ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
15 de Octubre de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, se dirigió a su pueblo la noche de ayer, a través de un discurso (en árabe) televisado.

He aquí algo de lo que dijo (según la traducción del Jerusalem Post):

“La agresión israelí contra el pueblo, la tierra y los lugares sagrados palestinos continúa escalando. La barbarie racista exacerba la fealdad de la ocupación, de una manera que amenaza la paz y estabilidad, y con encender un conflicto religioso que quemaría todo, no sólo la región, sino tal vez el mundo entero. Esto garantiza la inmediata y positiva interferencia de la comunidad antes de que sea muy tarde”.
 
 
En 2014, Mahmoud Abbas declaró(palabras emitidas 19 veces por la televisión de la Autoridad Palestina entre el 17 y el 19 de octubre) que:
 
“Hay personas realizando el 'Ribat' (conflicto religioso / guerra sobre tierra que ser reclama como islámica). Todos debemos llevar a cabo el 'Ribat' en Al-Aqsa [mezquita]. No es suficiente decir: 'los colonos han llegado [a la mezquita]'. Han venido, y no deben venir al Santuario (es decir, Monte del templo). Tenemos que evitar, de cualquier modo, que entren en el santuario. Este es nuestro Santuario...”.
 
 
 
“Estamos diciendo con claridad que no aceptaremos un cambio en el estatus quo del predio [Monte del Templo] la mezquita de Al-Aqsa, como no permitiremos ninguna maquincación israelí dirigida a comprometer su sacralidad e identidad islámica. Es nuestro derecho exclusivo: para los palestinos y los musulmanes de todo el mundo”.
 
“No cederemos a la lógica de la fuerza bruta, políticas de la ocupación y agresión practicadas por el gobierno israelí y la manada de colonos que están involucrados en actos de terrorismo contra nuestra gente, nuestros lugares sagrados, nuestros hogares, nuestros árboles y la ejecución de nuestros niños a sangre fría, como hicieron con el niño Ahmed Manasra y otros niños de Jerusalén”.
 
 
 
El 16 de septiembre de este año, antes de la oleada de ataques palestinos, Abbas dijo:
 
Bendecimos cada gota de sangre que se ha derramado por Jerusalén, esta sangre es limpia y pura, es sangre derramada por Alá... Cada Mártir (Shahid) alcanzará el Paraíso, y todo quien ha sido herido será recompensado por Dios”.
 
 
 
Y finalizaba diciendo:

“Aquí, invito a mi gran pueblo, donde quiera que estéis, a uniros y a desconfiar de los planes de la ocupación destinados a abortar y acabar con nuestro proyecto nacional. Nunca dudaremos en defender a nuestro pueblo y protegerlo, este es nuestro derecho.

Un tributo a los mártires... saludos a los heridos, saludos a los presos”.

En resumen, exagerar, alterar, desfigurar la realidad (crear una nueva, en definitiva; en el que el agresor se convierte en “víctima”, en “mártir”), y dehumanizar a los israelíes, para poder presentarse como “las víctimas de (justamente) un feroz agresor”, que por tanto, “tienen derecho a defenderse por todos los medios”. Es decir, todo les está “permitido” contra Israel.

Precisamente, esta el la parte del discurso palestino a la que los medios parecen prestarle atención. En tanto que el resto del mensaje (el fanatismo, la incitación), lo acalla sin más.

 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009