ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Europa Press: no diferencia entre periodismo y repetición
por Grupo ReVista
28 de Setiembre de 2016

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
La agencia de noticias española Europa Press, en lo que a Israel (y al conflicto palestino-israelí) se refiere, hace cualquier cosa menos periodismo: o hace de altavoz de las declaraciones de los líderes palestinos; reproducción sin contextualización, ni verificación, ni versión israelí, de comunicados de prensa de ONG.
En esta oportunidad, la agencia reproducía (28/9/2016) el comunicado de prensa de Amnistía Internacional (AI) sobre un informe de esta ONG en el que acusa a Israel de “homicidios ilegales” de palestinos (basado en testigos palestinos, otras ONG y algún que otro artículo del diario Ha'artez). Es ésta, una ONG que tiene una especial fijación con Israel y mucha mano izquierda con el terrorismo palestino (tanto, que prácticamente lo obvia); amén de que la rigurosidad de sus métodos de recolección de información y verificación de la misma, son muy dudosos.
 
Así abría su texto, titulado “AI denuncia los ‘homicidios ilegítimos' de palestinos a manos de militares israelíes, Europa Press:
 
"Amnistía Internacional (AI) ha denunciado la gran cantidad de homicidios ilegítimos de ciudadanos palestinos que realizan las autoridades israelíes con total impunidad, lo que revela ‘un espantoso desprecio por la vida humana' por parte de Israel”.

Para comenzar, es llamativo que, tan dados a utilizar el “supuestos”, “aparentes”, la agencia no intercale tales adjetivos entre la denuncia de AI y los “homicidios ilegítimos”. Igualmente llamativo es que no se conozcan informes de AI dirigidos exclusivamente a la Autoridad Palestina o a Hamas instándolos rendir cuentas por la incitación al odio y la violencia, los campamentos para adiestrar niños (clara violación de los derechos humanos), de los ataques terroristas (con cuchillos, automóviles, armas, cohetes, morteros, etc.) – ni hablar, de exigir elecciones libres, libertad de prensa, de expresión y religiosa para los propios palestinos. Debe ser que para la ONG, los palestinos tienen en una alta estima la vida israelí...

Continuando, según la propia AI, el informe “provee detalles de 20 casos de homicidios de palestinos evidentemente [para la ONG] ilegales”. Aproximadamente el 1% de los fallecidos palestinos (más de 200, el total, según AI) difícilmente pueda computar como “gran cantidad” (aunque en el siguiente párrafo la agencia mencionara la cifra exacta). Pero al parecer, si para la agencia un dato, un hecho, no es demasiado nocivo para la imagen de Israel, éste debe ser agrandado. El lector debe ser conducido a un estado de ánimo puntual para abordar la crónica sobre el Estado judío.

Así, la agencia afirmaba:

“En 2015 se ha producido la oleada más importante de violencia entre israelíes y palestinos desde que concluyó la segunda Intifada en el año 2005. Más de 225 palestinos han muerto desde entonces a manos de militares de las Fuerzas Armadas de Israel. En el mismo periodo de tiempo, 35 israelíes han muerto a manos de palestinos.

En la inmensa mayoría de los casos registrados por AI, las personas fallecidas fueron disparadas por las fuerzas de seguridad israelíes sin constituir una amenaza. Los militares israelíes han llegado a disparar contra personas heridas, manifestantes desarmados y palestinos que estaban huyendo de espaldas a los soldados”.

1. La violencia la iniciaron los palestinos con sus ataques. No es un ida y vuelta que hunde sus orígenes en la bruma de lo indeterminado.

2. La mayoría de palestinos fueron abatidos, tal como señala AI, mientras intentaban cometer, mientras cometían o luego de cometer un ataque.

3. Los israelíes murieron en ataques terroristas premeditados.

4. Los casos registrados por AI se sostienen en testimonios, en su mayoría de supuestos testigos sin nombre, familiares de las víctimas y de ONG (B'Tselem, Adalah, Human Rights Watch) con un claro posicionamiento respecto del conflicto. Aún así, Europa Press da por verdaderas las afirmaciones de la ONG.

En 12 escasas páginas de informe, donde se acumulaban no sólo los casos brevemente estudiados, sino también las recomendaciones o llamamientos a Israel, y la retórica acusatoria, creía la agencia de noticias que eran prueba suficiente de las acusaciones de AI. A tal punto, que ni se molestaba en conectar con las autoridades israelíes pertinentes. Y es que la acusación es el veredicto.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009