ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
22 de Mayo de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

Para los palestinos, todo Israel en un asentamiento ilegal, así lo ha demostrado un mapa reciente promovido por la UNWRA, guiños patrocinados por la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y escritos publicados por medios de comunicación masiva, como el periódico Al Hayat Al-Jadida.

El 8 de mayo, el diario palestino Al Hayat Al-Jadida publicó, en línea con una serie de afirmaciones y guiños producidos por Mahmoud Abbas y la ANP que la construcción de casas y ciudades, incluso al interior de Israel, en territorios que fueron determinados como parte del Estado judío desde la Resolución 181 de las Naciones Unidas, deben ser considerados “asentamientos ilegales”.

“… el Gobierno de Netanyahu no ha decidido congelar los asentamientos, sino que los ha transferido al Neguev. Esto traerá una confrontación con los palestinos en el interior”. (Es decir., árabes israelíes en Israel), publica Al Hayat Al-Jadida.

El diario afirma que el Plan Prawer “expropiará cientos de miles de acres y desterrará a 35 mil ciudadanos árabes de sus casas y tierras en el Neguev” y asegura que la acción de congelar los asentamientos dada por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, es sólo un “truco”.

Sin embargo, a pesar de la publicidad que organizaciones como Adalah o interpretaciones de diarios serios como Le Monde Diplomatique, que incluso titula un artículo sobre el tema como “El fin de los beduinos”, han preferido hacer caso omiso de algunos datos clave sobre la situación de esta minoría que habita en la región.

En los beduinos mantienen una alta tasa de fecundidad y, a pesar de sus costumbres tradicionales, que los impulsan a vivir a la intemperie, juegan un rol esencial en la sociedad israelí y participan activamente en la defensa de las fronteras del Estado judío.

Decenas de miles de beduinos habitan en chabolas repartidas a lo largo del desierto de Neguev, lo que impulsó al Gobierno de Israel a aprobar el Plan Prawer, que, a diferencia de lo que señala Al Hayat Al Jadida, persigue reconocer oficialmente varios de esos asentamientos, lo que obligará al Estado a proveerlos de servicios básicos, mientras que también contempla el desmantelamiento de varias de esas viviendas, a cambio de una indemnización para las familias beduinas y de la ayuda necesaria para reubicarlas en otras áreas, con el objetivo de permitirles acceder a una mejor calidad de vida. Así lo explica un reportaje elaborado por The Times Of Israel, sobre los beduinos israelíes, muchos de los cuales sirven en el las Fuerzas de Defensa de Israel y juegan un papel central en la protección de las fronteras del Estado.

Así, aunque medios como Al Hayat Al Jadida intentan desviar la atención de los problemas sociales que se han extendido sobre el mundo árabe, para centrarlos en Israel. Otros medios se han conformado con una perspectiva simplista del Plan Prawer, que, en ningún caso, señala las alternativas positivas del plan para la población beduina.

Para conocer en profundidad el problema de los supuestos “territorios ocupados”, que deben ser definidos como “territorios en disputa”, recomendamos la lectura del artículo de ReVista: “¿Territorios palestinos ocupados?”.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009