ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
¡Ay, contexto!
por Marcelo Wio
20 de Febrero de 2013

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

“De muchas cosas no me acuerdo, a veces... Se me van, me vienen...” Paulino, en la película ¡Ay, Carmela!

 
 
El 18 de febrero de 2013 la agencia de noticias española EFE publicó una noticia, en referencia al pedido del Ministerio de Exteriores francés a Israel de que sea “sensible a la situación de los presos palestinos en huelga de hambre” donde indicaba que:

“El preso Samer Isawi lleva 198 días sin comer, mientras que Tareq Qadan y Jafar Azidine dejaron de ingerir alimentos hace casi tres meses. Todos ellos protestan contra su situación de prisión administrativa, en la que no son imputados ni informados de los cargos de que se les acusa y que es prorrogable cada seis meses indefinidamente.”

 
Al menos dos preguntas de relevancia periodística precisan ser respondidas: ¿Quién es realmente el preso Samer Isawi, la cara de la huelga de hambre? Y, ¿lleva realmente casi 200 días sin comer?
 
 
En tanto, la propia agencia, el día 19 de febrero de 2013, informaba:

“Isawi fue puesto en libertad por Israel en 2011, en el marco del acuerdo de canje por el soldado Guilad Shalit -prisionero del grupo islamista Hamás en Gaza- en el que fueron excarcelados 1.027 palestinos.

Fue detenido un año después y acusado de haber violado la limitación que pesaba sobre él de no salir de Jerusalén.”

 
¿No es preciso aclarar que Gilad Shalit fue secuestrado por el grupo terrorista Hamas?
 
Volviendo a la noticia, ¿Isawi estaba preso porque sí, por capricho? ¿Por qué estaba preso?

 
Contextualizando

 
Entonces, ¿quién es Isawi? ¿Por qué había sido arrestado en primer lugar?
 
 
Tamar Sternthal, analista de CAMERA, decía en un artículo que:

“De acuerdo al Servicio de Prisiones de Israel, Samer Issawi, deIssawiyeh, Jerusalén, fue arrestado en Abril de 2002 y sentenciado a 26 años por [entre otros cargos], intento de asesinato... y posesión de armas y material explosivo... (El Servicio de Prisiones lo inscribe como Samir Tariq Ahmad Muhammad. La multiplicidad de nombres no es infrecuente entre los palestinos. La fecha de su detención, de su nacimiento, el período de su sentencia y los términos de su libertad son consistentes con los datos facilitados por Samer Issawi en informes en los medios de comunicación).

[...]

En julio de 2012 se informó que violó los términos de su liberación al dejar Jerusalén para cruzar hacia el cercano barrio de A-Ram, por lo que volvió a ser detenido.

[...]

La agencia AP no especifica por qué fue encarcelado Issawi en primer lugar, aunque... informa:

‘La sentencia original de Issawi fue de 26 años [de prisión] por “un acto terrorista”, pero cumplió sólo seis años, [dijo la portavoz del Servicio de Prisiones Sivan] Weizman. [sic: cumplió 9 años, desde abril de 2002 hasta octubre de 2011].

Los cuatro [presos en huelga de hambre] fueron arrestados nuevamente por violar los términos de su liberación, dijo Weizman.'”

 
¿Más de 200 días en huelga de hambre?
 
 
Según describió Sternthal, AP informó que Isawi “ha estado en una huelga de hambre intermitente durante varios meses”. De acuerdo al artículo de Ian Deitch, del 15 de febrero, existen afirmaciones contradictorias respecto de la huelga de hambre de Isawi. Deitch escribió que:

“Issawi está bajo supervisión médica y come periódicamente, [portavoz de la prisión, Sivan Weizman].


La hermana de Issawi, Shirin, dijo que él ha estado en huelga de hambre durante 206 días. Y dijo que sólo ha estado bebiendo agua desde enero. Dijo que la prisión llevó a su hermano a un hospital israelí para tratarlo


El ministro palestino para los asuntos de los presos, Issa Qaraqe, dijo que Issawi comenzó su ayuno en agosto y que lo ha estado observando lo intermitentemente.”


En otras palabras, decía Sternthal, la portavoz de la prisión israelí y el ministro palestino para los asuntos de los presos coinciden en que Isawi ha estado comiendo periódicamente.

 
Doble rasero (o haz lo que yo digo, no lo que yo hago)
 
 
EFE sí aportaba información acerca de un terrorista etarra - cumpliendo sentencia - en huelga de hambre, el 24 de enero de 2007:

“De Juana [Chaos], que perteneció al comando Madrid y cumplió 18 de los más de 3.000 años de prisión que le fueron impuestos por 25 asesinatos, fue condenado el 8 de noviembre a 12 años y siete meses de prisión por un delito de amenazas terroristas en relación con dos artículos publicados en el diario Gara que fueron considerados amenazantes por la Audiencia.”

 
Y le ofrecía al lector una visión muy clara sobre el tema:

“La defensa solicita la libertad provisional para el etarra. La Asociación de Víctimas del Terrorismo, que actúa como acusación, cree que debe de seguir en prisión porque la huelga de hambre como excusa para obtener la libertad es una coacción inaceptable. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, pidió a los magistrados que valoren ‘qué ocurriría en España si todos los presos de ETA siguiesen su ejemplo e hicieran huelga de hambre'.”

 
¿Por qué en un caso se puede ofrecer el contexto y en el otro no?
 
 
El 17 de septiembre de 2012, el diario ABC, en el marco de las huelgas de hambre de presos etarras, publicaba un artículo donde se realizaba el siguiente análisis:

Utilizada en sus orígenes como un movimiento de acción no violenta, en la actualidad la huelga de hambre se ha convertido en un recurso cada vez más común que, en ocasiones, se aleja de ese carácter pacifista para convertirse en un método de desafío e incluso de chantaje, tal y como reflejan casos concretos como el del etarra De Juana Chaos.”

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009