ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Europa P, ¿es a propósito?
por Grupo ReVista
16 de Marzo de 2017

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
Si se publica la convocatoria de una manifestación anti-israelí como si fuera una noticia, pero se omite toda información que no provenga de los organizadores de la misma; no se trata de una noticia, sino de un comunicado de prensa.

La agencia de noticias española Europa Press acostumbra a ignorar el “Press” (“prensa”) de su nombre, para dedicarse a la promoción de las expresiones y “narrativas” anti-israelíes, utilizando como excusa el “informar” sobre el conflicto palestino-israelí.

El llamamiento a “movilizaciones coincidiendo con la celebración del partido España- Israel, el próximo día 24, en el estadio gijonés de El Molinón”, fue una de estas oportunidades que Europa P no deja pasar.
 

1. “una pancarta en la cabecera en la que se podrá leer 'Ayer Sudáfrica, hoy Palestina'”.

Europa P no le aclara a sus lectores que, desde el vamos, los manifestantes banalizan el apartheid sufrido por la población de color en Sudáfrica. Y es que en Israel no existe tal segregación racial sistematizada y sancionada por ley como existía en el país africano.

Es decir, la movilización parte, desde el vamos, de una falacia. Algo sucede...
 
 
2. “Una manifestación y 'Tarjeta Roja', coincidiendo con el partido España e Israel está previsto el reparto de tarjetas rojas a los asistentes a El Molinón, con la intención de que las muestren en los minutos 17 y 48. De esta forma tratan de recordar, por un lado, el año 1917, cuando se acordó por parte de varios países la cesión de terrenos a sionistas para crear el Estado de Israel donde estaba el pueblo palestino, y, por otro, 1948, que conmemora ‘la limpieza étnica de Israel contra el Estado palestino', han señalado”.
 
De esta manera, Europa P hacía suyo el discurso de las organizaciones anti-israelíes: ni se cedieron “terrenos a sionistas”, ni allí estaba el “pueblo palestino”. Había árabes y judíos (ha habido una presencia constante de judíos) viviendo en la región. Y los árabes no se consideraban, en ningún caso, “palestinos”, sino antes bien, “sirios del sur”. Y, ante todo, aquella tierra nunca había sido “palestina”. Tal vez, puestos a sacar tarjetas, podrían sacarle a Jordania, creada con “terrenos cedidos” a la “la familia monarca hachemita”. Por otra parte, una limpieza étnica en la que el número de miembros de tal etnia aumenta, no es tal. Pero a Europa P no le interesan lo más mínimo los hechos. Publica cualquier libelo. ¿Cualquiera? ¿Publicaría algo semejante contra Francia, Reino Unido, Alemania, o España? No.
 
 
3. ¿Qué es realmente “La Plataforma”? Europa P callaba. Así pues, veamos. Ángel Alonso y Miguel Ángel San Miguel, integrantes también del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, son sólo, para Europa P los portavoces de la Plataforma 'Tarjeta Roja a Israel'. “Causa árabe”... Vaya...
 
Como fuere. Este comité forma parte de una red más amplia, denominada “Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina”, promotora del BDS (uno de cuyos líderes, que estudiaba en la Universidad del Tel Aviv mientras promovía el boicot académico contra el Estado judío, llegó a declarar: “… definitivamente nos oponemos a un estado judío. Ningún palestino racional… aceptará jamás un estado judío en cualquier parte de Palestina”. Eso es el BDS. Clarito. Según uno de sus líderes). Así pues, Europa P podría haber ofrecido la voz de la asociación española ACOM, que actúa desde el plano judicial contra el movimiento BDS. Y es que, precisamente en Asturias, y a raíz de esta asociación, su Tribunal Superior recalcó, en una sentencia contra el boicot a Israel, “el flagrante carácter inconstitucional y discriminatorio del boicot y la falta de neutralidad que éste [el BDS] representa”, según informaba la propia asociación el 3 de octubre del pasado año.
 

 
 
4. El fútbol es otro de los ámbitos internacionales o mediáticos utilizados por el liderazgo palestino y las organizaciones anti-israelíes para promover su propaganda y la deslegitimación y aislamiento de Israel. Pero no sólo es un medio para difundir su “narrativa”, sino también para otros fines...

Un  artículo publicado por The Tower en 2015 ofrecía algunos ejemplos – de los numerosos existentes-, de jugadores de fútbol que han sido reconocidos públicamente, por grupos terroristas, como miembros de sus organizaciones. El jugador del Jabalia Youth Sports Club, Ayman Ahmad al-Kurd era miembro de las Brigadas Qassam (que reconocieron su martirio en su sitio web), y llevaba su ropa de combate cuando falleció durante la operación Plomo Fundido.

La Yihad Islámica Palestina admitió – ante Reuters – que Wajih Mushtahi, un miembro del equipo olímpico palestino que murió durante la Operación Plomo Fundido, era un combatiente de su organización.

Y Shadi Sbakhi, que jugó para el al-Nuseirat y una vez se ganó un puesto en la selección nacional, no era sólo un operativo de las Brigadas Qassam, sino un comandante.

Finalmente, el artículo narraba el caso de Omar Abu Rwayyis:

“El caso más notorio, sin embargo, fue el del joven de 23 años, Omar Abu Rwayyis (también escrito Rois o Ruis)…, que además de ser el portero del equipo olímpico Palestino también fue ura empleado de la Media Luna Roja, la versión local de la Cruz Roja. Abu Rwayyis fue detenido en 2012 Abril, junto con otros 12…, por su participación en un complot de Hamas para atacar a soldados de las FDI. Abu Rwayyis, junto con otros empleados La Media Luna Roja, ayudaron a transportar Kalashnikovs que fueron utilizadas para incendiar de vehículos de las FDI”.

O, como en el caso del jugador de fútbol Samah Fares Muhamed Marava, del que dio cuenta en 2014 el Jerusalem Post. Residente en Calquelia, Marava salió de Israel con su equipo en una gira futbolística el 15 de abril. Una vez en Catar, el jugador se reunió con miembros del grupo terrorista Hamas – así considerado por Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros. Durante su interrogatorio – relataba el medio -, Marava dijo que antes de viajar a Catar, Muad Yusef Hasan, un alto operativo de Hamas en Calquelia, se le acercó para pedirle que se reuniera con Talal Sarim, parte de la “rama militar” de Hamas.

El medio explicaba que, según la declaración, durante la reunión con Talal Sarim, Marava recibió dinero, un teléfono móvil y mensajes escritos que Sarim le pidió que llevara para Hamas en Cisjordania.

A raíz de esto, el Ministerio de Cultura y Deportes de Israel le envió una carta de protesta al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, informándole de la situación.

Fútbol, servicios sanitarios… y terrorismo. Y ninguna "tarjeta roja" por aquí...

Por cierto, el presidente de la Asociación de Fútbol palestina, Jibril Rajoub, que además es Secretario General Adjunto del Comité Central de Fatah, jefe del Comité Olímpico Palestino y ex director de la Fuerza de Seguridad Preventiva en Cisjordania, declaró el 1 de mayo de 2013 en el canal de televisión libanés Al-Mayadeen que, para Fatah, “la resistencia contra Israel sigue estando en [su] agenda”. “'Me refiero a la resistencia en todas sus formas'. 'En esta etapa, creemos que la resistencia popular - con todo lo que ello conlleva - es eficaz y costosa para el otro lado [Israel]'”, recogía esas declaraciones el diario Times of Israel.

Unos días después, Rajoub fue mucho más explícito, si cabe, tal como dio cuenta el Washington Times el 9 de mayo. La “resistencia”, para Rajoub, significa borrar a Israel del mapa:

“Juro, que si tuviéramos una bomba nuclear, la habríamos utilizado esta misma mañana”.

Y en junio de ese mismo año, en una entrevista (Al-Kass Sports Channel de Catar), en la que dijo:

“Toda Palestina – desde el río [Jordán] al mar [Mediterráneo] – está ocupada”


El diario libanés Al Akhbar, en su edición en inglés del 10 de junio de 2014 se preguntaba, en el título de una crónica: “¿El jefe de la Federación [Palestina] de Fútbol al-Rajub, es un sucesor de Abbas apoyado por Qatar?” (“Is Football Federation chief al-Rajoub a Qatari-backed successor to Abbas?”) Y, en el texto: “¿Quién podría haberse llegado a imaginar que el fútbol se convirtiera en una cobertura para la política, especialmente en relación a los palestinos, cuyos líderes históricamente se aferraron al poder hasta la muerte?”
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009