ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
El Consejo de Derechos Humanos vota a favor de que los zorros vigilen el gallinero
por Lee Green
4 de Abril de 2008

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

 

Durban II en 2009

El 26 de marzo, el afamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU designó a Richard Falk como su "Relator Especial sobre los territorios palestinos" y agregó sal a la herida al designar a otro fanático rabiosamente contrario a Israel, Jean Ziegler, como uno de los 18 miembros del comité asesor del Consejo. Tanto Falk como Ziegler han comparado a los israelíes con los nazis. Estas designaciones ocurren mientras la ONU se prepara para la Conferencia Mundial Contra el Racismo, Durban II, programada para principios de 2009.

El director del comité de planificación de Durban II es Kadafi, de Libia, y su codirector es Ahmadinejad de Irán. Así es, el genocida de la supremacía musulmana, que pidió que el Estado Judío se “borre del mapa”, está planeando la Conferencia contra el Racismo. La Conferencia de Durban en 2001 fue un festival de odio contra Israel, y la meta declarada de Durban II es “ampliar la Declaración de Durban I”, la cual esencialmente culpó de racismo sólo a Israel.

También es alarmante que los estados musulmanes hayan impulsado recientemente en el Consejo de Derechos Humanos una resolución para monitorear a las personas y los medios de comunicación que expresen comentarios negativos contra el Islam. Según Warren W. Tichenor, el embajador ante la reunión del Consejo en Ginebra: “La resolución adoptada intenta legitimizar la penalización de la expresión".

A pesar de los movimientos ofensivos de la ONU, ha habido una cobertura muy esporádica en los medios de comunicación principales para informar al público acerca del asalto de la ONU a los valores occidentales, a Israel y al propio mandato de la ONU de prevenir el genocidio y defender los derechos individuales.

El Consejo de Derechos Humanos vota a favor de que los zorros vigilen el gallinero

Richard Falk, el relator recién designado, debe monitorear y reportar solamente las supuestas violaciones de la ley internacional que cometa Israel. La ONU no ha designado este tipo de relator para que reporte sobre los numerosos crímenes de guerra y las violaciones de la ley internacional perpetradas por los palestinos.

Desafortunadamente, Falk está lejos de ser un profesional objetivo:

• En un ensayo escrito en julio de 2007, "Movimiento lento hacia un holocausto palestino" Falk comparó a los israelíes con los nazis.

• Falk firmó la petición http://www.camera.org/www.911Truth.org que afirma que "personas en el seno de la administración actual han permitido que ocurran los hechos del 11/9, quizás como un pretexto para la guerra". También escribió el prólogo de un libro sobre teoría de conspiración sobre los hechos ocurridos el 11/9.

Haga clic aquí para ver otras citas irresponsables de Falk.

Jean Ziegler, el recién designado miembro al comité asesor del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, tiene un largo historial de fanatismo contra Israel. Para más detalles provenientes de UN Watch, haga clic aquí, donde encontrará una carta abierta que firmaron el profesor Irwin Cotler y otros en la cual indican que Zeigler:

• abusó de su posición anterior como “relator especial de la ONU sobre el derecho al alimento” en la que ignoró virtualmente “las poblaciones más hambrientas del mundo, y más bien concentró su atención en su proyecto político personal".

• apoyó a violadores seriales de derechos humanos, tales como el coronel Mengistu, dictador etíope; Mugabe, el dictador zimbabwense; Fidel Castro, el dictador cubano, y también a la organización terrorista Hezbolá.

• se involucró con la propaganda libia, que incluye la fundación conjunta del "Premio de Derechos Humanos Moammar Kadafi".

• apoyó al negador del Holocausto Roger Garaudy, llamándolo "uno de los pensadores de vanguardia de nuestra época".

La carta también indica que “En 2005, tanto el secretario general de la ONU, Kofi Annan, y el alto comisionado Louise Arbour denunciaron públicamente al Sr. Ziegler por comparar los soldados israelíes con guardias de los campos de concentración. Ziegler es el único experto de la ONU que ha sido amonestado de esta forma. Setenta congresistas de EE. UU. escribieron a la ONU y citaron al Sr. Ziegler por antisemitismo, en tanto que el gobierno canadiense presentó una protesta oficial”.

Racistas, antisemitas y aborrecedores de Israel se organizan para atacar a Israel en Durban II

Al igual que Durban I, Durban II promete estar carente de cualquier labor constructiva contra el racismo. El plan principal es ampliar la labor de Durban I: la demonización y delegitimización de Israel. Anne Bayefsky escribió acerca de Durban I:

"La Conferencia Mundial contra el Racismo se convirtió en un foro para el racismo. Los derechos humanos no se utilizaron como un facilitador para la comunicación, sino como un arma de intereses políticos contrarios a la protección de los derechos humanos. Un grupo extenso de estados intentaron minimizar o excluir las referencias al Holocausto, redefinir o ignorar el antisemitismo y aislar al estado de Israel de la comunidad global, tildándolo de practicante racista de apartheid y crímenes contra la humanidad. Los vestigios de victimización judía debían eliminarse sistemáticamente al borrar las referencias al antisemitismo y el Holocausto, que se sustituyeron por las víctimas palestinas que viven bajo una opresión racista, semejante al nazismo.

La literatura de odio que se distribuyó durante la conferencia de las ONG incluyó caricaturas de judíos de narices ganchudas, con sangre palestina en sus manos y rodeados por dinero, e israelíes que vestían emblemas nazis. En la Conferencia Gubernamental, los participantes de las ONG distribuían diariamente literatura que decía "apartheid nazi-israelí", en tanto que en los comités de redacción estados tales como Siria e Irán objetaban la inclusión del antisemitismo o el Holocausto, debido a que el antisemitismo era un concepto "complicado", "curioso" y "raro", y la referencia al Holocausto constituía un desequilibrio o "favoritismo".

Mientras tanto, según el reporte de un delegado publicado por Los Angeles Times, fuera de la sala de conferencias, tanto él como otros representantes de grupos judíos fueron sujetos de insultos e intimidación física. En un momento determinado, miles de manifestantes musulmanes sudafricanos marcharon con pancartas que proclamaban: “Hitler debería haber finalizado la tarea”.

Por lo tanto, el éxito en el campo de batalla político se lograría al utilizar el lenguaje de los derechos humanos para demonizar y posteriormente desarticular al oponente. De esta forma, la Conferencia de Durban permitió un antisemitismo desenfrenado, con una plataforma global, bajo los auspicios de la ONU, en una conferencia que supuestamente estaba en contra del racismo y la xenofobia. Esta Conferencia reveló también el antisemitismo malévolo subyacente en la campaña para deslegitimar al estado de Israel."

Para información adicional sobre Durban II, ir a http://www.camera.org/www.eyeontheun.org.

EYEontheUN produjo cinco videos cortos a partir de la cobertura en vivo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (el comité organizador de Durban II) sobre lo que el Consejo planifica lograr en la conferencia Durban II.

Haga clic aquí para ver videos de YouTube sobre:

• una conferencia importante, para Irán
• el mensaje racista “contra el racismo"
• una conferencia para redefinir el antisemitismo
• una conferencia para aducir “islamofobia”
• una conferencia para limitar la libertad de expresión

Grupo musulmán vota a favor de vigilar (es decir, limitar) la libertad de palabra

Finalmente, la reciente aprobación de una resolución impulsada por la Organización de la Conferencia Islámica (OIC por sus siglas en inglés), invierte eficazmente los principios de la libertad de palabra de la ONU. Los miembros occidentales y sus aliados votaron contra la medida y perdieron.

Tal como reporta Ynetnews de Israel: “El embajador de Pakistán, Masood Khan, que habló en representación de las 57 naciones que componen la Organización de la Conferencia Islámica, negó que la resolución limitaría la libertad de palabra. “Dijo: ‘Esta sólo pretende que la libertad de expresión sea responsable'”. EyeOntheUN ha publicado un video escalofriante sobre las naciones pro occidentales que manifestaron su posición, que posteriormente fueron forzadas a replegarse con respecto a este asunto vital.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009