ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
13 de Diciembre de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
Cuando algo se sale del guion, o relato, del conflicto palestino-israelí (ese maniqueo, donde los palestinos resultan ser el molde de la inocencia personificada), los medios se encargan de borrarlo, de silenciarlo. A fin de cuentas, son los propios medios los que socorren en la fabricación de esa misma “narrativa”.

En cambio, cualquier afirmación o acusación, por peregrina que sea, de los líderes palestinos o de una ONG (como, por ejemplo, Amnistía Internacional), pone en marcha la maquinaria de la cobertura: es decir, de la reproducción sin contexto, de la desinformación lisa y llana.

Así pues, la amplia mayoría de los medios en español ha ignorado que durante los últimos meses el Grupo de Alto Nivel Militar – compuesto por Generales y altos oficiales retirados de Alemania, Colombia, India, España, Australia, Estados Unidos, Francia, Reino Unido e Italia – ha llevado a cabo una larga investigación que ha revelado que Israel no sólo respetó la leyes del conflicto armado, sino que superó con creces sus requerimientos, a pesar de los informes condenatorios de la ONU y de organizaciones no gubernamentales, que acusaron a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) de potenciales crímenes de guerra, según informó The Times of Israel el 13 de diciembre de 2015.
 
 

Canal de TV de la India capta lanzamiento cohetes por parte de Hamas desde zona residecial; Gaza
 
 
Este grupo ya había avanzado, a principios de este año, resultados preliminares de sus investigaciones a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Pero encontraron sorderas y silencios.

Uno de los miembros del panel de expertos, el Coronel Richard Kemp – ex comandante británico en Afganistán – dijo que la comisión de las Naciones Unidas que investigó el conflicto carecía de experiencia militar, y que su informe “fue realizado demasiado deprisa y por la gente equivocada”.

Y esas, precisamente, son las fuentes postuladas por los medios como las voces de “la verdad”.

Finalmente, entre los miembros del Grupo de Alto Nivel Militar se encontraban, entre otros, el ex director de la OTAN, el ex Jefe de Estado Mayor del Ejército italiano, un ex director general de la Agencia de Inteligencia de Defensa de la India.

Los 11 ex militares y funcionarios gubernamentales encontraron que Israel adoptó un nivel mucho más alto de moderación que otros ejércitos, citando la ahora famosa técnica israelí de “golpe en el techo” – donde se dejan caer artefactos no-explosivos para alertar a los residentes de que su edificio está a punto de ser bombardeado, las llamadas telefónicas y los panfletos arrojados advirtiendo a los no combatientes para que dejaran la escena de un ataque inminente, y numerosos ejemplos de misiones canceladas debido a las posibles bajas entre los no combatientes.

Evidentemente, la prioridad de la gran mayoría de medios, respecto del conflicto palestino-israelí, no es informar, sino de crear una “historia” de buenos y malos. Un relato. Una ficción. De ahí las lagunas. Los silencios.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009