ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Dónde está la cobertura?
por Grupo ReVista
3 de Marzo de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

Recientemente, la gran mayoría de medios en español informaba sobre la muerte de un preso árabe palestino en una prisión israelí, a la vez que instalaban la tesis palestina de que el fallecimiento se debía a “supuestas” torturas.

Para esos mismos medios, no todos los palestinos (y las muertes palestinas) tienen el mismo valor (informativo).

El Jerusalem Post publicaba el 3 de marzo de 2013 que Ayman Samarah, de 40 años, de Jenin, fue encontrado muerto en su celda el viernes. ¿En Israel? No. Justamente por eso los medios hispanos no dieron acuse de recibo.

Samarah se hallaba detenido en la cárcel de Jericó, a cargo de la Autoridad Palestina. En este caso, la versión palestina presurosamente indicaba que se sabía que el preso sufría de hipertensión y de diabetes.

Pero, ¿esto era todo?

No. Ni mucho menos.

El medio informaba que:

“La muerte del detenido bajo custodia palestina ha avergonzado al liderazgo de la Autoridad Palestina, especialmente a raíz del hecho de que ocurrió una semana después de que otro palestino... muriera bajo israelí.

Las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina impidieron que los periodistas cubrieran el caso de Samarah.

Un periodista, Mustafa Khawaja, que trabajaba para el canal de televisión Al-Aksa local, fue detenido por oficiales de la seguridad de la Autoridad Palestina durante varias horas cuando intentó informar sobre una sentada de familiares de palestinos detenidos en la cárcel de Jericó.

[...]

Palestinos han indicado a lo largo del fin de semana que algunos detenidos se han quejado de torturas durante su detención.

El sábado, la madre de Karim Shaheen, que está preso en la cárcel de Jericó, dijo que su hijo había sido hospitalizado luego de sufrir una parálisis en su brazo izquierdo como resultado de las torturas.

La familia de otro detenido, Baha Zahdeh, también acusaron a las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina de torturar a suu hijo, que está detenido en la misma prisión bajo sospecha de ser miembro de Hamas.”

Torturas, presos sin condena (detenidos debido a la existencia de sospechas)... ¿Qué ingrediente falta para que la prensa hispana se haga eco de esta noticia? Israel, y la posibilidad de retratarlo como el arquetipo del violador de los derechos humanos, un paria entre las naciones.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009