ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
24 de Abril de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
Esta pregunta - ¿dónde está la cobertura? - conduce irremediablemente a otra: ¿qué entienden los medios en español por noticia? ¿Qué entienden, en definitiva como nueva información sobre sucesos recientes destacados, importantes, relevantes, significativos?

La pregunta está formulada en términos de la cobertura (o de la no cobertura, más precisamente) de ciertos hechos que se suceden en el marco del conflicto palestino-israelí. Y así como está formulada en dichos términos, probablemente tenga una respuesta particular, ad hoc, que diferirá de la respuesta a la misma pregunta formulada en términos generales – es decir, aplicada a toda noticia que no esté relacionada con el conflicto palestino-israelí y, más precisamente, con Israel como sujeto de la noticia.

Así, aplicando esa posible respuesta nunca enunciada, los medios han callado, al unísono, lo que el 24 de abril daba a conocer Palestinian Media Watch: un video emitido el 23 de abril de 2014 - el mismo día del acuerdo con Fatah -  por el canal de televisión de Hamas, Al Aqsa TV, muestra a actores interpretando a soldados israelíes entrando en la Franja de Gaza, a la vez que un texto en pantalla advierte, “Terminarán en el infierno”. Uno por uno los actores-soldados reciben un disparo en la cabeza, luego de lo cual un francotirador de Hamas recoge todas las placas de identificación de los soldados muertos. Un texto aparece, entonces, en la pantalla: “Nuestra cosecha son vuestras cabezas”.
 
 
 
 
El portal de recursos educativos del Ministerio de Educación de España explica, sobre la prensa, que:

“… el periodismo ideológico, que predomina en todo el mundo hasta el fin de la Primera Guerra Mundial. Es doctrinal y moralizador, al servicio de ideas políticas o religiosas. Es una etapa en la que la prensa aportaba muy pocas informaciones y muchos comentarios”.

A la hora de informar sobre Israel y sobre el conflicto palestino-israelí, los periodistas o no se han enterado que el periodismo ideológico está pasado de moda, o quieren promover su renacimiento…

Como fuere, tan sólo ayer los medios hablaban - sin contextualizar, por supuesto - de la reconciliación entre el grupo terrorista Hamas y la organización Al Fatah liderada por Mahmud Abás. Hoy mismo continuaban informando del sobre el tema, y sobre el hecho de que Israel suspendió las negociaciones con los palestinos debido al acuerdo de unidad entre las mencionadas organizaciones palestinas. Lo que no indicaban eran los motivos contundentes, expuestos claramente casi a diario por la propia organización terrorista palestina que controla Gaza: este video es un ejemplo contundente.

Su carta fundacional, también:

Israel existirá y seguirá existiendo hasta que el islam lo aniquile, como antes aniquiló a otros”.

 
Ataque con cohetes (uno de tantos) desde Gaza, 2012, Kiryat Malachi. Tres muertos. (Fuente:The Times of Israel)
 
 
Pero este Hamas no tiene nada que ver con el Hamas que se menciona en las noticias recientes. De esta manera, la OLP, Fatah y la Autoridad Palestina no serán responsables del final de las conversaciones por aliarse a una organización terrorista. O, al menos, así lo entienden los medios de comunicación, y así quieren que lo entiendan sus lectores.

Y es que los medios en español han decidido que, en el caso israelí, la objetividad es innecesaria y, en muchos casos, también lo es la veracidad. Sumado a que, por lo que puede observarse de la cobertura (y de lo que se omite de manera sistemática) del conflicto, el objetivo de los medios parece ser el de influir en la opinión pública y no el de informar a la misma.

El profesor de Comunicación de Masas y Asuntos Públicos de la Universidad Estatal de Luisiana, Richard Alan Nelson (A Chronology and Glossary of Propaganda in the United States) sostenía que:

La propaganda es definida como una forma intencional y sistemática de persuasión con fines ideológicos, políticos y comerciales, con el intento de influir en las emociones, actitudes, opiniones y acciones de los grupos de destinatarios específicos mediante la transmisión controlada de información parcial (que puede o no basarse en hechos) a través de los medios de comunicación masiva y directa”.

Los medios en español parecen hacer lo posible por ceñir sus noticias del conflicto en Medio Oriente a la definición del profesor Nelson.
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009