ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Basado en la realidad
por Marcelo Wio
30 de Diciembre de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
A partir de un suceso de la realidad, Euronews construyó el 29 de diciembre de 2013 un microrrelato – porque de informativo tenía bien poco - que pretendía dar cuenta de ese hecho, pero de manera muy personal y libre.

El título que resumía el contenido del texto rezaba:

Intercambio de cohetes entre Israel y Líbano”.

Como si se tratara de dos púgiles que combaten bajo las mismas reglas - y con los mismos fines -; cuando en realidad, de un lado, se encuentra un grupo considerado terrorista, Hezbollah, por ser, por ejemplo, según la Fiscalía General de Argentina, el brazo ejecutor del atentado contra la AMIA, y del otro el Ejército de un país democrático; cuando ese grupo terrorista ha agredido al segundo – apuntando a su población civil – y éste ha respondido de manera defensiva; cuando el líder de ese grupo terrorista, el jeque Hassan Nasrallah, llamó a exterminar a Israel.

El título iguala acciones y fines – ese es su objetivo, al menos -, difuminándolos en un mero “intercambio”, donde no parece haber causas y, así, tampoco consecuencias; ni una mano detrás de los cohetes lanzados desde el sur del Líbano – como si el Líbano fuese una unidad militar.

Euronews explicaba en su sucinto texto que:

“Alrededor de 20 cohetes han caído en las últimas horas en el sur de Líbano.

Es la respuesta a los dos cohetes libaneses que, según fuentes militares, cayeron horas antes en territorio israelí”.

Los “alrededor de 20 cohetes caídos en el sur del Líbano” no necesitan confirmación ni fuente alguna, como sí, en cambio, la precisan los cohetes caídos en territorio israelí (como si, en realidad, esa información fuese puesta en duda). Cosas del mal quehacer periodístico y del sesgo a la hora de informar sobre cuestiones que conciernen o que involucran a Israel.

El diario El Mundo informaba el mismo día que se había tratado no de “cohetes” israelíes, sino de “disparos de artillería contra la zona libanesa desde donde antes se lanzaron cinco cohetes contra el norte de Israel”.

En tanto, El País señalaba que:

“Cinco cohetes han sido lanzados contra el norte de Israel desde posiciones en el sur del Líbano a primera hora de la mañana de este domingo. Sólo uno de ellos, un katyusha, logró impactar en suelo israelí, al oeste de la ciudad de Kyriat Shmona (23.000 habitantes), a unos cinco kilómetros de la frontera. […] El Ejército de Israel respondió con fuego de artillería, lanzado contra las posiciones desde las que, según sus datos, procedían los cohetes. Según un portavoz oficial, han sido tres los proyectiles disparados en represalia, pero los medios libaneses informaron de al menos una veintena…”.

Es decir, que según Israel fueron tres los proyectiles disparados, en tanto que la cifra de veinte es la que manejaban fuentes libanesas.

Está visto que Euronews dio por válida la versión libanesa – sin advertirle a sus lectores de dónde salía esa cifra, esa información - e ignoró por completo la versión israelí de los hechos. 

El resultado: un texto que no se parece en nada a una crónica informativa sino, más bien, a un relato breve basado en la realidad o a un comunicado de prensa de una fuente libanesa con intereses en el suceso.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009