ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
FIFA, Rajoub y los señalamientos habituales contra Israel
por Marcelo Wio
7 de Abril de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
Parece muy tentadora una noticia cuyos elementos son: “obstaculización israelí” y “sufrimiento palestino”. Y si, además, se suma el hecho de que esto se da en un ámbito con el que no pocos se identifican – el fútbol -, es casi imposible resistirse. Lo cual, no está ni bien ni mal.

El problema empieza cuando a esa noticia, tan tentadora, se la toma tal y como la presentan los “palestinos sufrientes”. Porque entonces, el periodismo comienza a difuminarse y a transmutarse, en el mejor de los casos, en un altavoz, un reproductor.

Así pues, la agencia de noticias EFE informaba el 5 de abril de 2015 que:

“Joseph Blatter, presidente de la FIFA, se reunirá en El Cairo con el jefe de la Asociación Palestina de Fútbol (APF), Yibril Rajub, con quien analizará una propuesta que busca la suspensión de Israel de la federación internacional.

[…]

Rajub insistió esta semana en una entrevista con un medio israelí que tenía por objetivo lograr la expulsión de Israel de la FIFA por su comportamiento con los deportistas palestinos, en particular la discriminación que sufren los jugadores árabes o las restricciones para que futbolistas de Cisjordania puedan viajar a Gaza y viceversa”.

Rajoub… Rajoub… ¿Sólo el presidente de la Asociación Palestina de Fútbol?

En tanto que la agencia de noticias Europa Press señalaba, además, que:

“A pesar de los esfuerzos de Blatter para aliviar las tensiones, los palestinos siguen frustrados por las restricciones que dicen que Israel impone a los movimientos de sus atletas entre la Franja de Gaza y Cisjordania, ocupadas por Israel”.

¿Gaza “ocupada” por Israel? Vaya toma de posición de la agencia...

¿Sabrán en Europa Press más sobre Derecho Internacional que los propios expertos en la materia?

Por ejemplo, el Profesor Eugene Kontorovich explicaba recientemente:

“Una ocupación tradicionalmente se define como un poder ejerciendo un ‘control efectivo' sobre el territorio de tal manera que desplaza al gobierno previo. La potencia ocupante se espera que provea la ley y el orden, los servicios esenciales y todas las funciones básicas del gobierno – y por lo tanto es necesario tener el tipo de control que lo permita. Como ha dicho la Corte Internacional de Justicia, la ocupación requiere que un territorio ‘esté realmente bajo la autoridad del ejército hostil'. Nunca ha habido un hallazgo de una ocupación tan ‘remota', que dure nueve años después del fin de la ocupación física y en presencia de un gobierno local distinto y hostil. De hecho, los gobiernos títeres incluso no se consideran una ocupación llevada a cabo por el titiritero”.

Israel, desde la retirada total y unilateral, en 2009, no tiene el control efectivo de la Franja de Gaza.

¿O lo dirán por el bloqueo legal – que no es controlado por Israel en la frontera entre Gaza y Egipto?

 
 
Pero volvamos al asunto central.

Y, al hacerlo, vuelve la pregunta antes formulada: ¿Jibril Rajoub es simplemente un dirigente deportivo? ¿Una suerte de Ángel María Villar (presidente de la Real Federación Española de Fútbol)?

No, ni por asomo.

Jibril Rajoub, Secretario General Adjunto del Comité Central de Fatah, jefe del Comité Olímpico Palestino y ex director de la Fuerza de Seguridad Preventiva en Cisjordania, declaró el 1 de mayo de 2013 en el canal de televisión libanés Al-Mayadeenque, para Fatah, “la resistencia contra Israel sigue estando en [su] agenda”.

“Resistencia”, según explica Palestinian Media Watch, es el eufemismode violencia que utiliza el liderazgo palestino, y que abarca desde los atentados suicidas a tirar piedras.

“'Me refiero a la resistencia en todas sus formas'. 'En esta etapa, creemos que la resistencia popular - con todo lo que ello conlleva - es eficaz y costosa para el otro lado [Israel]'”, recogía esas declaraciones de Rajoub el diario Times of Israel.

Además, Rajobu, unos días después, explicitó, tal como informó el Washington Timesel 9 de mayo de 2013, lo que “resistencia” realmente significa:

Juro, que si tuviéramos una bomba nuclear, la habríamos utilizado esta misma mañana”.

¿El lector no tiene derecho a conocer las motivaciones políticas e ideológicas de quien señala a Israel? ¿No tiene derecho a saber que el liderazgo palestino usufructúa todo foro internacional para vilificar y deslegitimar al Estado judío, y que el fútbol no está exento de esta práctica?

El propio Rajoub, ha dejado bien en claro su visión del conflicto en el transcurso de una entrevista (Al-Kass Sports Channel de Catar, junio 2013), en la que dijo:

Toda Palestina – desde el río [Jordán] al mar [Mediterráneo] – está ocupada

Si se está informando que “la Asociación palestina aduce que Israel, que no les reconoce como estado”, y que por ese motivo, “debe quedar excluida de la Federación internacional hasta que así lo haga”; ¿no es de absoluta relevancia indicar que el presidente de dicha Asociación no reconoce la legitimidad de Israel; es decir, no reconoce a Israel?
 
 

“Libertad de movimiento” o el fútbol como medio político y terrorista

Tal como reflejáramos en un artículo de hace casi un año (Fútbol y propaganda palestina, sin versión israelí; mayo de 2014), en relación a una noticia que indicaba que “dos futbolistas palestinos de edad Juvenil fueron heridos en Cisjordania tras los disparos de miembros de las fuerzas de Israel… cuando habían acabado un entrenamiento y ya se dirigían a sus respectivos domicilios”; Tamar Sternthal, directora de la oficina de CAMERA en Israel, apuntaba que:

“En su momento, Amira Hass, del diario Ha'aretz, cubrió el incidente y dejó muy claro que la policía israelí de fronteras sostuvo que los palestinos estaban a punto de arrojar una bomba – no estaban caminado inocentemente de regreso a casa – cuando les dispararon. Hass informó el 3 de febrero (Wounded Palestinian teens dispute border police claims) que:

‘Dos palestinos están hospitalizados en Jerusalén desde el viernes luego de que la Policía de Fronteras les disparar y los arrestara en medio de acusaciones que indicaban que iban a tirar una bomba

[…]

En respuesta a consultas, el portavoz de la Policía de Fronteras dijo: ‘Durante una actividad operacional, un grupo de individuos fue visto segundos antes de que arrojaran bombas a las fuerzas de seguridad. Cuando vieron a los policías de frontera, el grupo intentó huir e intentó, nuevamente, arrojar bombas a los policías. Los policías iniciaron el protocolo de abrir fuego con el fin de neutralizar la amenaza. Los sospechosos fueron detenidos, y se les halló una bomba, que ha sido desactivada'”.

Téngase en cuenta que la periodista israelí Amira Hass no es, precisamente, una periodista pro-israelí, sino, más bien, una simpatizante de la “causa palestina”.

Por otro lado, el diario israelí Jerusalem Post daba a conocer en febrero de 2012 que:

“El Shin Bet (Agencia Israelí de Seguridad) reveló el lunes que había detenido a 13 palestinos por planear una serie de ataques contra las tropas de las FDI cerca de Ramallah. Entre los detenidos hay dos empleados de la Media Luna Roja palestina, el portero del equipo olímpico palestino de fútbol y un alto oficial de inteligencia de la Autoridad Palestina.

[…]

Entre los arrestados estaba Omar Abu Rwayyis, el portero de la selección palestina olímpica de fútbol…”.

Y, es más, este mismo diario señalaba en 2014 que Samah Fares Muhamed Marava, de 22 años, y residente en Calquelia, salió de Israel con su equipo en una gira futbolística el 15 de abril. Una vez en Catar, el jugador se reunió con miembros del grupo terrorista Hamas – así considerado por Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros. Durante su interrogatorio – relataba el medio -, Marava dijo que antes de viajar a Catar, Muad Yusef Hasan, un alto operativo de Hamas en Calquelia, se le acercó para pedirle que se reuniera con Talal Sarim, parte de la “rama militar” de Hamas.

El Jerusalem Post explicaba, entonces, que según la declaración, durante la reunión con Talal Sarim, Marava recibió dinero, un teléfono móvil y mensajes escritos que Sarim le pidió que llevara para Hamas en Cisjordania.

A raíz de esto, el Ministerio de Cultura y Deportes de Israel le envió una carta de protesta al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, informándole de la situación. Dicha carta, apuntaba el medio, hacía referencia al encuentro de Blatter con el primer ministro Binyamin Netanyahu en relación a las quejas palestinas sobre “la obstaculización israelí de la capacidad de su equipo nacional de fútbol para viajar al extranjero para los partidos”.

¿Esto no es de suma relevancia? ¿No tiene absolutamente nada que ver con el tema que se está tratando?

Jugadores de fútbol valiéndose de su condición deportistas para servir de correo entre operativos de una organización terrorista; o para intentar atentar contra Israel…

¿De veras es tan irrelevante como para no mencionarlo?
 
 

Y mientras tanto, no muy lejos de allí, y según informaba el diario español La Vanguardia el 24 de diciembre de 2014…:

Un inmigrante nepalí muere cada dos días en las obras para el Mundial de fútbol del 2022en Qatar, según publica hoy The Guardian. El diario británico lleva a cabo una investigación periódica sobre las condiciones laborales en el rico emirato, que rozan la esclavitud, tal como denuncian a menudo organizaciones de defensa de los derechos humanos. Los obreros trabajan largas jornadas a temperaturas de hasta 50 grados y son frecuentes los ataques cardíacos.

[…]

La investigación se centra solo en los inmigrantes nepalíes, pero señala que, si se tiene en cuenta a los obreros procedentes de India, Sri Lanka y Bangladesh, fácilmente puede morir un trabajador cada día.

[…]

El Gobierno de Qatar ha respondido a las denuncias de Amnistía Internacional y The Guardian en más de una ocasión, diciendo que investigaría los casos y que reformaría las condiciones laborales, cosa que no ha ocurrido hasta el momento. No obstante, reconoce que 964 trabajadores de Nepal, India y Bangladesh murieron en Qatar entre el 2012 y el 2013”.

Qatar…

Justamente, CAMERA comentaba que un artículo de diciembre de 2014 publicado por el Wall Street Journal “se adentraba en el importante tema del rol de Qatar en el fomento de la inestabilidad y el radicalismo y en la reacción que ello ha generado entre los Estados árabes más importantes”.

 
 
¿O es que el periodismo ha devenido en una profesión de lo sucintamente presente, y efímero? Es decir, en un oficio de repetidores, de meros pregoneros; que está exento de rigurosidad – la reproducción no precisa de verificaciones, al fin - y de dar cuenta del contexto, de las conexiones históricas entre hechos (lo que a menudo suele incluir un viaje a la hemeroteca – muy sencillo hoy en día, a base clicks en el ratón y unas palabras clave en buscador).

Lo cierto, es que cada vez más, parece que esto es lo que está sucediendo…

 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009