">
   
 
ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
El Periódico: una viñeta que justifica el terrorismo
por Marcelo Wio
19 de Octubre de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
El diario español El Periódico publicó una ominosa ilustración, firmada por Ferreres, el 17 de octubre 2015, en la que se proponía a los palestinos como víctimas de un oscuro y malvado ejército israelí, ante el cual, la única salida posible, evidentemente, es matar al “asesino” –  siguiendo asi las palabras del alto funcionario palestino Abbas Zaki (12/03/2014): “Estos israelíes... Son el instrumento avanzado del mal... Alá los reunirá para que podamos matarlos. Le estoy avisando al asesino de su muerte”.
 
 

 

Antes que nada, nótense dos detalles: los palestinos de la viñeta están huyendo ante un oscuro y amenzante ejército. Además, no aparecen ni los cuchillos, las armas de fuego o los automóviles utilizados por los palestinos como medios para asesinar israelíes/judíos.

Ahora bien, ¿qué dice, o significa la viñeta de Ferreres?

Justifica el terrorismo palestino. Y, así, incita a su continuidad.

¿Cómo lo hace?

Siguiendo el esquema palestino de justificación-incitación.

 
Fatah

Según señalaba Palestinian Media Watch, Fatah, la organización dirigida por Mahomoud Abbas (presidente de la Autoridad Palestina) incita a asesinar israelíes/judíos proponiendo a los palestinos como “víctimas” sin responsabilidad, “frustradas”, para las que todo vale en pos de “liberarse” del “malvado opresor”. Otra de las excusas habituales utilizadas en este esquema, es la falacia de que los judíos con “sus sucios pies profanan la mezquita de Al Aqsa”.

¿Alguna reminiscencia con la viñeta de Ferreres?

Se trata del mismo mensaje que reciben los palestinos de manera sistemática de sus líderes religiosos, de los medios de comunición oficiales de la Autoridad Palestina y las redes sociales (incluso con videos tutoriales sobre como matar) desde hace tiempo.

De esta manera, Ferreres suscribía o validaba las coartadas de Abbas para la violencia: la “lucha popular”, la “resistencia” contra la “ocupación” (eufemismos de terrorismo) – que podría haber concluído en 2000 o en 2008 si Arafat, primero; y el propio Abbas, después, hubiesen aceptado los generosos planes de paz . Elementos nacionalistas a los que se suma, también, el religioso, y la imagen deshumanizadora del judío.

 
Hamas

Por su parte, el grupo terrorista Hamas – así considerado, entre otros, por la Unión Europea y Estados Unidos -, llamó a realizar atentados suicidas. Y sus brigadas Al Qassam, en un mensaje desde un “campo de refugiados” de Jerusalén, decían:

“Nuestro mensaje será muy breve. (Como dice el poema): ‘En cuanto al arte de la la palabra, prefiero permanecer callado y dejar que sea mi rifle el que hable'.

[…]

Alá elige quien quiere para el martirio. No creas que el martirio es algo de escaso valor. Alá sólo elige a los mejores para ello”.

Pero para Hamas, los acuchillamientos no son suficientes – como al parecer, no lo son para Ferreres (a fin de cuenta, los obviaba), quien pretendería una suerte de imaginario “balance” de muertes – y llamaba a cometer más atropellos.

El componente religioso en la incitación palestina (fue, en definitiva, el libelo de la destrucción/cambio de status de Al Aqsa el que encendió la ola de terror actual) es algo que únicamente parece escapárseles a los medios occidentales: “hoy sabemos por qué los judios construyen muros... es para que no los degüellen” espetaba un clérigo, cuchillo en mano, en una mezquita de Rafah, Gaza, el 9 de octubre de 2015.

Los judíos, no lo israelíes.

Khaled Meshal, uno de los líderes de Hamas, declaraba el 7 de diciembre de 2012,

“Ante todo, Palestina – desde el río [Jordán] hasta el mar [Mediterráneo], del norte al sur – es nuestra tierra… No renuncia ni abandono ni a una pulgada o pequeña parte de ella.

Segundo, Palestina fue, continua siendo y será, árabe e islámica

La yihad y la resistencia son el camino verdadero y apropiado para la liberación y la restauración de nuestros derechos”.

Llamativamente, las excusas palestinas para el asesinato parecen tener una correspondencia casi exacta en la viñeta de Ferreres.

Y es que Ferreres eligía ver aquello que confirmaba sus prejuicios: la mentira, el libelo, la excusa. El resultado: la justificación del terrorismo, y la incitación al mismo.

Se podría, pues, decir que El Periódico curzaba una línea al publicar esta ominosa ilustración de Ferreres. Pero esa frase está vedada: el diario español ya dio ese salto nefasto al publicar una viñeta antisemita del mismo caricaturista hace poco más de un año.

 
Leyes

Artículo 578 del Código Penal de España:

“1. El enaltecimiento o la justificación públicos de los delitos comprendidos en los artículos 572 a 577 o de quienes hayan participado en su ejecución, o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares, se castigará con la pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a dieciocho meses. El juez también podrá acordar en la sentencia, durante el período de tiempo que él mismo señale, alguna o algunas de las prohibiciones previstas en el artículo 57”.

Artículo 579 del Código Penal español:

“1. Será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a la prevista para el delito de que se trate el que, por cualquier medio, difunda públicamente mensajes o consignas que tengan como finalidad o que, por su contenido, sean idóneos para incitar a otros a la comisión de alguno de los delitos de este Capítulo”.

Y, finalizando, y para que no se confunda Ferreres (y El Periódico): el adagio “los terroristas de uno son los ‘luchadores de la libertad' de otros” es de un relativismo infantile - aunque útil, precisamente, a los terroristas.

Ernesto Garzón Valdés filósofo argentino, ex profesor de filosofía del derecho de universidades de Argentina y Alemania decía:

Dado que el terrorismo es un método de ejercicio de la violencia, toda persona o grupo de personas que lo utilice se transforma en terrorista, ocasional o permanente, en el respectivo ámbito de su actuación”.

“... el terrorismo es un método o un modo de comportamiento. Consiste precisamente en la realización de un acto o una actividad cuyo resultado intencionado es la creación de un estado psicológico de temor generalizado”.

Y aclaraba que la eventual plausibilidad de sus actos, al igual que el éxito o fracaso en la obtención de los objetivos perseguidos, no altera en absoluto el carácter terrorista del comportamiento en cuestión. Pero que sí son relevantes en la medida en que el método terrorista es utilizado justamente como medio para lograrlos. Además, “el acto o la actividad terrorista cumplen una función instrumental con respecto a esos objetivos que, a su vez, son invocados para explicar o hasta justificar el terrorismo… De acuerdo con esta definición, terrorista es toda persona o institución que recurre a este método”.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009