ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
EFE: maquilla la realidad de los presos palestinos
por Marcelo Wio
31 de Marzo de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
En artículo (Abás redobla esfuerzos para liberación de presos palestinos, según un negociador) del 30 de marzo de 2014, la agencia de noticas española EFE omitía mencionar, aunque fuese someramente, quiénes son los presos de los que tanto se habla y cuáles los crímenes que los llevaron a prisión.

De entrada ya comenzaba la operación de blaqueado de imagen:

“El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, está redoblando sus esfuerzos para lograr que Israel libere a la cuarta y última tanda de veteranos prisioneros palestinos, dijo hoy el negociador Saeb Erekat”.

No se trata de “prisioneros” (“Militar u otra persona que en campaña cae en poder del enemigo; persona que está presa, generalmente por causas que no son delito”), sino de presos; que lo son luego de haber sido condenados por delitos de terrorismo, delitos de sangre, o como cómplices necesarios en tales crímenes.

Pero, más allá de esto, pero qué hay de los presos de los que tanto hablan los líderes palestinos y de los que los medios en español – en este caso la agencia EFE – informan. No se está hablando de presos comunes.

¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus delitos?

Nada.

Una nada que ayuda a que la opinión pública vea como algo lógica la exigencia de la “liberación de prisioneros” (¿“de guerra”, “políticos”? La interpretación queda abierta – no mucho, claro está, sólo entre estas dos opciones – para el lector).

Y, claro, si el “prisionero” es una abstracción que no ha cometido delito alguno, tampoco habrá víctimas israelíes.
 
En toda la crónica no se hace ni siquiera una mención, como ejemplo, a los presos excarcelados en tandas anteriores.

Por ejemplo, algunos de los 26 presos excarcelados liberados por Israel en agosto de 2013 (lista publicada por CiF Watch, organización asociada a CAMERA):

Kour Matwa Hamed Faiz (Fatah) fue sentenciado a cadena perpetua por su participación en el establecimiento de una célula armada de Fatah y por el asesinato de Menahem Dadon en 1983 y por otro intento de asesinato.

Menahem Dadon de Netivot tenía 22 años cuando fue asesinado. Su jefe lo había enviado a comprar materiales de construcción en Gaza, y mientras estaba en la tienda, le dispararon a quemarropa en la cabeza. Tenía dos hijas y su mujer estaba embarazada.

Tsalah Ibrahim Ahmed Mugdad (Fatah) fue condenado a 32 años de prisión por el asesinato de Israel Tennenbaum y debía ser puesto en libertad el 13 de junio de 2025.

Israel Tennebaum, nacido en Polonia en 1921 era un granjero que también trabajaba como guarda de seguridad en un hotel de Netanya a pesar de tener 72 años de edad al momento de su muerte. En junio de 1993 Tsalah irrumpió en el hotel y asesinó a Tennembaum golpeándolo en la cabeza con una barra de acero.

Arshid A'Hamid Yusuf Yusuf (Fatah) fue sentenciado a cinco cadenzas perpetuas luego de ser encontrado culpable por los asesinatos de Nadal Rabu Jaab, Adnan Ayaad Dib, Mufid Canaan, Tawfik Jaradat e Ibrahim Said Ziad por apuñalamiento.

Matslah Abdallah Salama (Hamas), condenado a cadena perpetua por el asesinato de Reuven David en Petah Tikva en 1991. Junto con un cómplice, ingresó en la tienda de Reuven David (nacido en Iraq, de 59 años), lo ataron, lo amordazaron y luego lo golpearon hasta la muerte. David tenía esposa y tres hijos y varios nietos.

En tanto, entre los 26 presos excarcelados por Israel en octubre de 2013 (lista publicada por BBC Watch, organización asociada a CAMERA):

Tsabbag Mohamed (Fatah), condenado a cadena perpetua. Siendo aún menor torturó y asesinó brutalmente a tres vecinos de Cisjordania (entre ellos, Hassan Katbia, Lutfi Sa'adi ) sospechosos de “colaboración”.

Shabbir Hazam (Fatah), sentenciado a cadena perpetua. Como iniciación a una organización terrorista, junto con un cómplice liberado en la tanda previa, mataron a un compañero de trabajo - Isaac Rotenberg, de Holon – con un hacha.

Rotenberg era un superviviente del Holocausto. Nacido en Polonia, la mayor parte de su familia fue asesinada en el campo de exterminio de Sobibor. A pesar de estar jubilado, continuaba trabajando como yesero, y en marzo de 1994 fue atacado por dos trabajadores palestinos con hachas. Murió dos días más tarde, a los 67 años.

Issa Abed Rabbo (Fatah) sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de dos senderistas.

Revital Seri (22) y Ron Levy (23) eran estudiantes de la Universidad Hebrea de Jerusalén. En octubre de 1984 paseaban cerca del monstario de Cremisan cuando fueron atacados por Abed Rabbo (cuya madre fue honrada por Mahmoud Abbas a principios de 2013), los ató y les disparó a quemarropa con un arma robada.

A este último, durante la bienvenida dada por la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas le sostuvo la mano en alto, en gesto de triunfo…
 
 
 
Abbas e Issa Abed Rabbo (Fuente:Palestinian Media Watch)
 
Claro que, mencionar todo esto, conduciría a ineludiblemente a referir la incitación al odio y la glorificación de la violencia llevada a cabo por la Autoridad Palestina .
 
Según recogió Palestinian Media Watch, Abbas dijo durante su discurso de bienvenida:

“Le damos la bienvenida a nuestros heroicos hermanos que vienen de detrás de las rejas al mundo de la libertad. Nos congratulamos y los congratulamnos a todos ustedes en esta gran celebración que unifica y nos devuelve nuestros hijos... Hoy es la segunda celebración, y en dos meses, la tercera celebración, y, a continuación, la cuarta, y, a continuación, la quinta, hasta que las cárceles se vacíen y nuestras familias vuelvan a nosotros... No habrá acuerdo [con Israel] en la tanto haya un prisioneros tras las rejas”.

Los asesinos, para Abbas, son héroes.
 
Pero, ¿por qué querría soslayar EFE estos hechos?

Porque hablar sobre los “prisioneros” en el marco del conflicto palestino-israelí y no decir quiénes son y qué hicieron es extremadamente extraño… Muy extraño teniendo en cuenta que las listas fueron publicadas por el Servicio Penitenciario Israel al principio de la excarcelación.

Muy llamativo que no se aclare que la exigencia de la AP involucra, justamente a terroristas y asesinos convictos, a los que luego esta entidad honra y glorifica. Así es fácil ver todo lo que hace Israel como un “obstáculo”, como un torpedeo de las conversaciones de paz, a la vez que se exime a los lídres palestinos de sus responsabilidades.

Y, más llamativo aún es que cuando el liberado es un preso de ETA, la agencia hace un trabajo informativo correcto. En marzo de 2012 el terroristade ETA José María Pérez Díaz fue excarcelado. Esto explicaba la agencia:

“Pérez Díaz fue condenado a 197 años de cárcel por un atentado que acabó con la vida de un guardia civil y dejó a otro herido grave en Zarauz (Gipuzkoa) en 1986.Su detención se produjo en 1987 y está desde entonces en prisión, donde sufrió un infarto el pasado mes de enero”.

En este caso no se hablaba de presos liberados, sino de presos que no lo habían sodo. Aún así, continúa siendo relevante dar al menos un ejemplo de los presos excarcelados no hace tanto tiempo atrás y como parte de un gesto de buena voluntad por parte de Israel.

No es algo tan complicado, no hace falta publicar la lista completa de presos (y sus crímenes). Sólo con mencionar a uno o dos presos y los crímenes que cometieron ya se está aportando más información y contexto a la crónica.
Esta información es vital para que el lector se forme una imagen más cabal de la realidad, puesto que EFE está informando a personas que, si bien pueden tener un contacto diario con noticias provenientes de Medio Oriente, no lo tienen con su realidad, y no en la medida en que un lector que vive, por ejemplo, en Israel que conoce de qué se está hablando cuando se menciona a los presos palestinos, sabe muy bien qué los ha conducido a prisión.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009