ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
EFE: libre análisis de la realidad
por Masha Gabriel
11 de Setiembre de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

La agencia EFE ofrecía su análisis particular acerca de la actual situación de descontento de los jóvenes en Cisjordania bajo el elocuente titular Ecos de intifada suenan en Cisjordania pese a los esfuerzos de Abas.

En resumen, el análisis explica que si estalla una tercera intifada será por culpa de Israel que ha aumentado su represión contra unos humillados palestinos, mientras el presidente Abbas, comprometido con la paz, intenta evitar que la violencia se apropie de su calle.

Lástima que en su alegato pro Abbas, la agencia EFE haya dejado demasiados hechos abandonados en la cuneta.

El mayor problema del análisis de EFE es que se basa en la mitad de una historia y no se toma el trabajo de observar la totalidad del problema. No hay contextualización y el “argumento de autoridad” en el que apoya su lectura resulta ser de “un diplomático europeo que prefiere no ser identificado”.

Por otra parte, en el artículo no figura ninguna fuente israelí que pueda ofrecer su visión (salvo una referencia a la “versión castrense” en un caso puntual), algo lamentablemente demasiado habitual en el qué hacer de la agencia española.

El análisis también aporta alguna libre interpretación que desvirtúa los datos al ofrecerlos fuera del contexto.

Así, EFE escribe:

“Según la Agencia de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), desde que arrancara 2014 las tropas israelíes han matado a 41 palestinos en redadas y manifestaciones en Cisjordania y Jerusalén Este.

Una cifra que casi quintuplica el número de víctimas mortales palestinas registradas en el mismo periodo de 2013, y que según la OLP ha crecido casi un 70% en los últimos dos meses.”

Es interesante observar que la agencia EFE destaca del informe algo que apunta a un incremento de la violencia y en ningún momento del artículo lo relaciona con la operación militar israelí en Gaza. Sin embargo, el informe señalaba una lectura bien distinta.

La agencia de noticias palestina Wafa, que también se hacía eco y en sintonía con las “claves” que ofrecía la misma OCHA como resumen, subrayaba que:

“La OCHA afirma en su informe semanal sobre la protección de los civiles emitido el jueves, que esta semana fue testigo de un fuerte descenso en las manifestaciones y enfrentamientos con las fuerzas israelíes en Cisjordania , en gran parte debido al acuerdo de alto el fuego indefinido alcanzado entre Israel y las facciones palestinas en Gaza, que entró en vigor el 26 de agosto .

El informe , que aborda cuestiones de protección en los territorios palestinos ocupados , abarcó el período del 26 de agosto al 1 de septiembre y en su recuadro de destacados principales destacan que 38 palestinos resultaron heridos , marcando el número más bajo en once semanas , que 16 casas fueron demolidas en la zona C y el Este Jerusalén , desplazando a 76 palestinos , y que los 3.799 dunums en las inmediaciones del bloque de asentamientos de Gush Etzion fue declarada "tierra estatal ".”

Es decir, una lectura de descenso de violencia y no de aumento, en la que la operación military israelí es un factor esencial.

Tal y como la agencia Wafa informaba, el informe de la OCHA realmente menciona 39 palestinos muertos a manos del ejército israelí, pero en su análisis aparentemente EFE sumó a esa cifra las muertes de dos palestinos sucedidas en la semana. Aunque EFE sólo menciona a uno: “Isa Salem”, de quien afirma :

“De acuerdo con la versión castrense, Isa Salem fue alcanzado por una bala cuando un grupo de jóvenes se oponía a la detención de un presunto miembro del grupo islamista Hamás lanzado piedras y cócteles molotov.

El relato de su familia, que preparaba su boda para dentro de una semana, y de los vecinos de este campo colindante con una de la mayores colonias judías, coincide en denunciar que los soldados, algunos de ellos enmascarados, dispararon directamente a Salem en el pecho con munición real.”

La agencias internacionales, por su parte, mencionaron en sus crónicas a Taysir Qatari, cuya descripción y fallecimiento resultan idénticos a la de Isa Salem realizada por EFE (ambos de 22 años, muertos por disparo en el pecho en un enfrentamiento con las tropas israelíes). Con la salvedad de que las otras agencias informativas le dan algo más de espacio a la explicación israelí. Escribe la agencia AFP:

“Una portavoz del Ejército israelí confirmó que las tropas habían entrado en el campamento para detener a un operativo de Hamas, y que fueron atacados por un grupo de unos 50 palestinos con "piedras, cócteles molotov y neumáticos en llamas . Identificaron un palestino que trató de lanzar un artefacto explosivo contra ellos, por lo que en respuesta abrieron fuego" , dijo, indicando que fue golpeado y evacuado para recibir tratamiento médico , pero murió más tarde .”

Por otra parte, la agencia EFE sitúa el aumento de la violencia a raiz del asesinato del joven “Mohamad Abu Jedeir, un adolescente palestino del barrio de Shuafat, a manos de cuatro judíos ultranacionalistas religiosos.”

Hay que destacar que son tres, y no cuatro, los sospechosos de ese asesinato: Yosef Chaim Ben-David, de 29 años, y dos menores de edad cuyos nombres no han trascendido.

Respecto a ese asesinato, EFE sí contextualiza:

“El menor fue quemado vivo en una venganza racista por el asesinato de tres estudiantes israelíes capturados por ex presos palestinos cuando hacían autostop cerca de la colonia de Gush Etzion.”

Pero los responsables del asesinato de los tres jóvenes israelíes no fue realizado por unos meros “ex presos palestinos”. La responsabilidad del asesinato fue del grupo Hamas, tal y como ellos mismos lo reconocieron. Es decir que tiene connotaciones políticas relevantes y no se limita a ser un simple hecho delictivo. Algo que la agencia EFE debería valorar a la hora de ofrecer un análisis de la situación.

Porque así como obvian la responsabilidad de Hamas en ese secuestro, en su análisis tampoco explican que la apuesta por la paz de Mahmud Abbas tiene varias aristas, ya que su partido Fatah sigue incitando a la violencia diariamente contra los israelíes.

Otra omisión importante del análisis de EFE es que olvida mencionar algo que sí destaca la OCHA, y es que ha aumentado también de manera destacable el número de ataques contra los israelíes. Según el informe, si en todo 2013 hubo 50 incidentes, en en septiembre de 2014 ya se habían producido 81.

De hecho, según el informe de la Agencia de Seguridad de Israel (Shin Bet) presentado el lunes 8 de septiembre, el número de ataques contra Israel en Jerusalén creció de manera exponencial en los últimos meses.

La agencia EFE no debería ofrecer un análisis basándose en una fuente anónima, ignorando el contexto inmediato y sin prestar ningún interés a la otra parte de la historia. El resultado no puede ser sino una pieza sesgada y de una pobreza periodística llamativa.
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009