ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Contextualización selectiva
por Marcelo Wio
25 de Junio de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

La agencia de noticias argentina Télam informaba el 25 de junio de 2013 que:

“La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó hoy una resolución que pide a las autoridades israelíes que levanten el bloqueo de Gaza, que se mantiene desde junio de 2006”.

Más adelante, refería que:

“El ponente del informe ‘La situación en Oriente Medio', el legislador italiano Pietro Marcenaro, recordó que sólo en Cisjordania viven más de 600.000 colonos.
 
El texto de esta organización paneuropea de 47 estados miembros solicita también ‘acabar con las detenciones arbitrarias y las detenciones administrativas de palestinos', con ‘la violencia hacia los detenidos' y con el traslado de presos palestinos a cárceles israelíes, ‘que vulnera el derecho internacional humanitario'”.

Entonces, la agencia indicaba:

“Ayer, el ex ministro de Relaciones Exteriores israelí y socio de la coalición de gobierno, Avigdor Lieberman, aseguró que Israel debía conquistar y ‘limpiar' la Franja de Gaza”.

Pero a la agencia no se le ocurría señalar que el lunes seis cohetes lanzados por terroristas desde la Franja de Gaza impactaron en el sur de Israel. Motivo por el cual Israel mantiene un bloqueo sobre ciertos materiales sobre la Franja de Gaza.

Pero la agencia no se molesta en informar que ese bloqueo no es total ni mucho menos. Según el blog del Ejército de Defensa de Israel, en mayo entraron a Gaza, desde Israel 1.196 camiones con comida y 282 con medicinas y equipamiento médico. Desde comienzos de año, suman un total de 23.146 camiones, o 662.239 toneladas de mercancías.

La agencia tampoco recuerda al lector que Gaza cuenta, al sur, con una frontera con Egipto. Esta, ¿está cerrada? ¿Egipto mantiene un bloqueo? Si no es así, ¿Gaza está bloqueada?

Tampoco indica Telam que los Acuerdos de Oslo estipulan, como el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel informa en su página web:

“La Declaración de Principios provee, en el Artículo V, que las cuestiones de los asentamientos y de los israelíes [viviendo en los territorios en disputa] se encuentran entre un número de cuestiones que deben ser convenidas en las negociaciones sobre el estatuto permanente. El Artículo IV dispone que la jurisdicción de la Autoridad Palestina abarca ‘el territorio de Cisjordania y la Franja de Gaza, excepto para las cuestiones que se acordarán en las negociaciones sobre el estatuto definitivo.' Por consiguiente, no sólo no hay una restricción de los asentamientos durante el período provisional, sino que la Autoridad Palestina no tiene jurisdicción sobre los asentamientos o sobre los israelíes. Los asentamientos y los israelíes permanecen bajo autoridad exclusiva de Israel durante todo el período de transición.”

Jeffrey S. Helmreich, teórico del derecho, agrega (Diplomatic and Legal Aspects of the Settlement Issue) que:

“…el acuerdo de paz alcanzado por Israel y los palestinos en Oslo, junto con el Acuerdo Provisional de 1995, permiten el crecimiento de los asentamientos así como el crecimiento - y la creación - de comunidades palestinas en los territorios disputados. Los palestinos adquirieron los derechos para la planificación y la división por zonas en el área A; en tanto que Israel retuvo los mismos derechos en área C, donde los asentamientos estaban localizados. El estatuto jurídico se debía alcanzar y decidir sólo en las negociaciones de estatus finales que, lamentablemente, nunca ocurrieron. Hasta que este punto sea alcanzado, el crecimiento de asentamientos [en el área C] permanece dentro del alcance legal de los Acuerdos de Oslo”.

La agencia finalizaba diciendo que:

“La resolución solicita a las fuerzas palestinas la reconciliación anunciada entre Al Fatah y Hamas, la organización de elecciones presidenciales y legislativas, abstenerse del uso de la violencia contra los ciudadanos israelíes y acabar con la violencia hacia los detenidos.”

La agencia no le informa al lector si la solicitud a las “fuerzas palestinas” era en efecto tan vaga y general como aparece redactada en el artículo, o si, por el contrario, el informe del Consejo Europeo expresa pedidos a las autoridades palestinas para que cesen, por ejemplo, con la incitación al odio y la glorificación del terrorismo, sin duda un obstáculo para la paz

¿No hace falta aclarar que Hamas está considerada una organización terrorista por la Unión Europea, y que su es justamente su Consejo el que “solicita la reconciliación” entre Al Fatah y Hamas?

¿O el informe se llama La situación en Medio Oriente pero sólo está dirigido a señalar y culpar a Israel?

¿Todo esto, acaso, no es contexto? ¿O el contexto sólo se ofrece cuando afecta a la imagen y posición israelí?

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009