ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Europa Press, en el espacio aéreo jordano
por Marcelo Wio
24 de Enero de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
La agencia de noticias española Europa Press, en un artículo del 24 de enero de 2014, donde daba cuenta del “rechazo” del gobierno jordano a los planes israelíes de construir un aeropuerto dentro de territorio soberano israelí, obviaba la versión israelí sobre la cuestión, reproduciendo sin vacilar, como si se tratase de un hecho incuestionable, los dichos de la Ministra de Exteriores de Jordania.

En su breve texto, la agencia indicaba que:

“El Gobierno de Jordania ha expresado este jueves su ‘rechazo absoluto' a los planes de Israel para construir un aeropuerto cerca de la frontera común y ha citado "múltiples problemas legales y técnicos".

La portavoz del Ministerio de Exteriores, Sabá al Rafie, ha indicado que dicho proyecto supone una violación de la soberanía jordana sobre su espacio aéreo. El aeropuerto estaría ubicado al norte de la localidad jordana de Aqaba (sur), en el lado israelí de la frontera.

[…]

En este sentido, ha reiterado que supondría una violación de las leyes internacionales, y especialmente del artículo primero de la Convención sobre Aviación Civil Internacional, y ha destacado que amenazaría la seguridad del transporte aéreo en toda la región.

Las autoridades jordanas han citado en este sentido la proximidad del proyecto con el existente aeropuerto internacional Rey Hussein de la localidad de Aqaba”.

El artículo, que se parece, de manera llamativa, al publicado el día anterior por el diario jordano The Jordan Times - que al menos sí nombraba al aeropuerto israelí (Timna) -, no mencionaba al aeropuerto israelí por su nombre, en su lugar, lo dejaba como indeterminación de la que, primero, hacía referencia sólo en relación a una ciudad jordana, y recién en el último párrafo, se ubicaba, sin nombre, a “unos 18 kilómetros al norte de la ciudad israelí de Eilat”.
 
 
 
El nuevo aeropuerto se ubicará en el valle de Timna (señalado con una A en el mapa)
 
Aeropuerto Rey Hussein, Aqaba, Jordania
 
 
Más allá de esto, la Ministra de Exteriores que cita la agencia, dice que el plan israelí de construir un aeropuerto dentro de los límites de su territorio soberano, “supondría una violación de las leyes internacionales, y especialmente del artículo primero de la Convención sobre Aviación Civil Internacional”, pero la agencia, olvidándose de la labor periodística, lo da, sin más, por válido, sin molestarse en buscar qué estipula dicho artículo.
 
¿Qué leyes internacionales?

El Convenio sobre Aviación Civil Internacional en su artículo primero establece lo que, a efectos del Convenio, se entiende por soberanía:

Los Estados contratantes reconocen que todo Estado tienen soberanía plena y exclusiva en el espacio aéreo situado sobre su territorio”.

En el siguiente artículo (2º), asimismo, define territorio de la siguiente manera:

“A los fines del presente Convenio se consideran como territorio de un Estado las áreas terrestres y las aguas territoriales adyacentes a ellas que se encuentren bajo la soberanía, dominio, protección o mandato de dicho Estado

Un profesional de la información debería haber buscado esta información y debería haberse preguntado cómo es que “supondría una violación de las leyes internacionales, y especialmente del artículo primero de la Convención sobre Aviación Civil Internacional, y… que amenazaría la seguridad del transporte aéreo en toda la región”, la construcción de un aeropuerto israelí en territorio israelí. Y cómo, además, “dicho proyecto supone una violación de la soberanía jordana sobre su espacio aéreo”.

La labor periodística no es el mero acto de repetir las declaraciones de unos y otros; para ello existen grabadoras, cámaras, incluso los móviles y demás aparatos tecnológicos que reproducen fielmente lo registrado. Ryszard Kapuscinski, periodista y escritor polaco, decía que “en el buen periodismo, además de la descripción de un acontecimiento, tenéis también la explicación de por qué ha sucedido; en el mal periodismo, en cambio, encontramos sólo la descripción, sin ninguna conexión o referencia al contexto histórico”.


 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009