qassams ni nada. No tuvimos ningunos, uh, operarios de resistencia en absoluto. No tuvimos ninguna resistencia.

INFORME: El párrafo 721 del informe, que trata del testimonio que ofreció el-Samouni, afirma que “La Comisión encontró que el testimonio citado anteriormente es creíble y confiable. No tiene ninguna razón para dudar de su testimonio”

HECHO: Hay muchos casos documentados de militantes que murieron en enfrentamientos armados en el vecindario. El Centro Palestino para Derechos Humanos, que ha minimizado el número de víctimas de militantes palestinos, acepta varios ejemplos, que se retransmiten en los extractos siguientes.

El Informe semanal No. 01/2009 del PCHR (Centro Palestino de Derechos Humanos, por sus siglas en inglés) afirma:

También aproximadamente a las 21:00 [el 6 de enero de 2009], Mo'een Akram Selmi, de 35 años, y Mahmoud Ahmed Fattouh, de 24 años, murieron en otro enfrentamiento armado con el IOF al este del vecindario de al-Zaytoun.

Aproximadamente a las 16:10 [el 7 de enero de 2009], durante un enfrentamiento armado con el IOF al este de Zaytoun, murieron tres combatientes de la resistencia: Ahmed Mousa, de 20 años; Azmi Zaid, de 20 años y Ahmed Lubbad, de 22 años.

El informe No. 02/2009 del PCHR afirma:

Aproximadamente a las 22:30 [el 8 de enero de 2009] el IOF bombardeó el vecindario de al-Zaytoun y mató a dos miembros de la resistencia palestina...

Aproximadamente a las 8:30 [el 12 de enero de 2009] Ayman Faraj Shaldan, de 35 años, murió en enfrentamientos armados con el IOF en el vecindario de al-Zaytoun al este de la ciudad de Gaza.

Aproximadamente a las 13:00 [el 12 de enero de 2009], dos miembros de la resistencia palestina murieron en ataques aéreos del IOF:

1. Abdullah Mazen al-Gharra, de 30 años, que murió en el vecindario de al-Zaytoun al este de la Ciudad de Gaza.

Aproximadamente a las 17:00 [el 12 de enero de 2009], el IOF disparó un misil teledirigido sobre Ussama Abu al-Seifi, de 20 años, un miembro de la resistencia palestina, al este del vecindario de al-Zaytoun. Al-Seifi murió.

Aproximadamente a las 20:00 [el 12 de enero de 2009], un avión de combate del IOF disparó un misil sobre dos miembros de la resistencia palestina al este del vecindario de al-Zaytoun:

1. Raji Rushdi Dalloul, de 24 años

2. Ihsan Fawzi al-Nadim, de 31 años

Aproximadamente a las 10:00 [el 13 de enero de 2009], el IOF disparó un misil teledirigido sobre Mohammed Maher Mohammed Harazallah, de 23 años, un miembro de la resistencia palestina que se encontraba al este del vecindario de al-Zaytoun.

Aproximadamente a las 19:00 [el 13 de enero de 2009], un avión de guerra del IOF disparó un misil sobre un activista de la resistencia palestina en el vecindario de al-Zaytoun al este de la Ciudad de Gaza, y lo mató: Este activista fue identificado como Ibrahim Rafeeq Abu al-Khair, de 25 años.

Y el Informe semanal No. 03/2009 de PCHR afirma:

Aproximadamente a las 17:00 [el 16 de enero de 2009], la artillería del IOF disparó sobre varios palestinos, que incluían a un activista de la resistencia, al este del vecindario de al-Zaytoun. Como resultado, murieron un civil y un activista de la resistencia:

... 2. Nasser al-Saifi, de 38 años, un activista de la resistencia.

^ Regresar a la lista

Falsedad testimonial: En el incidente de Fajura (Escuela de la ONU) no hubo actividad militante ni murieron militantes

TESTIMONIO: En la mañana de del 28 de junio en una audiencia pública de la Comisión, un oficial de Hamas, Muhammed Abu Askar declaró:

Quien visita el vecindario de Al Fajoura no tiene duda alguna de que este lugar no pudo se pudo utilizar para lanzar misiles, y esto por diversas razones. En primer lugar, está en una calle privada, una calle donde hay mucha circula-, tráfico. No se puede uh, poner allí una plataforma para lanzar un misil. También es un espacio abierto que puede ser visto por un avión enemigo. También es un área superpoblada, y los de Beit Lahiya y Al Atatra también huyeron hacia la escuela. Y por lo tanto hay hi- uh, historias contradictorias con respecto a apuntarle a Immad, el niño pequeño, o apuntales a los que lanzaban misiles desde esa área. Estas son historias falsas. Estas son mentiras, especialmente esa de las víctimas, no hemos encontrado ningún combatiente, ningún militar, ni siquiera un trozo de armamento.

INFORME: El párrafo 652 sugiere que los hallazgos se basaron en parte en tres entrevistas independientes con Muhammed Abu Askar. Aunque Abu Askar reconoce en su testimonio su colaboración con Hamas, el Informe Goldstone no menciona esta importante información. De hecho, a pesar de las afirmaciones falsas de Abu Askar durante su testimonio (ver adelante), que el Informe ignora, y a pesar de su trabajo con Hamas, que el Informe ignora, y a pesar del hecho de que su hijo era un combatiente de Hamas (ver adelante), que el Informe ignora, el Informe Goldstone no pone en entredicho en absoluto el testimonio de Abu Askar. (No obstante, este informe insiste en que "la credibilidad de la posición de Israel", de que hubo militantes que disparaban desde el área, está “deteriorada” debido a las “inconsistencias e inexactitudes fácticas” de los israelíes. Ver también la sección sobre dobles estándares adelante).

HECHO: Como se indica anteriormente, los testigos presenciales palestinos que hablaron con el New York Times, la Prensa Asociada y el Canal 4 británico desmienten la declaración de Abu Aksar acerca de la ausencia de disparos desde el área de Fajura. (El Informe de Goldstone cita la sección de la AP y el Canal 4, pero ignora las historias del New York Times).

La declaración de Abu Askar de que “entre las víctimas no encontramos ningún combatiente” ni “ningún militar” erosiona aún más su credibilidad. Según el Coronel (reservista) Jonathan D. Halevi, ocho víctimas mortales palestinas del incidente de Fajura, que incluyen al hijo de Mohammed Abu Askar eran operarios de grupos terroristas. Al citar fuentes palestinas, Halevi enumera:

Khaled Mohammed Fuoad Abu Askar, Bilal Hamzah Obeid, Raafat Abu Askar, Osama Jemal Obeid, Iyad Jaber Aman, Abd Muhammad Abd Qudas, y Atia Hassan al-Madhoun yZiyad al-Madhoun. (Recuerden que Khaled Askar también fue nombrado por el testigo palestino Ibrahim Amen, quien habló con el New York Times en calidad de combatiente de Hamas).

Es más, un reporte proporcionado por el Grupo de Crisis Internacional, que fue citado en el Informe Goldstone, indica que los palestinos que entrevistó dijeron que al menos una de las víctimas era miembro de las Brigadas Qassam de Hamas ( Los asuntos pendientes de Gaza, página1, nota al pie de página 8).

Aunque la Comisión reconoce que Khaled Abu Askar murió en el incidente Fajura, no señala que él, ni otro de los muertos en el incidente, o los enumerados anteriormente, fuera combatiente. Por el contrario, el Informe pareciera hacer todo lo posible para sugerir que en el incidente no murieron combatientes.

^ Regresar a la lista

Detalles del doble estándar

Doble estándar: Aceptación de la evidencia

La Comisión de Goldstone escogió no investigar, ignorar o descartar rotundamente evidencia que apoyaba las alegaciones del gobierno israelí, sin embargo, escogió aceptar evidencia problemática que aportaron palestinos o grupos pro-palestinos que apoyaba las acusaciones sobre la culpabilidad de Israel.

• El Informe indica la afirmación de un luchador de la Jihad Islámica de que en lo posible él y sus compañeros combatientes “se mantienen alejados de las casas”, y dijo que esta afirmación “sugiere la ausencia de una intención” de utilizar a los civiles como escudos. Luego indica que tres combatientes de Hamas dijeron que combatientes palestinos dispararon efectivamente desde casas cercanas con la esperanza de que la presencia de civiles los protegiera de una respuesta israelí, pero en este caso el Informe no dice que esto sugiere la presencia de la intención de utilizar a civiles. En efecto, el Informe hace caso omiso de la confesión de los combatientes de Hamas, y concluye que “la Comisión no encontró evidencia alguna” de que los palestinos intentaban utilizar civiles para que los protegieran de los ataques. (Ver párrafo 451, que cita las entrevistas realizadas por el Grupo de Crisis Internacional a combatientes de la Jihad islámica y Hamas).

• Las supuestas contradicciones y falsedades que procedían de Israel se consideraban como un duro golpe a su credibilidad, mientras que si procedían de fuentes palestinas y pro-palestinas se desechaban o ignoraban.

Con respecto a la afirmación de Israel de que su ataque al área de Fajura fue en respuesta a ataques con mortero, el Informe dice que la Comisión “considera que la credibilidad de la posición de Israel está deteriorada por una serie de inconsistencias, contradicciones e inexactitudes fácticas”. Se expresa esta duda a pesar de que, como se señaló anteriormente, los testigos palestinos reportaron que terroristas dispararon desde esa área.

Mientras tanto, cuando se plantea el caso de Khalid Abd Rabbo, sobre el cual se han citado numerosas inconsistencias y contradicciones, el Informe afirma, “la Comisión encontró que Khalid y Kawthar Abd Rabbo son testigos creíbles y confiables. No tiene ninguna razón para dudar de la veracidad de los elementos principales de su testimonio”.

Al igual que se ignoran las contradicciones concretas de la familia palestina, se inventan las supuestas “contradicciones” de Israel. Los párrafos 829 y 830 del reporte dicen:

La respuesta de las fuerzas armadas israelíes a las alegaciones dice:

…en relación con el ataque a la mezquita “Majadme” en Beit-Lahiya el 3 de enero de 2009, se descubrió que contrariamente a lo que se dijo, la mezquita no fue atacada en absoluto. Además, se encontró que los supuestos civiles neutrales que fueron las víctimas del ataque en realidad resultaron ser operarios de Hamas que murieron mientras luchaban contra el IDF.

Además de las aparentes contradicciones que contiene, la Comisión señala que la declaración no indica en modo alguno la naturaleza de la investigación, la fuente de su información o la fiabilidad y credibilidad de esas fuentes.

Los autores parecieran estar tan ansiosos de culpar a Israel de ser contradictorio que aparentemente no se molestan en leer cuidadosamente la repuesta, que en realidad no contiene contradicciones. La respuesta de Israel indica que efectivamente hubo un ataque con misiles que mató a operarios de Hamas, pero que este ataque no fue contra una mezquita, dos puntos que son perfectamente compatibles entre sí. A continuación hay una versión más completa de la declaración de Israel:

...el encargado de la investigación examinó dos incidentes en los cuales se decía que los ataques dirigidos contra mezquitas condujeron a que murieran civiles neutrales. En cuanto al primer incidente en relación con el ataque a la mezquita “Makadme” en Beit-Lahiya el 3 de enero de 2009, se descubrió la mezquita no fue atacada del todo, al contrario de lo que se dijo. Además, se encontró que los supuestos civiles neutrales que fueron las víctimas del ataque eran en realidad operarios de Hamas que murieron mientras luchaban contra el IDF.

La insistencia de Israel de que el ataque que malogró la mezquita y mató a varios palestinos no fue un ataque contra la mezquita es coherente con la declaración del Informe de que el misil cayó “cerca de la entrada de la mezquita”. De hecho, en otra parte del Informe se dice que debido a la precisión de las armas israelíes, “lo que se tumbaba era lo que se pretendía tumbar”. No obstante, aparentemente, los autores del Informe sienten que esta conclusión sólo cabe cuando se puede utilizar contra Israel, pero no cuando puede revelar que la mezquita no fue el blanco.

• El Informe cita la admisión de un parlamentario de Hamas de que los palestinos usaron escudos humanos, sólo para expresar que la afirmación no se debe considerar como evidencia. Los párrafos 475 y 476 afirman:

La Comisión también conoce una declaración pública hecha el 29 de febrero de 2009 por el Sr. Fathi Hammad, un miembro de Hamas en el Consejo Legislativo Palestino, la cual se aporta como evidencia de que Hamas utilizó escudos humanos. El Sr. Hammad supuestamente dijo que

…el pueblo palestino ha desarrollado sus [métodos] de estrategias de muerte. Para el pueblo palestino la muerte se ha vuelto una industria, en la cual sobresalen las mujeres así como todas las personas en esta tierra: los ancianos sobresalen, los mujahidin sobresalen y los niños sobresalen. De conformidad con esto, [Hamas] creó un escudo humano de mujeres, niños, viejos y mujahidin contra la máquina de bombardeo sionista.

Aunque la Comisión encuentra que esta declaración es moralmente repugnante, no considera que esta constituya una evidencia de que Hamas obligó a civiles palestinos a proteger los objetivos militares contra los ataques. El Gobierno de Israel no ha identificado ninguno de estos casos.

Curiosamente, mientras el Informe concluye que la declaración no constituye una evidencia de que “Hamas obligó a civiles palestinos a proteger objetivos militares”, no explica si esto constituye una evidencia de que Hamas violó la obligación del derecho internacional humanitario consuetudinario que, como el Informe describe en otra parte, dictamina: “cada parte del conflicto debe, en la medida de lo posible, evitar la ubicación de objetivos militares dentro o cerca de áreas densamente pobladas” y “cada parte de conflicto debe, en la medida de lo posible, retirar de las proximidades de objetivos militares a las personas civiles y los objetos bajo su control”. Pareciera obvio que la declaración de Fathi Hammad sí constituye una admisión de la violación de estos preceptos, pero el Informe evita darle largas.

Quizás, entonces, el Informe no cree que las afirmaciones que hacen los políticos palestinos constituyan una evidencia de las transgresiones palestinas. Pero cuando se trata de afirmaciones hechas por políticos israelíes, con seguridad que sí. Después de los párrafos 1200-1202, que citan declaraciones hechas por políticos israelíes, viene la declaración del párrafo 1203 que dice, “La destrucción masiva de negocios, tierras agrícolas, granjas avícolas y casas residenciales se debe entender en el contexto de este tipo de comentarios”.

Si los autores del Informe hubieran tenido una norma consistente, seguramente deberían haber dicho análogamente que tanto los combates paletinos realizados en medio de civiles como las víctimas civiles se deben entender en el contexto de la declaración de Fathi Hammad mencionada anteriormente. Los autores no sólo evitaron trazar la relación, sino, como se señaló anteriormente, esencialmente desestimaron la afirmación de Hammad por considerarla irrelevante.

Otro doble estándar del Informe se evidencia en el uso de las citas de los líderes israelíes que se describen anteriormente, mientras se niega a considerar otras declaraciones de líderes israelíes que ponen en entredicho las conclusiones del informe. (Ver doble estándar: intenciones, abajo).

^ Regresar a la lista

Doble estándar: Evidencia fotográfica:

Los párrafos 19 y 160 del Informe indican que la Comisión revisó 1.200 fotografías. De estas, sólo puso en duda la credibilidad de las fotografías tomadas por israelíes. El párrafo 449 del Informe afirma:

La Comisión revisó las fotografías contenidas en el documento del gobierno israelí y en varias contribuciones que recibió, las que supuestamente muestran el lanzamiento de misiles “desde dentro o cerca de edificios residenciales, que incluyen escuelas, mezquitas y hospitales”. La Comisión indica que no es razonablemente posible determinar si esas fotografías muestran lo que se afirma.

(Una nota al pie de página después de la referencia a “varias de las contribuciones que recibió” cita una contribución del israelí Maurice Ostroff).

Sin embargo, el informe aceptó sin amonestación fotografías del hospital al Quds de Gaza (Informe, párrafos 595 y 609); fotografías tomadas por Mu'een Juha de su casa en Gaza (párrafo 754); fotografías “fiables” de la mezquita al Mukadamah, fotografías publicadas en línea por los “Municipios Costeros de Abastecimiento de Agua semipúblicos” (párrafo 973, nota al pie de página); y fotografías de la casa de Wa'el Samouni (párrafo 993).

^ Regresar a la lista

Doble estándar: Intenciones

Mientras la Comisión de Goldstone atribuye falsamente intenciones nefastas a las acciones israelíes para condenar a este estado por crímenes de guerra, sus miembros hacen precisamente lo opuesto con los militantes de Hamas: sugieren que los militantes palestinos carecían de intenciones de abusar de los civiles para exonerarlos de crímenes de guerra.

ISRAEL

Se le atribuye libremente intención a Israel para acusarlo de crímenes de guerra. El párrafo 74 del Informe afirma:

Las condiciones de vida en Gaza, resultantes de las acciones deliberadas de las fuerzas israelíes y las políticas declaradas del gobierno de Israel con respecto a la Franja de Gaza, tal como las presentaron sus representantes autorizados y legítimos antes, durante y después de la operación militar, indican acumulativamente la intención de infligir un castigo colectivo a la gente de la Franja de Gaza en violación de las leyes humanitarias internacionales.

Pero el gobierno y los oficiales del IDF dijeron exactamente lo opuesto. Por ejemplo, el IDF presentó en pantalla el siguiente mensaje del Capitán Benjamin Rutland el 3 de enero de 2009, cuando el IDF envió tropas terrestres a Gaza, para articular y poner de manifiesto la misión y los objetivos del IDF:

Hay abundancia de otros ejemplos. El 25 de diciembre de 2008 el primer ministro israelí, Ehud Olmert dijo en una sesión informativa:

Puse de manifiesto a los residentes de Gaza que no estamos actuando contra ellos y que no tenemos intención de castigarlos por las acciones de Hamas. Nos ocuparemos de las necesidades de la población de Gaza y nos esforzaremos al máximo para prevenir una crisis humanitaria que repercuta sobre la vida de los residentes. Residentes de Gaza, no somos sus enemigos y no estamos luchando contra ustedes. ...Israel no está luchando contra el pueblo palestino sino contra la organización terrorista Hamas que ha asumido la responsabilidad de actuar contra los residentes de Israel. Por lo tanto, los objetivos que se atacaron hoy se seleccionaron en consecuencia, poniendo énfasis en evitar dañar a inocentes.

Y el 4 de enero de 2009, la ministra de relaciones exteriores Tzipi Livni dijo:

No estamos luchando contra los palestinos, luchamos contra Hamas, una organización terrorista que controla la Franja de Gaza. Es cierto que también hay víctimas civiles, pero estamos tratando de evitar víctimas civiles, aunque esto no es fácil mientras Hamas está apuntando a nuestros civiles.

(La existencia de estas declaraciones es una evidencia del doble estándar del Informe con respecto a identificar la motivación, pero también de su doble estándar con respecto a las declaraciones que ofrecieron los políticos. Aunque se ignoran las implicaciones de estas declaraciones, el Informe de hecho cita otras declaraciones de Tzipi Livni y de otras personas tendientes a condenar a Israel. (Ver la sección anterior: Doble estándar: Aceptación de la evidencia).

En otra parte del Informe se llega a conclusiones similares acerca de las nefastas intenciones israelíes.

50. …La Comisión… encuentra que la destrucción [de Israel] del molino [Al Bader] se llevó a cabo con el propósito de negarle el sustento a la población civil, lo cual es una violación de la ley consuetudinaria internacional y puede constituir un crimen de guerra.

El Informe reconoce que el molino era el edificio más alto del área, que las tropas israelíes ocuparon y utilizaron los pisos superiores del molino después del ataque aéreo, y que durante la operación en general Israel sintió que "debido a que los caminos y los edificios con frecuencia estaban minados, las fuerzas del IDF tenían que dispararles para protegerse. Todo esto podía haber llevado a un observador racional a determinar que los disparos al molino no tenían el propósito de negar el sustento, sino de despejar de minas potenciales y de combatientes a un objetivo militar de posición elevada que Israel consideraba importante ocupar durante el enfrentamiento. Sin embargo, los escritores no permitieron que estos hechos obstaculizaran la condena a Israel.

La acusación de que el ataque de Israel fue “con el propósito de negar el sustento a la población civil” se desmiente posteriormente por el hecho de que el país realmente incrementó la ayuda humanitaria, que incluye alimentos, a los palestinos durante la Operación Plomo Fundido.

Durante la Operación Plomo Fundido, la siguiente ayuda humanitaria se transfirió desde Israel hacia Gaza:

Se transfirieron a través de los cruces de Kerem Shalom y Karni 37.159 toneladas de ayuda humanitaria en 1503 camiones (alimentos, medicamentos y suministros médicos)

1.535.750 litros de diesel de alto rendimiento para la estación de energía de Gaza

234 toneladas de gas para uso doméstico

188.000 litros de diesel para los vehículos y las necesidades de UNRWA (Agencia de la ONU para refugiados palestinos)

Se transfirieron 3.896 toneladas de granos en 98 camiones a través de la banda transportadora de Karni

Aún el 9 de enero, el día en que se dijo que Israel se había apoderado del molino Al Bader, 41 camiones que transportaban productos alimenticios y equipo eléctrico entraron en Gaza a través del cruce Kerem Shalom de Israel. Y durante la siguiente semana, 622 camiones adicionales que transportaban más de 15.000 toneladas de comida, suministros médicos y ayuda humanitaria se transfirieron al territorio.

Una captura de pantalla de un foro de Internet de Hamas donde los navegantes se quejaban acerca de donaciones de harina que los pistoleros de Hamas confiscaban en Dir-al'Balech.

De hecho, Israel señala que transfirió 14.208 toneladas de harina hacia Gaza durante la guerra, o un promedio de 618 toneladas diarias. No sólo esta cantidad de harina es significativamente mayor que las 220 toneladas métricas que el molino Al Bader podía haber producido en un día, sino más notablemente, está muy por encima de las 450 toneladas diarias que tanto la ONU como el Programa Mundial de Alimentos dicen que Gaza necesita.

Israel también implementó una pausa humanitaria diaria (cese del fuego) para facilitar la transferencia de suministros humanitarios.

Mientras tanto, Hamas estaba robando parte de estos envíos humanitarios, que incluían comida y harina, lo que llevó al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, a decirle a Hamas que debía “abstenerse de interferir con la suministro y la distribución de asistencia humanitaria en Gaza”. Israel también detectó informes palestinos que indicaban que operarios de Hamas incautaban bultos de harina donada para venderla a precios exorbitantes.

PALESTINOS

En cambio, el Informe negó que los palestinos tuvieran una intención en cualquiera de las consecuencias negativas de sus acciones, protegiéndolos así de cargos por violaciones de la ley internacional. Por ejemplo, cuando los palestinos se ocultan entre los civiles mientras lanzan los ataques, la comisión de Goldstone es reacia a atribuirles intenciones:

450. …En las instancias en que grupos armados palestinos efectivamente dispararon misiles o morteros desde áreas urbanas persiste la pregunta de si lo hicieron con la intención específica de proteger a los combatientes de un contraataque.

451. Según el Grupo de Crisis Internacional, por ejemplo, un luchador para la Jihad islámica dijo en una entrevista que “lo más importante es alcanzar nuestros objetivos militares. Nos mantenemos lejos de las casas si podemos, pero esto con frecuencia es imposible”, lo que sugiere la ausencia de intención.

480. Con base en la información reunida, la Comisión encuentra que hay indicaciones de que los grupos armados palestinos lanzaron misiles desde áreas urbanas. La Comisión no ha podido obtener ninguna evidencia directa de que esto se hizo con la intención específica de proteger a los lanzadores de misiles de los contragolpes de las fuerzas armadas israelíes.

481. …la Comisión no encontró evidencia de que los combatientes palestinos se mezclaron con la población civil con la intención de protegerse de los ataques.

De hecho, la Comisión no encontró evidencia de que combatientes palestinos se mezclaron con la población civil para protegerse de los ataques israelíes. La evidencia, una aceptación de los combatientes de Hamas, es especialmente diciente si se consideran las razones obvias (en relación tanto con políticas domésticas como internacionales) para que las leales tropas palestinas nieguen este tipo de conducta. En enero de 2009, el Grupo de Crisis Internacional entrevistó a combatientes de Hamas, que les dijeron a los entrevistadores, según lo parafraseó el GCI, “los combatientes disparaban con frecuencia cerca de casas y desde callejones, con la esperanza de que los civiles de cercanos disuadieran a Israel de responder”. El Informe de Goldstone reconoció la existencia de esta evidencia, pero la desestimó al concluir que no encontró evidencia de que combatientes palestinos tenían la intención de protegerse de ataques al mezclarse con los civiles.

^ Regresar a la lista

Doble estándar: Discriminación contra las mujeres:

Los párrafos 937 y 938 del Informe afirman:

El derecho a una alimentación adecuada también se refleja en la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra Mujeres, que requiere que los elementos del Estado garanticen a las mujeres “una nutrición adecuada durante el embarazo y la lactancia”.

La Comisión encuentra que, como resultado de sus acciones de destruir alimentos y suministros de agua e infraestructura, Israel ha violado… artículo 12(2) de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres.

Esta interpretación de la Convención es, en principio, una parodia de la intención de la Convención. El primer artículo de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres define la “discriminación contra las mujeres” como

Cualquier distinción, exclusión o restricción hecha con base en el sexo que tiene el efecto o el propósito de perjudicar o anular el reconocimiento, placer o ejercicio de las mujeres, independientemente de su estado marital, sobre la base de la igualdad de hombres y mujeres, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los campos político, económico, social, cultural, civil o cualquier otro. (énfasis añadido)

La idea de que los ataques de Israel a la infraestructura relacionada con comida y agua, o cualquier otra cosa en Gaza, se "hicieron con base en el sexo" específicamente para distinguir, excluir o restringir a las mujeres de su derecho a la igualdad es simplemente insólita”.

La interpretación que hace la Comisión de la ley internacional (específicamente su cuestionable insistencia de que Gaza todavía se debe considerar “ocupada” aún después de que Israel ha retirado del territorio todo su ejército y sus ciudadanos) le ayuda a elevar este tipo de cargos contra Israel pero no contra los palestinos. Pero con base en la interpretación del Informe de lo que la Convención considera "discriminación contra las mujeres” habrían claramente violaciones palestinas.

Por ejemplo, de la misma forma en que se puede interpretar (no importa cuán laxamente) el daño a las infraestructura del alimento como una discriminación contra el derecho de las mujeres a la nutrición durante el embarazo y la lactancia, como lo argumenta el informe, los ataques de misiles palestinos hacia Sderot y otras ciudades, que mantuvieron a las personas recluidas y lejos de zonas de recreo, serían una violación de los derechos de las mujeres "de participar en actividades recreativas" que se describen en la convención. Si se considera el daño que los ataques de los misiles palestinos le han causado a casas en el sur de Israel, estos ataques también violarían el derecho de las mujeres de "disfrutar de condiciones de vida adecuadas, particularmente en lo relativo a vivienda…” Por lo tanto, huelga decir que el Informe se abstuvo de sugerir que los ataques de misiles palestinos contra Israel constituían una discriminación contra las mujeres.

Otros errores y pormenores

Sesgo del lenguaje

Monte del Templo

Una nota al pie de página correspondiente al párrafo 180, que se refiere a la “visita controversial al Monte del Templo/al-Haram al-Sharif en Jerusalén” de Ariel Sharon, emplea un lenguaje sesgado que tiene el efecto de minimizar la conexión judía con el sitio. Específicamente, el pasaje indica que el sitio es “el tercer lugar más sagrado del Islam”, pero ignora el hecho de que es el sitio más sagrado del judaísmo, indicando sólo que el sitio tiene significación religiosa para los judíos porque se “cree que es la ubicación de dos antiguos templos judíos”. La nota al pie de página dice:

Situado en el corazón de la Ciudad Vieja en Jerusalén del Este, el sitio tiene significación religiosa tanto para los musulmanes como para los judíos. El Monte del Templo/al-Haram al-Sharif (el Noble Santuario) es la localización de las mezquitas de al-Aqsa y el Domo de la Roca, el tercer lugar más sagrado para el Islam. También se cree que es la ubicación de dos antiguos templos judíos.

La barrera

Cuando se describe la barrera de Israel, que el país señala que se construyó para proteger a sus ciudadanos de los bombarderos suicidas y otros ataques terroristas, el Informe tiende a optar por terminología preferida por los palestinos y otros opositores de la estructura. Utiliza el término “Muro” casi 50 veces. Utiliza “barrera” aproximadamente tres veces. Y aunque en su gran mayoría la estructura es una valla en lugar de un muro, el Informe no utiliza el término valla ni siquiera una vez para describir la barrera.

El inexistente “reconocimiento implícito” de Israel por parte de Hamas

A pesar de las aclaraciones del mismo Hamas que indican lo contrario, el Informe apoya la opinión insincera de que el así llamado Documento de los Prisioneros, un documento designado para unificar a las facciones palestinas, equivale a un “reconocimiento implícito de Israel” por parte de Hamas.

Una nota al pie de página del párrafo 188 indica:

En junio de 2006 Hamas suscribió el así llamado Documento de Prisioneros, una plataforma política común compartida por Fatah, Hamas, la Jihad Islámica, el Frente Popular de Liberación Palestina (FPLP) y el Frente Democrático para la liberación de Palestina (FDLP). Un reconocimiento implícito del Estado de Israel se podía remontar a la frase de "el derecho para establecer su estado independiente con al-Quds al-Sharif como su capital sobre todos los territorios ocupados en 1967”.

Debería estar claro para los autores del Informe y para cualquier otra persona que pretenda tener un conocimiento acerca del Medio Oriente, que es posible aceptar un estado palestino en Cisjordania y la Franja de Gaza sin aceptar el derecho de Israel a existir. Por ejemplo, en 1974, el Consejo Nacional Palestino aprobó una moción, que se conoce ampliamente como el “plan por etapas” que resolvió aceptar cualquier parte de la tierra controlada por Israel como un paso hacia la destrucción de todo Israel. Los líderes de Hamas han dejado claro que tienen el mismo sentimiento acerca del Documento de los Prisioneros.

Por ejemplo, el vocero de Hamas Sami Abu Zuhri clarificó que “al decir ‘tierra de 1967' nunca se pretendió reconocer a Israel” (Christian Science Monitor, 12 de junio de 2006). El líder de Hamas, Khalil Abu Leila, dijo del documento: “Fatah quiere de nosotros más de lo que está en este documento. Ellos quieren que Hamas reconozca a Israel y que sea una copia de Fatah, algo que nunca sucederá… Nunca reconoceremos a Israel” (Boston Globe, 29 de junio de 2006). Salah Bardaweel, el líder de la facción de Hamas en el parlamento dijo: “Aceptamos un estado en [el territorio ocupado] en 1967, pero no dijimos que aceptamos dos estados” (Chicago Tribune, 29 de junio de 2006). Y el ministro palestino Abdel Rahman Zeidan le dijo a la BBC que “el documento Hamas-Fatah de ninguna manera reconoce el estado de Israel” (28 de junio de 2009).

(Para más ejemplos en que líderes de Hamas aclaran que el documento no reconoce a Israel implícitamente, todos los cuales el Informe Goldstone desestimó, ver aquí y aquí).

Aceptación acrítica de estadísticas de víctimas cuestionables

El informe Goldstone repite sin cuestionarlo las estadísticas de las víctimas que proporcionan el Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR), Ma'an y B'Tselem, pero ignora los análisis publicados que exponen numerosos errores y anomalías estadísticas en los datos que proporcionan estas fuentes. Sólo las cifras proporcionadas por el gobierno israelí están sujetas a crítica; el Informe dice que “las refutaciones publicadas que hizo el gobierno de Israel no alcanzan los estándares de la Ley Internacional”.

De hecho, análisis independientes de las cifras que cita el informe han expuesto una estructura de error en la clasificación de los combatientes como si fueran civiles.

Tanto CAMERA como el Instituto Internacional para el Contraterrorismo (IDC) han producido análisis independientes que exponen ejemplos reiterados de palestinos que el PCHR clasificó como civiles que luego se identificaron como combatientes en los anuncios oficiales que proporcionaron los grupos armados.

Los periodistas también han expuesto indirectamente ejemplos de errores de clasificación. Por ejemplo, una anotación de PCHR del 7 de enero de 2009 dice:

Aproximadamente a las 08:30, tanques de IOF bombardearon cierta cantidad de casas civiles en al-Atatra, el noroeste de la ciudad de Beit Lahia, matando a Abdul Karim Rafeeq Hassan, de 21 años y Bilal Abdul Hadi Ali, de 19 años.

Sin embargo, un artículo del 12 de enero de 2009 en Der Spiegel, “Gaza en ruinas: ¿Quién ganó aquí?, cita a un palestino que dice que dos combatientes de Hamas murieron en su casa. Uno de los combatientes, según indicó, fue Bilal Ali.

Vínculos

Muchos bloggers y organizaciones merecen crédito por formular preguntas serias sobre el Informe Goldstone, incluyendo (pero no limitado a):

Ancianos de Sión

Ministerio de Relaciones Exteriores Israelí

El JCPA (Jonathan Halevi)

ONG Monitor

• Irwin Cotler en el Jerusalem Post: Parte I, Parte II

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009