ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
De cómo Europa Press evidencia su posicionamiento ideológico
por Marcelo Wio
19 de Marzo de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
En un artículo publicado el 18 de marzo de 2015 y firmado junto a la agencia de noticias Reuters, la agencia española de noticias Europa Press mostraba un claro ejemplo de su posicionamiento ideológico en el conflicto palestino-israelí, al despejar cualquier sospecha de prácticas totalitarias que pudieran recaer sobre Mahomoud Abbas.

El artículo comenzaba diciendo que:

“El Tribunal Supremo de Palestina ha rechazado la apelación de Mohammed Dahlan, un potencial rival del presidente palestino, Mahmoud Abbas, contra un decreto que le desposeía de inmunidad parlamentaria.

La medida del Supremo, que no puede ser recurrida, supone que Dahlan podría ser enjuiciado por las acusaciones de corrupción que le imputa la Agencia Anticorrupción palestina, una autoridad creada por Abbas”.

Hasta aquí, el artículo original en inglés de Reuters y la traducción de Europa Press daban cuenta del mismo hecho.

Pero en el tercer párrafo, la agencia de noticias español omitía parte del texto de Reuters del 18 de marzo de 2015.

La agencia británica indicaba:

“The court's ruling, which cannot be appealed, makes it more likely that Dahlan, who lives in exile in the Gulf, will not return to the Palestinian territories anytime soon, making him less of a political threat to Abbas”.

En cambio, la versión acotada de Europa Press decía:

“La decisión judicial aumenta las posibilidades de que Dahlan, en su día líder de Al Fatá, partido político actualmente encabezado por Abbas, no regrese a Palestina y permanezca en el exilio que mantiene en el Golfo Pérsico”.

La agencia española silenciaba un hecho llamativo que destacaba Reuters – y que sugería que no se trataría meramente de un hecho judicial: la permanencia de Dahlan en el exilio disminuye la amenaza política que éste supone para Abbas.

Además, la agencia española omitía algunos datos más que sí les ofrecía Reuters a sus lectores:

“Because of internal factional divisions, it remains unclear when the Palestinians will hold their next presidential and parliamentary elections. The last parliamentary vote was in 2006 and Abbas has been in power since Yasser Arafat's death in 2004, even though his term expired in 2009.

Dahlan has described Abbas as a "dictator" and accused him of using his position for personal interests rather than administering to the affairs of Gaza and the West Bank”.

“Debido a las divisiones internas entre facciones, no queda claro cuándo los palestinos celebrarán sus próximas elecciones presidenciales y parlamentarias. La última votación parlamentaria fue en el 2006 y Abbas ha estado en el poder desde la muerte de Yasser Arafat en 2004, aun cuando su mandato expiró en 2009.

Dahlan ha descrito Abbas como un ‘dictador' y lo acusó de usar su posición para servir intereses personales en lugar de administrar los asuntos de Gaza y Cisjordania”.

Pero, para presentar absolutos – un Israel absolutamente culpable y responsable vs. un liderazgo palestino absolutamente inocente y a manos de la voluntad y caprichos israelíes -, parece necesario borrar todo rastro de matiz que pudieran poner en duda la representación de la pasividad y la benignidad palestinas categóricas, totales.

Así, cualquier rastro de absolutismo y persecución de opositores que pudiera siquiera intuirse por parte del liderazgo palestino, debe ser borrado de la realidad. Los absolutos no admiten discusión. Unas “maldad” o “culpabilidad” absolutas precisan de la contraparte de unas “bondad” o “inocencia” igualmente absolutas.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009