ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Carta abierta de ReVista de Medio Oriente
por Grupo ReVista
9 de Junio de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
 
Estimados señores responsables de la cadena SER,

 

 

El programa Hora 25, de Angels Barceló, emitió un programa desde Gaza en el que decidía centrarse en el dolor de los civiles, tantas veces olvidados en medio de los conflictos.

Como organismo que observa y analiza los medios respecto a Oriente Medio, su programa nos ha resultado muy preocupante, ya que al partir de testimonios politizados y partidistas, ha presentado una visión totalmente parcial y equivocada de la realidad.

En primer lugar, para ser un programa preocupado por el bienestar de los gazatíes, llama la atención que no se realizara una sola mención a quién gobierna en Gaza: el grupo Hamás, considerado terrorista por los Estados Unidos, o la Unión Europea. No sólo responsable del lanzamiento de miles de cohetes sobre el sur de Israel y del asesinato de más de 1.000 israelíes (algo de lo que ellos mismos se
vanaglorian), sino un grupo fundamentalista religioso que discrimina a las mujeres, acosa a los cristianos, asesina  oponentes políticos o mantiene los crímenes de honor. ¿Hamás no tiene ninguna responsabilidad en el sufrimiento que viven sus civiles? ¿Cómo se puede hablar de Gaza sin explicar el regimen legal, religioso, social de Hamas??

 

Claro que, según la presentadora, de no ser por Israel, Gaza sería un “paraíso”.

 

Por cierto que, respecto a la situación de las mujeres en Gaza, aún no termino de entender qué le hizo tanta gracia a la señora Barceló cuando una de las entrevistadas (Audio segunda parte del programa: 11.50 – 12.20) le explicaba que si las mujeres palestinas no quieren tener más hijos, el marido se casa con otras. ¿Esto no sería denunciable en España? ¿Lo que es malo para la mujer española es simpático y divertido para la mujer gazatí?

 

Por otra parte, el programa aporta datos completamente falsos. Por ejemplo afirma que “"no entran bienes y es muy difícil salir de Gaza", cuando la realidad es bien distinta. Tan sólo del 25 al 31 de mayo 4.377 personas y 1.270 camiones cargados de alimentos cruzaron a través del paso de Eretz.

 

Tampoco es cierto, tal y como asegura un testimonio del programa, que la frontera de Egipto esté controlada por Israel. Egipto forma parte independiente, activa y voluntaria del bloqueo, afirmar lo contrario es desconocer la región y un insulto a los egipcios. 

 

Durante el programa no se realizó una sola mención a la legalidad del bloqueo, avalado por el Informe Palmer de la ONU. Más bien lo contrario, se da a entender que es ilegal desde una perspectiva del derecho internacional. Algo totalmente falso. Y esa omisión voluntaria es la que les permite repetir el mantra constante de que Gaza está ocupada. Como los mismos responsables del programa son conscientes de ello, aseguran que es otra forma de ocupación, incluso más dañina. 

 

Todo el programa se basa en la crueldad del bloqueo, pero no se explica que Hamás tiene la llave para ponerle fin. La comunidad internacional (sí, no sólo Israel) simplemente le pide que cumpla las tres exigencias del Cuarteto para Oriente Medio: reconocer a Israel, renunciar a la violencia y aceptar los acuerdos palestino-israelíes previos. Hamás se niega. 

 

¿Acaso no había nadie para corregir cuando se asegura que los palestinos son disparados cuando se acercan a la frontera? Aunque una participante confiesa que son francotiradores profesionales y que si quisiesen les hubieran matado. ¿Barceló no sabe que tras el enfrentamiento belico en noviembre del 2012, Hamas e Israel, bajo mediación egipcia pactaron una zona fronteriza de seguridad y vetada?

 

¿Tampoco sabe que no se trata de un muro de hormigón sino de barreras con verjas y obstáculos fisicos lo que separa Israel de Gaza?

  

Por cierto que en el programa se elogió la “resistencia”. “Resistir es su manera de soñar”, afirmó la periodista. ¿Destrozar familias de civiles con hombres bomba y misiles de 80 km de alcance es su forma de soñar?

 

¿Y cómo es posible hablar de Gaza y el bloqueo sin citar el secuestro del soldado Gilad Shalit en el 2006 que durante cinco años y cuatro meses estuvo secuestrado por Hamas sin recibir una sola visita de la Cruz Roja? Pero es que las víctimas israelíes fueron un silencio elocuente en el programa. ¿Una periodista del nivel de Barceló no debería hacer una mínima mención a esas otras víctimas?


Otro dato curioso: nada más empezar el programa, la presentadora asegura que es difícil salir de Gaza a Israel para tratamiento médico y que algunos gazatíes incluso prefieren morir. Irónicamente, unas horas antes la agencia
AP informaba de que Israel permitió la entrada de la suegra del líder de Hamas en Gaza, Ismail Haniya para ser tratada por un cáncer. El mismo líder que pidió pocos días antes la destrucción de Israel. Ni una palabra de los miles de palestinos que son tratados en los hospitales israelíes.

 

Por otra parte, ¿a nadie le resulta extraño que haya palestinos viviendo como refugiados en Gaza? ¿No está Gaza gobernada por palestinos?  ¿No les plantea eso mínimas dudas a los periodistas respecto a la labor de la UNRWA?
 
Quedan además muchas cosas en el aire que no terminan de aclararse. ¿Cuál fue la “colaboración” de la UNRWA en el programa? ¿Acaso lo pagó dicha organización? ¿No habría que dejar claro eso? ¿Y por qué no se explica, Isabel Pérez una de las voces entrevistadas trabaja para Hispán TV, el medio oficial iraní?
El pais que da armas a Hamas y la Yihad y que financia a las familias de “mártires”. ¿No es relevante ese dato? 

 

La situación de Gaza es dramatica y difícil. Pero hay que entender las causas, orígenes y culpables. Obviar los hechos para enlazar unas cuatas frases bonitas no es periodismo. La ausencia total de voces israelíes que puedan matizar las acusaciones constantes, y de explicación de cómo se ha llegado a esta situación convierte a este programa en un mero ejercicio propagandístico. Algo no sólo al servicio de la UNRWA, sino también de Hamas.

 

Por supuesto, la SER tiene todo el derecho del mundo a hacer propaganda de quien le venga en gana, pero no disfrazándolo de información, y sobre todo, no transmitiendo falsedades.

 

Si en algún momento, ustedes quisieran contrastar la información, estaremos encantados de poder ofrecerles datos concretos, no propaganda. 
 
 
 
Masha Gabriel
Directora de ReVista de Medio Oriente
 
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009