ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
13 de Marzo de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
Numerosos artículos de opinión han sido escritos a raíz del discurso del Primer Ministro israelí, Binyamin Netayahu, ante el Congreso de los Estados Unidos, acerca de las conversaciones que mantiene el llamado grupo 5+1 con Irán respecto de su programa nuclear.

Quizás dos de los denominadores comunes de dichos artículos fueron, por un lado, la tergiversación de las palabras de Netanyahu – lo que era llamado a un “mejor acuerdo” fue transformado en un llamado a la guerra -, y por otro, la supresión de las posturas y visiones iraníes (las evidencias de sus acciones y sus métodos – véase también aquí) – minimizando o silenciando las amenazas del régimen de los ayatolás.

Pero, desde las más altas esferas del régimen iraní siguen surgiendo testimonios que aclaran lo que ya de por sí estaba claro – pero que algunos periodistas, vaya a saber por qué, decidieron oscurecer y alterar.

Una muestra reciente de estas manifestaciones reveladoras fue publicada por el Middle East Media Research Institute (MEMRI): el l9 de marzo de 2015, daba a conocer las declaraciones, el día anterior, de Ali Younesi, asesor del presidente iraní Hassan Rohani – y ex Ministro de Inteligencia (2000-2005) -, en la conferencia “Irán, Nacionalismo, Historia y Cultura” en Irán. Sus dichos fueron publicados por la agencia de noticia iraní ese mismo día.

MEMRI indicaba que:

“Según Younesi, Irán es una vez más un imperio, como lo fue en el pasado, y su capital, Irak, es ‘el centro del patrimonio, la cultura y la identidad iraníes'. Delineando las fronteras del Imperio Persa o, en sus palabras, del ‘Gran Irán', incluyó a países desde China, el subcontinente indio, el Cáucaso norte y sur, y el Golfo Persa.

[…]

Younesi destacó que a pesar de los actuales obstáculos para la unificación de los países en la región bajo el liderazgo iraní, Irán no puede hacer caso omiso a su influencia regional si quiere preservar sus interesas nacionales”.

Pero para el lector, esto no existe, puesto que los periodistas han decidido que así sea.

¿Acaso, si Israel no fuera una de las partes – preocupadas - del asunto, el tema se trataría sin distorsiones, omisiones y fabulaciones?
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009