ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
20 de Junio de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

La ayuda que Israel ha prestado a refugiados sirios como Nadrah, una niña de cuatro años con una enfermedad cardíaca y su madre, Raha, ha pasado desapercibida en la prensa occidental.

A pesar de que el Estado judío es considerado por Siria como un país enemigo con el que se encuentra técnicamente en guerra, Israel ha salvado las vidas de varios refugiados a través de diferentes acciones y organizaciones.

Más allá del silencio mediático, la historia de la pequeña Nadrah (su nombre real no ha sido publicado para evitar ponerla en peligro) fue reproducida por The Israel Times y BBC Watch, pero merecería ser reproducida por la prensa de referencia de habla hispana.

Nadrah fue sometida a una cirugía en un hospital israelí que le salvó la vida. La niña siria entró en el Estado judío gracias a la organización cristiana Shevet Achim, que se ha dedicado a ayudar a niños enfermos del corazón durante más de 20 años, para que sean tratados en Israel. Palestinos, kurdos, jordanos y sirios han sido tratados por médicos judíos en hospitales israelíes que no se prestan a distinciones políticas en su labor por curar a los enfermos.

“El Gobierno israelí ha dejado muy claro que en casos de vida o muerte, hará todo lo necesario para otorgarle tratamiento al paciente”, declaró un veterano asociado de Shevet Achim. “No los he visto desviarse de esta política en 18 años”, dijo el activista a The Times of Israel.

La historia de Nadrah y Raha es especial, pues Nadrah es la primer niña siria atendida en un hospital israelí a causa de un mal cardiaco y su madre, Raha, se encontraba embarazada de casi nueve meses al momento de ingresar en Israel. Además, ambas fueron visitadas por un judío sirio, Meir Hazan, que, al leer la historia de Nadrah en la prensa local, decidió acercarse al hospital en donde se encontraba internada para manifestarles su apoyo por la difícil situación que vivían en Damasco, de donde también era originario Meir.

“Es bonito ver cómo todos viven juntos” declaró Raha después de visitar la explanada de las mezquitas en Jerusalén.

La historia de Nadrah refleja una situación tan real como la política humanitaria del Estado de Israel, que suele ser criticada y atacada por la prensa, empeñada muchas veces en mostrar solamente la violencia que se vive en Medio Oriente.

Recomendamos la lectura del artículo publicado en el blog de ReVistaMO: ‘Israel ante la guerra en Siria', en donde podrá conocer más sobre la ayuda humanitaria israelí a los refugiados sirios.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009