ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
El Confidencial, los trenes y el complot judío
por Masha Gabriel
24 de Abril de 2017

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

El 'lobby' israelí de EEUU saca a la SCNF del AVE a California y allana la vía de Renfe, publica el diario El Confidencial el 19 de abril de 2017.

La noticia parece apetitosa:  “grupos hebreos” (sic) habrían conseguido apartar a la SNCF de la fase de calificación en el concurso internacional del AVE a California. Cuán larga y revanchista es la mano del “lobby israelí”, que castiga así a la empresa ferroviaria francesa por no haber admitido su responsabilidad en el transporte de judíos a los campos de exterminio durante el Holocausto.

Lástima que la noticia es, además, bastante poco rigurosa.

En primer lugar, el texto afirma que:

“fuentes relacionadas con el concurso aseguran que la SNCF no ha terminado de admitir la vinculación en el tiempo que se supone a la empresa heredera de los ferrocarriles franceses que transportaron a multitud de prisioneros a los campos de exterminio nazis”.

Un ojo a la hemeroteca le habría permitido al autor averiguar que la SNCF ya pidió perdón en el año 2011. Con lo cual, el móvil del supuesto acto no se sostiene.

En segundo lugar, ¿quiénes son esas “fuentes”? Ningún otro medio parece haberse hecho eco de ellas. ¿Tal vez alguna página perdida en internet que vincula a los lobbies “judío”, “israelí” y/o “hebreo” con todas las decisiones que se toman en el mundo? Hay muchas de esas.

Por otra parte, el propio texto afirma que “algunos observadores consideran que el operador galo ha preferido renunciar al concurso antes de abrir un debate político que podría resultar contraproducente para la reputación corporativa de la entidad”.

Tras esas misteriosas “fuentes”, El Confidencial se hace eco del análisis de “algunos observadores”. ¿Qué observadores? Algunos. Una gran labor de investigación periodística.

Lo único concreto parece ser que SNCF ha decidido motu proprio no presentarse a la fase del concurso. Lo demás, especulaciones basadas en anónimos, cuya finalidad es incidir en el control del mundo que ejercen los “hebreos”. ¿Les suena de algo?

Por cierto, resulta imposible no comentar que la SNCF y los ferrocarriles de Israel firmaron un acuerdo en el año 2013 para que la empresa francesa modernice los trenes israelíes. Este lobby israelí... Ni en su propio país consigue imponerse.

Suerte que en El Confidencial nos abren los ojos.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009