ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
14 de Marzo de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

La organización UN Watch dio a conocer el 13 de marzo de 2013 una noticia, digna del surrealismo más depravado, que tuvo lugar en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU: la ONU prepara una resolución, patrocinada por Siria, que condena a Israel por “Violar los derechos humanos en el Golán”.

La prensa en español, a día de hoy, ni enterada.

El texto, claro está, ignora las atrocidades cometidas por el régimen de Bashar Al-Assad, y, según UN Watch, demanda que Israel entregue el control del Golán al ejército sirio. Sí, el mismo que está masacrando a su propio pueblo.

El viernes pasado, Siria acusó en el Consejo de Derechos Humanos a Israel de “violar los derechos humanos de los niños en el Golán”. Al mismo tiempo, en otra sala, diplomáticos discutían una resolución (Derechos Humanos en el Golán sirio ocupado) redactada por Siria, para su adopción la siguiente semana.

El director ejecutivo de UN Watch, Hillel Neuer, al dirigirse al plenario del Consejo de Derechos Humanos de la ONU el 8 de marzo de 2013 indicó:

“Hace un año y medio, Siria fue elegida a dos comités de los derechos humanos de la UNESCO. Unas semanas atrás, Siria fue elegida Investigadora del comité de descolonización que trata sobre los derechos humanos”.

Molière escribió:

“Tartufo conoce a quien engaña, aprovecharse ofuscándole con cien apariencias y con su hipocresía le saca sumas a toda hora, adquiriendo además el derecho de censurarnos a todos.”

En la ONU también conocen a quién engañan (o, mejor dicho, a quién quiere ser engañado); y esa farsa sirve para censurar a Israel y, a la vez, para correr un tupido velo sobre Siria. Dos pájaros de un tiro.

Para que haya un malvado absoluto, debe, como contraparte, haber algo parecido a un bien absoluto. Encubrir o disimular las faltas del “bueno” elegido como contraposición del “malvado” designado, se hace, así, necesario.

La prensa, con su silencio, es cómplice de la impostura.

Y todos contentos: el “malvado” Israel, continúa siendo el bellaco de la película.

Todos contentos, menos los ciudadanos sirios.

El Irish Times informaba el 13 de marzo de 2013 que dos millones de niños sirios se enfrentan a la malnutrición y a un estrés postraumático persistente.

Por otro lado, Reuters publicó el 12 de febrero de 2013 que las cifras de muerto se acercaban probablemente a 70 mil. De esto, ya hace un mes. En tanto el diario ABC de España indicaba el 11 de marzo de 2013 que el conflicto en Siria ha provocado 2,5 millones de desplazados internos y un millón de refugiados.

Definitivamente, todos contentos, menos los ciudadanos sirios.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009