ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Efe: atrapada en el sesgo
por Marcelo Wio
31 de Octubre de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
La agencia de noticias española Efe se pisaba la cola informativa al afirmar algo que, luego, los hechos que incluso mencionaba - aunque eran desestimados -, negaban.
 
La crónica del 30 de octubre de 2014 (Israel defiende los autobuses segregados para reducir la posibilidad de ataques) abría afirmando que:

“El ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon, aseguró que la decisión de impedir que los palestinos con permiso de trabajo en Israel viajen en los autobuses que llevan a los colonos y soldados a la Cisjordania ocupada, se debe a razones de seguridad. En declaraciones al comité del Parlamento que estudia esta nueva directiva racista, Yaalon manifestó que su objetivo es minimizar el riesgo de atentados terroristas”.


El ministro, supuestamente, aducía “razones de seguridad”, pero la agencia estimaba oportuno dotar al texto de un cariz ideológico, y adjetivar la directiva de “racista”.

Pero lo más llamativo estaba por venir a continuación:

Yaalon, sin embargo, negó que se haya adoptado ya la directiva de impedir a los palestinos abordar los autobuses israelíes en los que viajan los colonos, tal y como anunció esta semana en el mismo rotativo (Ha'aretz). ‘No he prohibido a los árabes viajar a Judea y Samaria (nombres con los que Israel se refiere a Cisjordania) y no existe un plan para prohibirles viajar en transporte público a Judea y Samaria', indicó”.

Ya el 29 de octubre de 2014, el diario Times of Israel informaba:

“El Ministro de defensa Moshe Ya'alon negó vehementemente, el miércoles, los informes de la prensa que indicaban que había ordenado nuevas medidas de seguridad que prohibían a los obreros palestinos utilizar los autobuses israelíes para viajar a Israel para trabajar, aclarando que un plan piloto apuntaba sólo a impedir que los trabajadores no regresaran a Cisjordania al final del día”.

Algo muy distinto de lo que Efe señalaba en su primer párrafo. Pero es que, además, la supuesta directiva no se adoptó “ya” ni, según el propio Ministro, se planeaba implementar jamás.
 
De esta manera, el título de la noticia resulta ser erróneo.
 
La información de la supuesta decisión había sido publicada por el diario israelí Ha'artez y reproducida, sin verificación mediante, por numerosos medios alrededor del mundo.

Ha'artez… Un medio cuyos repetidos errores, que, como señalara CAMERA, “virtualmente siempre apuntan en la misma dirección, son los que pueden esperarse de un medio que está comprometido con una agenda política en particular, en contraposición a los postulados periodísticos que dictan imparcialidad y precisión factual”. Un periódico en el cual dos de sus periodistas estrella (Amira Hass y Gideon Levy), son conocidos activistas anti-israelíes. Un diario que en su caricatura del 30 de octubre de 2014 no tuvo empacho en comparar al Primer Ministro con los terroristas que atentaron contra las Torres Gemelas – haciendo recordar, además, al libelo de que Israel estuvo detrás de dicho atentado.

Esta es la única fuente de la agencia española, que omitió un comunicado oficial del Ministerio de Defensa Israelí:

“Un funcionario de seguridad le manifestó al Ha'artez que la crítica está fuera de contexto. ‘No existe prohibición de tomar autobuses con israelíes', dijo el funcionario. ‘Lo único que va a suceder es que los trabajadores que son ciudadanos de la Autoridad Palestina tendrán que regresar a través del mismo cruce por el que pasaron [a Israel] para que haya una supervisión de entrada y salida como en cualquier país soberano que se protege y cuida la admisión de los residentes extranjeros a su territorio de manera ordenada, a través de cruces organizados'”.

¿Esto era irrelevante para Efe?

Al parecer, sí.

Y es que la agencia, un día después del desmentido del ministro Yaalon, continuaba insistiendo en las afirmaciones del diario Ha'artez, al restarle credibilidad o peso a las declaraciones del funcionario, e ignorar el comunicado del propio Ministerio de Defensa, así como informaciones publicadas por otros medios israelíes.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009