ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
El Mundo: información sin verificación ni contexto (o propaganda)
por Marcelo Wio
4 de Junio de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
En lo que parecía más bien propaganda y un lavado de imagen de Hamas, que un artículo, con un informe de una ONG palestina  sobre la operación Margen Protector de fondo, la colaboradora desde Gaza del diario español El Mundo, Isabel Pérez, incurría en varias y serias omisiones, además de omitir por completo el contexto de la información que se presentaba, para señalar a Israel como una suerte de “mal” omnipotente.

Pero no sólo omitía, sino que su texto estaba basado en una única fuente: el propio informe del que daba cuenta. Lo que, así, terminaba por parecerse más un a comunicado de prensa de la propia ONG Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR, en sus siglas en inglés), que una a crónica informativa.

A modo de explicación de qué es la ONG (con sede en Gaza), y quién es su director, la crónica indicaba sucintamente que se trata de “la [organización] más prestigiosa de los territorios palestinos ocupados en el área de los derechos humanos”; y que su director, Raji Sourani, un “ex prisionero político palestino y abogado”.
 
Más, según la organización UN Watch, Sourani es un activista que “justifica los ataques de Hamas como ‘resistencia'”; o que, como buen defensor de los derechos humanos, en 2000 transfería la culpa del terrorista a la víctima, al afirmar que los israelíes “están empujando a todos a ser terroristas suicidas”.
 
La colaboradora de El Mundo, por otra parte, no indicaba los motivos por lo que Sourani habría estado preso. Simplemente, se limita a repetir el discurso de la ONG, amplificando así el retrato de “arbitrariedad” y “opresión” israelí.

En cuanto a la propia organización, el analista de CAMERA Steven Stotsky señalaba en 2009 que el PCHR representa una fuente parcial que favorece a Hamas sobre Israel.

Y es que, según la describía la organización israelí NGO Monitor, la ONG palestina se aboca al activismo y deslegitimación anti-israelí al regularmente describir las políticas del Estado judío como de “apartheid” (véase también aquí), y al acusar al país de “limpieza étnica” (véase aquí),“crímenes de guerra” y de “judaizar Jerusalén” (véase aquí y aquí). A la vez que, “regularmente se refiere a los ataques indiscriminados contra civiles israelíes como ‘resistencia', y a los cohetes que no alcanzan sus objetivos civiles israelíes y que causan heridas a palestinos, como “empleo incorrecto de armas” (véase más adelante el recuadro).
 
Además, la organización israelí recalcaba que si bien PCHR también critica las violaciones realizadas por parte de la Autoridad Palestina y Hamas contra palestinos, no hace lo propio cuando estas violaciones son contra israelíes.

Una selectividad que hace muy difícil sostener el empleo de la definición de organización de derechos humanos (cuando estos son para un grupo en particular) - como mínimo, se plantea una seria duda frente a las verdaderas intenciones de su activismo.

De hecho, el Centro Meir Amit apuntaba que el “PCHR es un importante jugador en la campaña para deslegitimar a Israel, en cuya base yace la ambición de destruir al Estado de Israel como el hogar nacional del Pueblo Judío”.

En este sentido, la organización BBC Watch indicaba que la ONG rechaza los Acuerdos de Oslo.

En tanto, el informe de la ONG palestina que se publicitaba (sin la menor verificación, ni contextualización) desde las página de El Mundo, se centraba, como ya mencionara más arriba, en la operación israelí Margen Defensor – omitiendo, claro está, que se trató de una operación defensiva en respuesta a los incesantes ataques desde Gaza (250 cohetes en las tres semanas previas a la operación Margen Protector - 450 desde principios de año) – y en retratar dicha operación como “la más amplia, letal y destructiva de todos los ataques del Ejército israelí contra civiles palestinos y sus propiedades” y que “castig[ó] a la población que apoya a las milicias bombardeando sus casas” (Hamas y los otros grupos terroristas palestinos, a todo esto, fuera de la ecuación). Es decir, un Israel “monstruoso”, de una “maldad” sin límites.

Para sostener dichas aseveraciones, la ONG aseguraba que la guerra “causó la muerte de 2.216 palestinos, el 70% de ellos civiles (1.543)”. El Mundo no facilitaba las fuentes de las que se sirvió la ONG palestina…

Como fuere, varias fuentes indican lo contrario:

Ya durante la pasada operación Margen Protector, la BBC (7 de agosto de 2015) – corporación mediática inglesa de la que no puede sospecharse una visión pro-israelí – informaba sobre el desproporcionado número de hombres jóvenes – en los grupos de edades más frecuentes de combatientes -, entre las llamadas bajas civiles en Gaza.

El Centro Meir Amit ha ido publicando en los últimos meses un examen de los nombres de palestinos fallecidos en Gaza en el transcurso de la operación Margen Protector que echa por tierra la tesis de una acción israelí “indiscriminada”

En la 10º parte de su examen de nombres, este Centro indicaba:

“Las conclusiones de la investigación hasta la fecha (sobre la base de un examen de aproximadamente el 61% de los nombres de los muertos) sugieren que el número de víctimas mortales relacionados con organizaciones terroristas constituyen aproximadamente un 48,7 % de los nombres que han sido identificados, y los civiles no involucrados constituyen aproximadamente el 51.3 %. Esta proporción puede variar en el futuro”.

¿Por qué serán tan diferentes las cifras de PCHR?

CAMERA proporciona indicios que pueden ayudar a aventurar una respuesta:

En 2011, Tamar Sternthal, directora de la oficina de Jerusalén de CAMERA, manifestaba que el PCHR ocultaba las bajas de combatientes palestinos. Lo mismo se indicaba un blog de 2012.

Pero quizás lo más elocuente sea un blog de 2010, en el que se comentaba que el PCHR cifraba en un 84 % (de 1417 palestinos muertos) las bajas civiles durante la operación Plomo Fundido (finales de 2008 - principios de 2009); y en sólo 236 combatientes. Estas cifras, fueron la base para los informes de grupos de derechos humanos (como Amnesty y Human Rights Watch; in incluso, más importante, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU) condenando a Israel.

Pero en noviembre de 2010 el propio ministro de Interior de Hamas, Fathi Hamad contradijo esas cifras: según sus declaraciones, las bajas de combatientes rondarían los 709.

Cabe señalar que, la organización MEMRI daba a conocer el 17 de julio, que el Ministerio de Interior de Gaza (de Hamas,más precisamente), desde su página oficial de Facebook, llamaba a los activistas en las redes sociales a que “Siempre llamen a los muertos 'civiles inocentes'” y a que “no publiquen fotos de cohetes siendo disparados desde centros de población civil”. Algo que nos hace recordar las palabras de Stotsky, de que el PCHR representa una fuente parcial que favorece a Hamas.
 
 
 
Maquillaje

Quizás en un intento por disimular lo evidente, la colaboradora escribía:

“El pasado año, 99 palestinos fueron asesinados, 84 en la Franja de Gaza y 15 en Cisjordania. El informe señala el mal uso de armas como causante de muertes de niños y mujeres palestinas. También pone de relevancia el asesinato de al menos tres mujeres por crímenes de honor y un aumento de la inseguridad, sobre todo en la Franja de Gaza, donde han tenido lugar incidentes de explosiones y asesinatos fuera del marco de la ley.

Las detenciones políticas de palestinos, perpetradas por los servicios de seguridad de ambos gobiernos, Fatah en Cisjordania y Hamas en la Franja de Gaza, han provocado cuatro muertos en Gaza y dos en Cisjordania en diferentes centros de detención”.

Pero PCHR no mencionaba algo muy relevante que se indicaba en un informe sobre derechos humanos en Gaza y Cisjordania, y que la agencia de noticias Associated Press daba a conocer el 12 de mayo de 2015:

“El informe anual de la Comisión Independiente Palestina de Derechos Humanos señaló que cientos de personas fueron torturadas por parte de las autoridades de Gaza, gobernada por… Hamas, y en Cisjordania, gobernada por… la Autoridad Palestina.

El informe dice que varias personas murieron estando detenidas por Hamas, y uno murió en una cárcel de Cisjordania. El informe señala también que Hamas se llevó a 16 presos de sus celdas y los mató durante la guerra con Israel el año pasado”.

¿Se olvidó de mencionarlo PCHR o la colaboradora de El Mundo?
 
 
 

Concluyendo, a la luz de la información, parece evidente que, como mínimo, las afirmaciones y las cifras que proporciona el PCHR deben ser puestas bajo lupa y contrastadas con los informes e investigaciones de diversos centros y organizaciones.

Eso, claro está, si lo que se pretende es redactar una crónica noticiosa, y no amplificar una estrategia de propaganda contra Israel. De hecho, la colaboradora parece haberse esmerado en incluir, en un breve espacio, la mayor cantidad de acusaciones contra Israel sin molestarse en contrastar la información, en ofrecer un contexto; nada que hurtara espacio a la diatriba.
 
 
 
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009