ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
El orden de los factores altera el producto
por Marcelo Wio
14 de Noviembre de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
La agencia de noticias Europa Press no sólo ignoró el asesinato de Eden Atías, sino que lo utilizó como pretexto para volver una vez más sobre la prefijada representación del palestino como “víctima”.

Así, la agencia convertía el asesinato en causa del “sufrimiento” palestino en dos crónicas publicadas el 14 de noviembre de 2013.

El primero de los textos, invertía la relevancia informativa de los hechos, minimizando el asesinato del joven Eden Atías, al que sólo presentaba como “un soldado israelí”, sin nombre, edad, familia ni historia.

La agencia, comenzaba diciendo que:

“Las fuerzas de seguridad israelíes han detenido este miércoles al hermano y al padre del adolescente palestino responsable del asesinato de un soldado israelí en la localidad de Afula, situada en el norte de Israel, aparentemente en venganza por el encarcelamiento de varios familiares”.

Primero la detención, luego el asesinato. ¿Se puede justificar un asesinato? Aparentemente, Europa Press entiende que sí: "Se vengó por un encarcelamiento".

Y continuaba diciendo que:

“La Policía israelí ha indicado que Ghawadra no tenía permiso para estar en Israel y ha agregado que es subió a un autobús que cubría la ruta entre Nazaret y Afula y apuñaló al soldado en el interior del vehículo, según ha recogido la agencia palestina de noticias Maan”.


El asesinato se explica de manera burocrática, sin asegurar nada, poniéndolo en boca de la policía israelí, como si se dudara de los hechos.

La agencia finalizaba indicando que:

“Por su parte, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha felicitado a Ghawadra por el ataque y le ha descrito como ‘un héroe'. ‘Es un acto heroico de resistencia que muestra que los métodos de opresión y terror no tendrán éxito a la hora de evitar que nuestra gente lleve a cabo su resistencia y yihad', ha dicho el portavoz de la formación, Fawzi Barhum, a través de la red social Facebook”.

Un párrafo para la glorificación de la violencia y la incitación a la misma por parte de Hamas, es más importante que hablar de la víctima para Europa Press.
 
 
 
 
La segunda crónica, también del 14 de noviembre de 2013 decía, en su primer párrafo:

“Un grupo de colonos israelíes ha prendido fuego este jueves a una vivienda palestina en el territorio ocupado de Cisjordania en represalia por el asesinato de un soldado israelí por parte de un adolescente palestino en el norte de Israel, según han informado fuentes locales”.

Recién en el quinto párrafo, se dignaba la agencia a informar sobre el asesinato del joven israelí asesinado:

“El soldado israelí, de 18 años, fue apuñalado ayer miércoles por un adolescente palestino de 16 años, Hussein Sharif Ghawadra, en el interior de un autobús en la localidad de Afula, en el norte de Israel”.

Pero eso era todo.

Aparentemente, la agencia estima preciso no ofrecer mucho más de lo estrictamente necesario para que no se la acuse de imparcialidad y para que del balance de la noticia, el lector “confirme” la “opresión” y las “injusticias” a las que se ven sujetos los palestinos.

Por ello volvía sobre la primera crónica para cerrar la segunda.
 
 
 
 
 
Dos ejemplos de priorización de la información:

El diario estadounidense Los Angeles Times daba cuenta del incidente, indicando que:

“Un soldado israelí fue asesinado a puñaladas por un adolescente palestino a bordo de un autobús el miércoles por la mañana, dijo la policía israelí y oficiales militares.

Según la policía y testigos presenciales, el autobús con destino Tel Aviv hizo una parada en la ciudad norteña de Afula, cuando un joven pasajero sacó un cuchillo y apuñaló al soldado que estaba durmiendo la siesta de camino a su base militar”.

El diario español El Mundo añadía información:

“Los medios locales indican que se trata de "otro atentado terrorista local" en alusión a los últimos ataques palestinos de forma aislada en Cisjordania. A diferencia de la Segunda Intifada, no son acciones organizadas y plameadas por grupos armados palestinos sino iniciativas de individuos que actúan por motivos nacionalistas y personales”.

“El ministro israelí, Silvan Shalom, critica a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por ‘permitir en sus medios de comunicación y sistema de educación la incitación al odio y violencia contra Israel y los judíos a los que en sus libros y televisión nacional llaman ‘cerdos y monos que hay que expulsar'". Y pide a su Gobierno ‘replantearse la situación tras los últimos atentados y la liberación de presos'.”

 
 
Fuente: educarchile.cl
 
 
Volviendo a Europa Press, está visto que la agencia ha elegido la parcialidad a la hora de informar sobre el conflicto palestino-israelí. Sería prudente que le anunciara a sus lectores y clientes de esta decisión para que no confundan información con desinformación y activismo ideológico.

El académico libanés-estadounidense y miembro del Instituto de Ciencias Matemáticas de la Universidad de Nueva York, Nassim Nicholas Taleb, sostiene (The Black Swan) que existe una brecha entre lo que el lector de noticias cree que sabe (justamente a partir de esa lectura) y lo que realmente sabe. Pues esa brecha es aún mucho mayor para quien pretende informarse sobre el conflicto entre palestinos e israelíes a través de las crónicas de Europa Press.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009