ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
22 de Enero de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
Si algo sucede una única vez, puede tomar desprevenidos a los observadores. Si ese hecho se vuelve a repetir, aquellos que observan y dan cuenta de la realidad en la que se inscribe ese suceso, toman nota de su reincidencia y se preparan para su reiteración. Cuando el evento acaece nuevamente, los observadores de la realidad están preparados para su ocurrencia y dan cuenta del mismo.

Los líderes palestinos no comenzaron ayer, ni anteayer, ni el año pasado a declarar sus verdaderas intenciones respecto de Israel. Hace años que vienen repitiendo las mismas consignas, las mismas amenazas. La diferencia, es que el tiempo transcurrido ha permitido construir un cerco de odio que imposibilitará la paz con el Estado Judío, toda vez que la población ha sido adoctrinada en resentimientos, rencores y ansias de revancha que aseguran la continuidad del conflicto.

Los observadores de esa realidad, la del conflicto entre palestinos e israelíes, es decir, los periodistas, han tenido tiempo de sobra para percatarse de la reiteración de mensajes que nada tienen que ver con acuerdos, soluciones y, mucho menos, con la paz.

En medio de las negociaciones de paz, los líderes palestinos, y sus medios de comunicación hablan de “yihad”, de “apretar el gatillo”, de los terroristas “héroes”. Esto, evidentemente, no es lo llamativo. Cualquier observador de la realidad de la zona ha constatado que son sucesos que acontecen a menudo, y que se repiten en el tiempo.

Pero, así y todo, hacen de cuenta que no escuchan lo que los líderes palestinos repiten sin prurito en diferentes actos y eventos televisados por el canal oficial de la Autoridad Palestina.

1. La organización Palestinian Media Watch (PMW) indicó que (Televisión oficial de la Autoridad Palestina, 9 de diciembre de 2013:

“Una canción promoviendo la violencia fue interpretada recientemente en un evento de la Autoridad Palestina, bajo los auspicios del presidente de la AP, Mahmoud Abbas, y en presencia del Ministro de Cultura de la AP. La canción demanda:

Aprieta el gatillo

redimiremos a Jerusalén, Nablús y el país.

El huerto nos ha llamado a la lucha

Sustituiremos las pulseras por armas.

Atacamos a los despreciables [sionistas]'.

2. En diciembre de 2013, Israel excarceló a 26 terroristas y asesinos palestinos. En su discurso en un evento de la Autoridad Palestina para celebrar la excarcelación (Televisión oficial de la AP, 31 de diciembre de 2013), Mahmoud Abbas les dio la bienvenida a los terroristas los llamó “héroes” cuatro veces a lo largo de su discurso:

“[La liberación de nuestros presos] es un día de alegría para nuestra nación, para nuestro pueblo, para nuestros heroicos prisioneros… Habrá más grupos de héroes que retornaran a nosotros… Ellos [los israelíes] pospusieron 24 horas la liberación de estos héroesnos congratulamos y los congratulamos por la [liberación] de estos héroes”.

La organización CiFWatch (29/12/2013), asociada a CAMERA, proporcionó una lista de los terroristas excarcelados y los crímenes que los condujeron a prisión. Algunos ellos son:

Yacoub Mohammed Ouda Ramadan (miembro del PFLP-GC) fue sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de Sarah Sharon.

Abu-Alrub Mustafa Mahmoud Faisal fue sentenciado a dos cadenas perpetuas por el asesinato de Yoram Cohen y por golper a Mohammed Kamil hasta la muerte. También fue encontrado culpable del homicidio de otros cuatro palestinos sospechosos de “colaboración”.

Damara Ibrahim Mustafa Bilal fue sentenciado a cadena perpetua por su participación en el asesinato de Frederick Rosenfeld.

3. A su vez, el Middle East Media Research Institute (MEMRI) informó que en un discurso transmitido por la Televisión de la Autoridad Palestina el 13 de enero de 2014, el Ministro de Asuntos Religiosos, Mahmoud Habbash dijo que la yihad debe dirigirse hacia Jerusalén, no hacia Siria.

4. Según PMW, una vez más, Fatah – la organización liderada por Mahmoud Abbas; y que cuenta con un “brazo armado”, las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa – ha elegido publicar amenazas terroristas contra Israel en su página oficial de Facebook. En esta ocasión, se trataba de un video en el que las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa amenazan a Tel Aviv con convertirla en una “bola de fuego”.

El odio se define como antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea.

El ladrillo es una masa de barro, en forma de paralelepípedo rectangular, que, después de cocida, sirve para construir.

Por algún motivo, esa masa de barro que sirve para construir, por ser ente físico, visible, merece una cobertura mayor que las palabras, los gestos, las amenazas de odio, una abstracción invisible; pero que tiene unas consecuencias muy visibles y dolorosas.
 
 
Atentado contra la pizzería Sbarro en Jerusalén el 9 de agosto de 2001
(Fuente: Life Magazine)
 
 
 
 
Atentado en la peatonall Ben Yehuda de Jerusalén el 4 de septiembre de 1997 (el 1
de diembre dos terroristas suicidas volvieron a atentar allí mismo; posteriormente,
al llegar los paramédicos, explosionó un coche bomba).
 

El ladrillo sirve para erigir, sí, pero también es fácil de derruir. Lo que, por presencia física parece un "obstáculo", fácilmente puede dejar de serlo. En 2005, sin ir más lejos, Israel se retiró total y unilateralmente de la Franja de Gaza. Toda construcción israelí en la zona, de la noche a la mañana, dejó de ser "obstáculo" alguno.

Ahora, ¿cómo se desactivan años de adoctrinamiento en el odio y en la glorificación de la violencia como herramienta política?
 
El 11 de marzo de 2011 cinco miembros de una familia fueron asesinados
en su hogar: los padres, Ehud y Ruth Fogel, y los hijos, Yoav (11),
Elad (4) y Hadas (de tres meses de edad). (Fuente: Ynet news)
 
Mas, a los medios de comunicación en español, no le importa dar cuenta de la incitación al odio y de la glorificación de la violencia y el terrorismo. Mucho menos le interesará en cuestiones más complejas aún, como intentar develar cómo se superaran años y años de discursos, artículos y educación cuyo objetivo es descargar frustraciones y culpas propias en el “otro”, en Israel.
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009