ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Europa Press y la excepción de Medio Oriente
por Grupo ReVista
4 de Marzo de 2016

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
Si bien las crónicas se encuentran en la sección “Internacional”, en la subsección “Oriente Medio”, podrían estarlo para mayor claridad en una sección especial denominada “Excepción palestina”. Porque allí, más que textos noticiosos, hay una licencia que la agencia española de noticias Europa Press se concede a sí misma para hacer algo distinto del periodismo al abordar el conflicto palestino-israelí: ejercer el sesgo pro-palestino (o anti-israelí, más bien) sin tapujos.

En un mismo día (4/03/2016), la agencia abordaba dos noticias que daban cuenta de acciones palestinas, digamos negativas, que eran presentadas desde una perspectiva que hacía de (o transformaba a) esos hechos algo,cuanto menos neutro.

1) La agencia ubicaba a la victimaria como víctima – o el mismo nivel que su víctima – más del suceso, en la crónica titulada precisamente: “Muere tiroteada una palestina tras atropellar y herir a un soldado israelí en Cisjordania”.
 

 

Europa Press decía recoger la información del el diario israelí Yedioth Ahronoth, que titulaba su propia crónica de la siguiente manera:

“Atacante femenina embiste contra soldado en el cruce de Gush Etzion”

Y destacaba:

Terrorista procedente como desde Jerusalén, se sube a la vereda en el cruce principal de Cisjordania, golpeando a un soldado e hiriéndolo levemente...”.
 

 

Finalmente, Europa Press concluía diciendo:

“Un total de 172 palestinos, 115 de los cuales han sido calificados de ‘atacantes', y 28 israelíes han muerto desde el pasado mes de octubre, cuando estalló la ola de violencia entre las dos comunidades por las restricciones de acceso a la Explanada de las Mezquitas”.

Víctimas (israelíes) mezcladas, confundidas, con sus victimarios (palestinos) – a los que además se les otorga preponderancia -. La introducción de la duda de que, de hecho, los atacantes sean tales (mera afirmación israelí). La “ola de violencia entre las dos comunidades”, abstracta, sin resposables, sin provocadores, sin iniciadores: sin responsabilidad palestina; es decir, como si no fuera de una comunidad (palestina) dirigida a otra (judía/israelí). La versión palestina presentada como hecho (“restricciones de acceso a la Explanada de las Mezquitas”). De hecho, para los israelíes (judíos), el Monte del Templo (“explanda de las Mezquitas”) es el lugar más sagrado del judaísmo y se aferran a su derecho, bajo el status quo, de visitarlo, al igual que los miembros de cualquier otra fe. Los israelíes no ven esto como una cuestión que avive la violencia palestina, a pesar de esfuerzos de los dirigentes palestinos en afirmar que es así. Esfuerzos a los que Europa Press se suma.

2) La muerte de un miembro del grupo terrorista palestino Hamas que trabajaba en un túnel, era presentada por la agencia de noticias, casi como un accidente laboral – extraño, por lo demás, porque no suele leerse en la prensa en español accidentes reales, de obreros reales, que se caen de un andamio en Bolivia, o a los que les cae un ladrillo en India o en Honduras o en Australia -; como el retrato de las “dificultades” a las que se ven enfrentados en Gaza debido a ese “intransigente” y “perverso” bloqueo israelí que nunca tiene un motivo, una causa (nos 11.237 cohetes lanzados por grupos terroristas palestinos desde Gaza solo entre 2005 - año de la desconexión total de Israel de la franja -y 2013), como no sea, esa sugerencia de “maldad”.
 

 
Sin mencionar, claro está, que el bloqueo no es absoluto, y que casi a diario pasan productos desde Israel. En la página de la COGAT, (Coordinadora de las Actividades del Gobierno [israelí] en los Territorios), así como en su cuenta de Twitter, hay información al respecto.
 

 
 
Además, y para finalizar, Europa Press pasaba rápidamente, y en puntillas, por la finalidad de los túneles para usos terroritas (no militares, como afirmaba: Hamas es un grupo terrorita según el Departamento de Estado de Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros); a la vez que convertía (blanqueaba dinero y moral) la fuente de ingresos personales de los líderes de Hamas (y para la compra de armamento), en “ingresos públicos”.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009