ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Amplificando los gritos del odio
por Marcelo Wio
6 de Noviembre de 2012

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

Las agencias de noticias Reuters y Europa Press, dieron cuenta de una noticia surgida de Ankara: el “juicio” en ausencia a varios altos cargos israelíes por la intercepción del barco Mavi Marmara que intentaba romper el bloqueo marítimo a Gaza.

El artículo de ambas agencias, no escatima espacio para reflejar las consignas espetadas durante la manifestación convocada por la organización IHH, que fletó el barco:

· “Israel asesino, fuera de Palestina”.

· “¿Cuál es la diferencia? Hitler = Israel”.

· “Israel, tu fin está cerca”.

· “La venganza de nuestros mártires será amarga”.

Todas las frases aparecen resaltadas en el artículo.

Eso sí, los autores de dicha crónica no encontraron espacio para señalar datos altamente relevantes para contextualizar la noticia. Obvian, ni más ni menos, que el informe de la ONU sobre los hechos, conocido como Informe Palmer.
 
El mismo indica:

“Hemos dejado claro que consideramos que Israel tiene derecho a imponer el bloqueo naval [sobre Gaza]. De lo que se deduce que Israel tiene también el derecho de hacer cumplir la ley [el bloqueo]”.

Para que Israel mantenga el bloqueo, este tiene ser eficaz, por lo que debe hacerlo cumplir...La aplicación puede tener lugar en alta mar y podrá ser realizadas por la fuerza si el buque se resiste. En este punto del análisis no se plantean dificultades”.

“El principio fundamental de la libertad de navegación en alta mar está sujeto a unas pocas excepciones en virtud del derecho internacional. Israel enfrenta una verdadera amenaza para su seguridad por parte de grupos militantes en Gaza. El bloqueo naval se impuso como una medida legítima de seguridad con el fin de evitar que las armas de entrar en Gaza por mar y su aplicación han cumplido con los requisitos del derecho internacional”.

Y también deja muy claro un punto:

No hay derecho dentro de las normas legales [del Bloqueo] para incumplir un bloqueo como medida (o derecho) de protesta. Romper un bloqueo, es por lo tanto, un grave paso que entraña un riesgo de muerte o lesiones”.

Esto, para ambas agencias, parece irrelevante cuando se da una noticia directamente vinculada con el abordaje de un barco que intentaba romper un bloqueo que cumple "con los requisitos del derecho internacional".
 
Tampoco les llama la atención que sean “periodistas y activistas” que iban en la “flotilla” los que vayan a ofrecer testimonio en el tribunal. Válidamente podría inferirse que el veredicto ya está decidido. Pero eso es algo sin importancia: los gritos pueden más que la razón.

Por otra parte, las agencias indican que:

En un escenario erigido frente al tribunal, IHH, la agencia humanitaria islámica que fletó el 'Mavi Marmara', los manifestantes han coreado [los] eslóganes [mencionados más arriba]”.

Más allá del show del odio y las promesas de venganza escenificado por IHH, en ningún momento explican que IHH es considerada una organización terrorista por Holanda, o que Alemania ilegalizó a la filial alemana de dicha organización por “sostener sociedades vinculadas a Hamas”. Tampoco informan que según un recogió el diario Aurora, a partir de un informe del periódico turco Habertürk, una de las figuras clave en la planificación de la flotilla a Gaza estaría involucrado en la financiación de Al Qaeda.

Ya 2006 el instituto danés, Dansk Institut for Internationale Studier, publicó un informe titulado The Role of Islamic Charities in International Terrorist Recruitment and Financing. En este informe se concluyó que varias organizaciones islamistas de caridad, incluyendo a IHH, además de hacer caridad, “son pretextos para apoyar a Al Qaeda”.

El documento indica que un informe de la inteligencia francesa reveló que el presidente de IHH, Bulent Yildrim conspiró directamente, a mediados de los años 1990, para “reclutar soldados veteranos anticipándose a la llegada de la guerra santa [jihad]”.

A su vez, el informe danés sostiene que IHH también tiene estrechos vínculos con Hamás y que pertenece a la organización Ittilaf Al-Khayr, o Unión del Bien (UOG en inglés), fundada por líderes de Hamás en el año 2000 y designada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos comoorganización terrorista.

Nada de esto aparece en la información para ofrecer un contexto veraz y balancear la información. En su lugar, se reproducen minuciosamente las consignas gritadas por los manifestantes convocados por una organización que, según varios informes y varios países, está ligada a la financiación de grupos terroristas.

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009