ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Chávez visita a Ahmadinejad en Irán
El eje entre Irán y Venezuela
9 de Setiembre de 2009

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
Por Robert M. Morgenthau
 
Robert M. Morgenthau es fiscal del distrito de Manhattan, New York, USA. El artículo es del Wall Street Journal, del 9 de setiembre de 2009, adaptado de una charla del autor en el Brookings Institution en Washington, D.C. del 8/9/09. Traducido del inglés por ReVista de Medio Oriente.

Las relaciones diplomáticas entre Irán y Venezuela se remontan a 50 años y hasta hace poco se limitaban a poco más que el intercambio rutinario de diplomáticos. Con la elección del presidente Mahmoud Ahmadinejad en 2005 en Irán, las relaciones cambiaron dramáticamente.

Hoy el Sr. Ahmadinejad y el presidente venezolano Hugo Chávez han creado una íntima asociación financiera, política y militar anclada en una compartida animosidad contra Estados Unidos. Ha llegado el momento de desarrollar políticas para asegurar que esta asociación no producirá frutos envenenados.

Señales de esta creciente asociación comenzaron a emerger en 2006, cuando Venezuela se unió a Cuba y Siria como las únicas naciones que votaron contra la resolución de la Agencia de Energía Atómica de la ONU de reportar a Irán al Consejo de Seguridad por sus inclumplimientos de las sanciones de la ONU y restringir su programa nuclear.

Un año después, durante la visita del Sr. Chávez a Tehrán, las dos naciones declararon un “eje de unión” contra EEUU y Ecuador. En junio de este año, mientras manifestantes llenaban las calles de Tehrán luego de acusaciones substanciales de fraude en la reelección del Sr. Ahmadinejad, el Sr. Chávez le ofreció apoyo públicamente. Mientras el régimen sofocaba la disidencia política, encarcelando, torturando y matando a los manifestantes, Venezuela se alineó con la línea dura en Irán.

Mientras tanto, las inversiones iraníes en Venezuela han seguido creciendo. Los dos países han firmado varios Memoranda de Entendimiento sobre desarrollo tecnológico, cooperación en bancos y finanzas, y la exploración y el refinado de petróleo y gas. En abril del 2008, los dos países también firmaron un Memorandum de Entendimiento prometiendo completo apoyo militar y cooperación. La Prensa Unida Internacional (UPI), reportó en agosto que consejeros militares iraníes se hallan insertados con tropas venezolanas.

Según un reporte publicado por el Carnegie Endowment for International Peace en diciembre del año pasado, se estima que Venezuela tiene 50,000 toneladas de uranio no extraído. El reporte de Carnegie especula que Venezuela podría estar extrayendo uranio para Irán.

Los iraníes también han abierto el International Development Bank en Caracas con el nombre en español Banco Internacional de Desarrollo C.A., una subsidiaria independiente del Export Development Bank de Irán. En octubre del año pasado, el Departamento del Tesoro de EEUU a través de su Oficina de Control de Divisa Extranjera impuso sanciones económicas contra estos dos bancos iraníes por proveer o atentar proveer servicios financieros al Ministerio de Defensa de Irán y sus Fuerzas Armadas en Logística, las dos entidades militares iraníes dedicadas a avanzar las ambiciones nucleares de Irán.

Mi oficina ha sido informada de que en los últimos tres años un número de fábricas de propiedad y bajo control iraní, han emergido en localidades remotas de Venezuela- localidades ideales para la producción ilícita de armas. Evidencia sobre el tipo de actividad en estas fábricas es limitada. Pero nos debe preocupar, especialmente a la luz de un incidente que ocurrió en diciembre del 2008. Autoridades turcas detuvieron a una embarcación iraní en rumbo a Venezuela luego de descubrir equipo de laboratorio capaz de producir explosivos oculto dentro de 22 contenedores con la designación “partes de tractores”. Los contenedores también aparentemente contenían barriles marcados con carteles “Peligro”. Creo que es válido asumir que éste fue un hecho fortuito- y que más a menudo, envíos de este tipo llegan a su destino en Venezuela.

Un estudio reciente del Government Office of Accoutability (GAO) (Oficina de Responsabilidad del Gobierno) de EEUU, reportó un alto nivel de corrupción dentro del gobierno, el ejército y las agencias del orden de Venezuela que ha permitido que este país se convierta en un lugar importante de trasbordo del tráfico de cocaína de Colombia. Inteligencia obtenida por mi oficina apoya fuertemente la conclusión de que partidarios de Hezbollah en sudamérica se hallan envueltos en el narcotráfico. El estudio de la GAO también confirma alegatos de que Venezuela apoya a la FARC, el moviemiento de insurgencia terrorista de Colombia que financia sus operaciones con el narcotráfico, la extorsión y los secuestros.

En un allanamiento en los campos de entrenamiento de la FARC el pasado julio, operativos militares colombianos recobraron plataformas de lanzamiento para misiles anti-tanque de origen sueco vendidos a Venezuela en la década de los 1980. Suecia afirma que esto demuestra una violación del pacto de usuario-final por parte de Venezuela, ya que el industrialista sueco no tenía permiso de vender armas a Colombia. El ministro del interior de Venezuela, Tareck El Aissami, venezolano de origen sirio, calificó la acusación como un “show de los medios de difusión”, y “parte de una campaña contra nuestro pueblo, nuestro gobierno y nuestras instituciones.”

En los últimos años, entidades iraníes han empleado un sistema penetrante de prácticas engañadoras y fraudulentas para mover dinero alrededor del mundo sin ser detectados. Yo creo que el régimen ha hecho esto para pagar los materiales necesarios para desarrollar armas nucleares, misiles de largo alcance y bombas para el borde de las carreteras. Venezuela tiene un sistema financiero establecido que Irán, con la ayuda del gobierno del Sr. Chávez, puede explotar para evitar las sanciones económicas.

Consideremos, por ejemplo, el banco británico Lloyds TSB. En una “declaración de hechos” a mi oficina el banco admitió que desde el 2001 al 2004, en nombre de los bancos iraníes y sus clientes, el banco intencionalmente modificó la información en las tranferencias electrónicas por más de 300 millones de dólares en dinero efectivo iraní a pesar de las sanciones económicas que prohiben acceso a Irán al sistema financiero de EEUU. En enero, Lloyds entró en un acuerdo de postergación de acción judicial con mi oficina y el Ministerio de Justicia para resolver la investigación.

En abril, anunciamos la acusación de una compañía llamada Limmt, y su director, Li Fang Wei. El gobierno americano había prohibido a Limmt que hiciera transacciones con o por medio de, el sistema financiero americano por su actuación en la proliferación de armas de destrucción masiva para Irán. Pero nuestra investigación reveló que Li Fang Wei y Limmt usaron un alias y compañías falsas para engañar a los bancos con el fin de que procesen pagos relacionados con compras de materiales nucleares y otros llamados “duales” para misiles a organizaciones subsidiarios de la Organización de las Industrias de Defensa Iraníes. (Limmt, por medio de la prensa internacional, ha negado estas acusaciones). Las tácticas usadas en estos casos deben ser tenidas en cuenta por las agencias del orden, agencias de inteligencia y comandos militares alrededor del mundo en cuanto al estilo y nivel de decepción que usan los iraníes. Basados en información compilada en mi oficina, creemos que los iraníes, con la ayuda de Venezuela, están ahora ocupados en conspiraciones para evadir las sanciones.

¿Por qué Hugo Chávez está interesado en abrir su país a un país ajeno con poca historia o cultura comunes? Yo creo que es porque su régimen está empeñado en convertirse en una potencia regional, y es fanático en su manera de tratar con EEUU. La apertura diplomática del presidente Barack Obama al estrechar la mano del Sr. Chávez en abril en Trinidad y Tobago no es razón para asumir que la amenaza ha disminuído. En realidad, con las bases sentadas hace varios años, estamos entrando un período en el que los frutos de la conexión entre Irán y Venezuela están empezando a madurar.

Eso significa que dos de los regímenes más peligrosos del mundo, el auto-llamado “eje de unión”, estarán actuando unidos en nuestro propio vecindario desarrollando tecnología nuclear y misiles y en el entrenamiento de grupos terroristas que han hallado el lugar perfecto para practicar y planear sus actividades financiándolas con el narcotráfico.

Las amenazas nucleares y de misiles de largo alcance de Irán, y la creciente influencia iraní en el hemisferio occidental, no pueden ser ignoradas. My oficina y otras agencias del orden pueden ayudar a asegurar que el blanqueo de dinero, el financiamiento del terror y las violaciones de sanciones no son ignorados, y que los criminales y los bancos que ayudan a Irán serán descubiertos y juzgados. Pero las agencias del orden de EEUU no son suficientes para contrarrestar la amenaza.

El público debe ser consciente de la creciente presencia de Irán en América Latina. Es más, los Estados Unidos y la comunidad internacional deben considerar, muy seriamente, tomar medidas para monitorear y sancionar el sistema bancario de Venezuela. El fracaso en actuar abrirá una ventana que permitirá el blanqueo de dinero por parte del gobierno de Irán, de las organizaciones de narcotráfico con conexiones a elementos corruptos en el gobierno venezolano y de las organizaciones terroristas que Irán apoya abiertamente.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009