ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Cronología inexacta
por Marcelo Wio
9 de Junio de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
Con motivo del encuentro entre el presidente israelí, Shimon Peres, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas en el Vaticano el día 8 de junio de 2014, la agencia EFE publicaba un artículo, el mismo día, titulado “Los momentos claves que han marcado las negociaciones entre Israel y Palestina”. Amén de que las negociaciones han sido o bien con la OLP o con la Autoridad Palestina,, y no con “Palestina”, la agencia incurría en llamativas omisiones.

Indicaba la agencia:

“Julio 2000: Fracasan las conversaciones de Camp David II entre Yaser Arafat y el primer ministro israelí, Ehud Barak. No hay acuerdo sobre el reparto de Jerusalén y el regreso de los refugiados palestinos.

Septiembre 2000: Estalla la Segunda Intifadatras la visita del entonces líder de la derecha israelí, Ariel Sharon, a la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén”.

¿Fracasaron sin más, de manera vaga, indeterminada, las negociaciones en 2000? ¿O hubo algún motivo particular?

El ex profesor de Derecho de la Universidad de Harvard, Alan Dershowitz, indicaba en un artículo publicado por New Republic el 28 de septiembre de 2011 que a los líderes palestinos se le ofreció un estado en numerosas oportunidades: 1938, 1948, 2000 y 2007. En cada oportunidad, rechazaron la oferta, eligiendo, en su lugar, el camino de la violencia.

Es más, Bill Clinton, ex presidente estadounidense, que participó de las negociaciones de Camp David escribió en sus memoras (My Life) que:

“Cuando se fue [Arafat], todavía no sabía lo que iba a hacer Arafat. Su lenguaje corporal decía que no, pero el trato fue tan bueno, que no podía creer que nadie sería tan tonto como para dejarlo ir [el acuerdo]. [Ehud] Barak quería que yo fuera a la región, pero yo que quería que Arafat dijera que sí a los israelíes sobre los grandes temas plasmados en mis parámetros primero. En diciembre las partes se habían reunido en la base aérea de Bolling para unas conversaciones que no tuvieron éxito porque Arafat no quiso aceptar los parámetros que eran duros para él.

[…]

Como respaldo, los israelíes intentaron producir una carta con el máximo acuerdo posible sobre los parámetros, en el supuesto de que Barak perdería las elecciones y que así por lo menos dos lados estarían obligados a un camino que podría conducir a un acuerdo. Arafat incluso no haría eso, porque no quería verse concediendo nada. Las partes continuaron sus conversaciones en Taba, Egipto. Se acercaron, pero no hubo éxito. Arafat nunca dijo que no; simplemente no podía decidirse a decir que sí. El orgullo antecede a la caída”.

A todo esto, la agencia indicaba que:

“28 enero 2001: Fracasan las negociaciones en Taba (Egipto)”.

“Fracasan”, sin más. Una indeterminación sin sujeto, sin causas. Un resumen que reduce a una imprecisión que hurta lo esencial.

Además, la agencia aseguraba que la segunda intifada “estalló”… ¿Por generación espontánea? ¿Así, sin más?

No.

Cuando Arafat abandonó justamente las negociaciones de paz de Camp David, él mismo lanzó la llamada segunda intifada.

Según explicaba Palestinian Media Watch el 28 de noviembre de 2011, la esposa de Arafat, Suha, declaró:

“[Arafat] ya había decidido llevar adelante una intifada después de los acuerdos de Oslo y el fracaso de Camp David”.

 
Por su parte, el Director Adjunto de la Autoridad Política y Educación Nacional de la Autoridad Palestina, Mazen Izz Al-Din declaró (televisión de la Autoridad Palestina – Fatah – 28 de mayo de 2002):


"La Intifada de Al-Aqsa - si queremos ser sinceros y abiertos, la historia revelará un día – que la misma [la Intifada] y todas sus directivas pertenecen a la Presidente y Comandante Supremo Yasser Arafat".

Los miembros de la dirección palestina después revelaron que a su retorno, de Arafat decidió lanzar lo que se conoció como la Intifada de al-Aqsa [segunda intifada]”.

 
Entre el 2001 y el 2007 EFE olvida un hecho primordial: la desconexión unilateral y total de Israel de la Franja de Gaza.

En cambio, para la agencia, parece de vital importancia que:

“7 octubre de 1998: Benjamin Netanyahu toma la decisión histórica de cruzar la frontera palestina y entrar en Gaza, convirtiéndose en el primer jefe de Gobierno israelí en pisar la franja”.

¿Por qué es relevante esto en una cronología sobre los momentos clave de las negociaciones entre palestinos e israelíes? ¿Qué hace que este hecho sea más importante que la desconexión israelí de Gaza?

Y, ¿qué "frontera" cruzó? ¿La línea de alto el fuego entre egipcios e israelíes en 1949?

EFE, entonces, continuaba señalando:

“Diciembre 2008: Se estancan las negociaciones por las operaciones de Israel en Gaza”.

¿No es relevante señalar el por qué de las operaciones israelíes? ¿La causa de éstas no está relacionada con la extrema dificultad para llegar a acuerdos de paz? ¿El terrorismo es un hecho menor, despreciable?

Desde que Israel se retiró total y unilateralmente de Gaza, más de 8000 cohetes disparados desde la Franja por Hamas y Yihad Islámica Palestina impactaron en Israel. Más de medio millón de civiles israelíes tienen 60 segundos para encontrar un refugio desde que un cohete es lanzado en Gaza.

¿Cómo esto se convierte en prescindible?

Y, ¿cómo es que el rechazo de una oferta de Olmert por parte de Mahmoud Abbas (¡que proponía una división de Jerusalén!), en 2008, no es un “momento clave que marcó las negociaciones”?

Finalmente, la agencia apuntaba:

“24 abril 2014: Israel suspende las conversaciones a raíz del acuerdo de unidad nacional alcanzado el día anterior entre las principales facciones rivales palestinas Al Fatah y Hamás”.

Ante todo, ¿Hamas es simplemente una facción palestina? ¿No está considerado grupo terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros?

Por otro lado, EFE no menciona que, antes de alcanzar el acuerdo de unidad, la Autorida Palestina había publicado el 3 de abril de 2014, según Ynetnews.com, una lista de demandas palestinas para continuar con las conversaciones de paz. Lo paradójico, es que dicha lista no dejaba nada para ser negociado.

Sumado a que, como informaba el 20 de abril de 2014 el diarioThe Times of Israel:

“El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas amenazó con disolver la Autoridad Palestina y desmantelar las fuerzas de seguridad palestinas en Cisjordania si las negociaciones de paz con Israel fracasan.

De acuerdo a fuentes palestinas citadas por Yedioth Ahronoth el domingo, Abbas y altos funcionarios de la AP están considerando una movida drástica, que implicaría la cancelación de los Acuerdos de Oslo de 1993…”.

Se trataba de la misma amenaza que ya formulara en 2012, 2010, 2009, 2008 y 2007. Es decir, cada vez que hay que negociar con Israel. La idea es obtener, no conceder y decir que se ha “negociado”.

¿Es posible resumir tanto que no quede nada?

Por lo pronto, en las ansias de compendio de la agencia, curiosamente cualquier responsabilidad palestina fue considerada tan secundaria que no merecía ser mencionada.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009