ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Europa Press: agua, fuentes palestinas y un rabino que no existe
por Grupo ReVista
20 de Junio de 2016

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
Actualización: Horas después de publicar el artículo que sigue a continuación, la agencia de noticias Europa Prees corrigió la crónica analizada por ReVista de Medio Oriente
 
 

 
 
 
La agencia de noticias Europa Press, ya sea voluntaria o negligentemente, se transformaba, una vez más, en portavoz de las acusaciones palestinas. Ni una sóla fuente oficial israelí, ni un atisbo de verificación de la información. Nada. Sencillamente se dedicaba a imprimir lo que la propaganda palestina dictaba. Porque de eso se trataba, de propaganda de lo más burda.
 
El titular, sin comillas, era de lo más elocuente: “Un rabino[Shlomo Mlmad] insta a los colonos a envenenar el agua de Cisjordania que beben los palestinos
 

 
 
La fuente de esta acusación: la agencia de noticias oficial palestina Wafa (cuya fuente, a su vez, se afirmaba, era la ONG Breaking the Silence) y la Oficina Nacional para la Defensa de la Tierra y la Resistencia a los Asentamientos del Gobierno palestino. No se intentó contactar con el supuesto rabino ni con autoridad israelí alguna.
 
En tanto, diario israelí Jerusalem Post explicaba algo bien distinto, al señalar que el Ministerio de Asuntos Exteriores palestino había revivido el trillado libelo de los judíos envenenando los pozos de agua.
 
El medio entonces explicaba:
 
“La historia asegura que la fuente fue Breaking the Silence, que supuestamente dijo que el envenanamiento del agua era un intento por expulsar a los palestinos de sus poblados para que los israelíes los pudieran ocupar. [... Pero] el Jerusalem Post fue incapaz de encontrar evidencia ni de la existencia del rabino Sholomo Mlma o Mlamd ni del Consejo de Rabinos en los asentamientos de Cisjordania. Hay un Consejo de Rabinos de Judea y Samaria, presidido por Yishai Babad”.
 
La historia que le vendieron a Europa Press se empieza a deshacer en el aire. Como toda propagada. Como todo libelo puesto bajo la lupa de los hechos.

Seguía el diario:

“Hay un rabino Zalman Melamed en Beit El. Mlmad es similar a Melamed, y Zalman es Shlomo en yidish. El rabino Zalman Melamed le dijo a Gidon Shaviv, analista senior de CAMERA: ‘Yo no dije eso y no creo que ningún rabino dijera algo así'. Melamed también denominó a la acusación como un libelo de sangre”.
El Jerusalem Post continuó verificando la información. Así, se dirigió a Breaking the Silence, cuyo portavoz le dijo que no sabían de ningún testimonio sobre envenenamiento de agua.
 
Pero, para finalizar, Euorpa Press aún tenía tiempo para reproducir, por boca del Ministerio de Exteriores palestino, un suceso que ya tiene varios días de antigüedad:
 
“El Ministerio de Asuntos Exteriores palestino ha... denunciado que recientemente se han producido cortes de agua en ciudades del norte de Cisjordania coincidiendo con los días más calurosos del mes del Ramadán, cuando los musulmanes ayunan del amanecer al anochecer”.
Varios días de antigüedad... Por tanto, cabría suponer, aún más fácil de corroborar. Pero no para una agencia que desconoce de teléfonos, correos electrónicos e internet.

UK Media Watch, organización perteneciente a CAMERA, aclaraba el asunto dirigiéndose a las fuentes:

“COGAT (la autoridad israelí en los territorios) nos informó (en una serie de correos electrónicos) que, debido al incremento del uso durante los meses de verano, Mekorot (la distribuidora israelí de agua) se vio forzada a reducir el suministro en general a TODAS las áreas de Cisjordania – incluidas las comunidades judías -.

Le enviamos un correo electrónico a Mekorot, que nos confirmó que el incremento de la demanda durante los meses de verano ha resultado en escacez en Cisjordania ‘a los asentamientos israelíes y áreas palestinas'”.

Vale recordar, como lo hacía recientemente Masha Gabriel, directora de ReVista de Medio Oriente, que palestinos e israelíes firmaron el Acuerdo Provisional Palestino-Israelí sobre Cisjordania y la Franja de Gaza en septiembre de 1995 (a partir de los acuerdos de paz surgidos de Oslo II), que estipula la distribución del agua. Y según las cifras, Israel entrega a los palestinos incluso más agua de la acordada en dichos acuerdos.

“Otra cosa es que, por motivos políticos, la Autoridad Palestina haya deciddio no implementar su parte del acuerdo. Por ejemplo, el hecho de que a partir de 2008 Israel aprobó la perforación de 70 pozos de agua (principalmente en el Acuífero del Este), con una capacidad extracción total estimada en más de 50 millones de metros cúbicos de agua (MCM) al año. Pero aproximadamente la mitad de estos pozos aún no han sido perforados o puestos a funcionar por la Autoridad Palestina del Agua (PWA por sus siglas en inglés)”, puntuablizaba Gabriel.

¿No le dará ni un ápice de vergüeza profesional todo esto a Europa Press?
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009